Coyuntura Socioeconómica 2022

La inflación en Canarias mantiene durante noviembre su tendencia ascendente impulsada por los precios de la energía y los carburantes, en un escenario de estancamiento del consumo que aconseja apostar por la moderación salarial para evitar espirales inflacionistas

  • El IPC en Canarias ascendió en noviembre un 0,4% mensual, una décima más que a escala nacional (+0,3%).
  • En términos interanuales, los precios en el Archipiélago registraron un crecimiento del 4,6%, mientras que en el conjunto del Estado se elevaron un 5,5%, condicionados por la fuerte escalada que mantienen los precios de la energía (+44,6%) y los carburantes (+28,4%).
  • Pese a la trayectoria creciente de los precios de los últimos meses, la inflación subyacente en las Islas permanece en cotas muy moderadas, constatando un crecimiento durante noviembre del 0,5% mensual y del 1,6% interanual, evidenciando una vez más el marcado estancamiento del consumo en nuestra región.

Según los datos publicados en la mañana de hoy por el INE, el IPC en Canarias registró un aumento mensual del 0,4% en el transcurso del pasado mes de noviembre, mientras que en el concierto nacional anotó un avance del 0,3 por ciento.

Este comportamiento creciente de los precios de consumo en el Archipiélago, se debió, principalmente, al alza del 3,6% que contabilizó el grupo “Vestido y calzado”, influenciado por el inicio de la campaña navideña; y, en menor medida, al avance que constató el grupo “Transporte” (+1,3%), en comparación con el pasado mes de octubre.

Por su parte, el resto de los grupos computaron tasas de variación positivas más moderadas durante el penúltimo mes del presente ejercicio, como es el caso del grupo “Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar” (+0,9%) y del grupo “Alimentos y bebidas no alcohólicas” (+0,6%).

En el lado opuesto, cabe destacar los descensos mensuales observados por los grupos “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” (-2,1%), en coherencia con la caída con respecto al pasado mes de octubre del subgrupo “Electricidad y otros combustibles” (-5,5%), y de “Ocio y cultura”, cuya contracción mensual se cifró en el 0,2 por ciento.

En comparación con los datos de hace doce meses, el IPC volvió a constatar un notorio repunte del 4,6% en Canarias, casi un punto inferior al registrado en el conjunto del Estado (+5,5%).

La evolución alcista de los precios observada tanto en el Archipiélago, como a escala nacional responde, nuevamente, al significativo encarecimiento interanual que vienen mostrando los precios de la energía y los carburantes durante los últimos meses.

Esto se evidencia con claridad en el comportamiento ascendente de grupos como “Vivienda, agua, electricidad y transporte”, que apuntó un crecimiento interanual del 14,1% en las Islas, impulsado por el notable incremento de los precios de la electricidad (+44,6%), en relación con las cifras de noviembre de 2020.

Asimismo, la evolución del grupo “Transporte” también habría apuntado un notable incremento interanual del 11,6%, al cierre del mes de noviembre, como resultado del encarecimiento que han apreciado los carburantes en el Archipiélago (+28,4%), en comparación a idéntico mes de hace un año.

También elevaron los precios en las Islas, aunque de forma mucho más moderada, los grupos “Alimentos y bebidas no alcohólicas” (+2,6%), “Restaurantes y hoteles” (+2,5%), “Otros bienes y servicios” (+1,9%), “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+1,7%) y “Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar” (+1,2%); mientras que, por el contrario, el grupo “Comunicaciones” contrajo su IPC interanual un 0,4 por ciento.

A pesar del incremento interanual de los precios, la inflación subyacente, aquella que descuenta el efecto de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, continúa mostrando valores muy moderados, con avances del 0,5% en el Archipiélago y del 0,6% en el concierto nacional, respecto al pasado mes de octubre.

Estos resultados vuelven a evidenciar que la escalada de los precios de los últimos meses no responde a una reactivación del consumo, sino al efecto coyuntural de elementos externos con carácter transitorio y que se espera se vaya disipando en los próximos meses.

A la vista de estos datos, se debe abogar, una vez más, por la moderación salarial, a fin de evitar indeseables espirales precio-salarios de segunda ronda y que a buen seguro supondrían un elevado factor de riesgo para la recuperación al lastrar la competitividad de nuestros bienes y servicios en el exterior, especialmente en un momento tan delicado como el actual en el que muchas de nuestras empresa todavía no han logrado recuperar los niveles de actividad previos al inicio de la crisis sanitaria.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing