Coyuntura Socioeconómica 2022

Los precios cayeron un 0,4% en Canarias durante el pasado mes de septiembre, pero la inflación subyacente continúa al alza

  • Durante el pasado mes de septiembre, el Índice de Precios de Consumo en las Islas descendió un 0,4%, tres décimas menos de lo que lo hizo en el conjunto del territorio nacional (-0,7%).
  • En cambio, en términos interanuales, el IPC de Canarias anotó un significativo repunte del 8,2%, frente al avance del 8,9 por ciento que se observó en el conjunto del Estado.
  • La inflación subyacente se incrementó un 0,2% mensual y un 6,2% en comparación con el dato de hace un año.

Según las estadísticas publicadas en la mañana de hoy por el INE, al cierre del pasado mes de septiembre el Índice de Precios de Consumo en el Archipiélago descendió un 0,4%, tres décimas menos de lo que lo hizo la media estatal (-0,7%).

Los precios descendían con mayor intensidad en el ámbito nacional debido, principalmente al comportamiento más favorable que mostraban el grupo de bienes y servicios relacionados con la “Vivienda” y los “Transportes”.

En este sentido, los precios en el grupo “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” en el conjunto del Estado descendían un 5,2%, mientras que en Canarias la caída de estos precios resultaba más moderada, del orden del 4,8% mensual, y ello a pesar de que la factura eléctrica lograba reducirse un 14,3% en las Islas, frente al descenso del 10,8% que registraba en el conjunto del territorio nacional.

Por su parte, los precios de “Transporte” se aminoraron un 1,4% en el conjunto del Estado, muy por encima de la caída de apenas un 0,4% que experimentaba este grupo de bienes y servicios en Canarias.

En este caso, los combustibles mostraron una caída en el ámbito nacional del 1,2%, muy superior al descenso que experimentaron en Canarias donde el precio de los carburantes se redujo un 0,6 por ciento.

En lo referente al resto de los grupos que componen el índice, los precios de las Islas también se redujeron en los grupos “Ocio y cultura” (-1,3%), “Comunicaciones” (-0,2%), “Bebidas alcohólicas y tabaco” (-0,1%) y “Sanidad” (-0,1%).

En cambio, otros grupos de la cesta de consumo continuaron al alza, como es el caso de “Vestido y calzado”, donde los precios se incrementaron un 2,0%; seguidos de “Enseñanza” que, coincidiendo con el inicio del curso escolar, experimentó un alza del 1,4%; y “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, donde los precios repuntaron superando en un 1,0% los datos del mes anterior.

Los precios también aumentaron en “Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento del hogar” (+0,3%), “Otros bienes y servicios” (+0,1%) y “Restaurantes y hoteles” (+0,1%).

Como vemos, el incremento de los precios continúa afectando a la parte más estructural de cuantos conforman la cesta de consumo, y ello explica que, pese al descenso que ha mostrado el índice general, la inflación subyacente, aquella que descuenta el efecto que ejercen los productos energéticos y los alimentos no elaborados, continuó en valores positivos y mostró un incremento del 0,2%, tanto en el ámbito de Canarias como en el del conjunto del Estado.

En términos interanuales, los precios en el Archipiélago experimentaron un avance del 8,2%, siete décimas por debajo del dato contabilizado por la media nacional (+8,9%).

Los componentes energéticos continúan condicionando la evolución de los precios en las Islas, y en este caso, la electricidad y los carburantes han registrado incrementos interanuales destacados, con tasas que alcanzan el 21,6% y el 18,7%, respectivamente.

Este comportamiento alcista impacta de manera directa sobre el precio en “Transporte” y “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles”, que registraron sendos crecimientos interanuales del 11,9% en el primer caso, y del 9,9% en el segundo.

Pero la intensidad y la evolución alcista prolongada que han venido registrando los precios energéticos también han tenido una repercusión relevante sobre otros componentes del índice, como es el caso de “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, que constató el mayor avance interanual de entre todos los grupos al cierre del pasado mes de septiembre (+14,5%).

Debido al peso destacado de los alimentos sobre la estructura de gasto de las familias, este incremento supone 3,4 puntos de inflación sobre el índice general.

El resto de los grupos también acusan los efectos de la inflación de costes, y en el caso de “Restaurantes y hoteles” han experimentado un incremento de los precios del 7,4% en el último año, además de “Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento del hogar”, que se han encarecido en un 7,3%; así como otros grupos relevantes como “Otros bienes y servicios” (+4,6%), “Ocio y cultura” (+3,5%), “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+2,9%), “Enseñanza” (+2,2%), y “Sanidad” (+1,0%).

En esta ocasión, sólo “Vestido y calzado” y “Comunicaciones” saldaban el mes de septiembre con precios inferiores a los registrados hace un año, con variaciones negativas cifradas en un 3,8% en el primer caso, y en un 2,5% en el segundo.

En este contexto, la inflación subyacente, se mantiene al alza, y experimenta un avance interanual del 6,2% en Canarias, al igual que en el conjunto del territorio nacional, lo que viene a poner de manifiesto el evidente traslado de la inflación hacia los componentes más estructurales del IPC, donde, si bien el índice general ha mostrado ciertos niveles de desaceleración en el pasado mes, gracias, en mayor medida, a la ralentización evidenciada por la factura eléctrica y los carburantes, la inflación subyacente sigue manteniéndose en niveles elevados.

En este sentido, resulta imperativo insistir en la necesidad de implementar medidas de contención de los precios en el corto plazo en los grupos que integran la parte más estructural de la cesta de consumo, aquellos con los que contamos con un mayor margen de acción, además de compensar los sobrecostes a los que se enfrenta el tejido productivo del Archipiélago.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing