Coyuntura Socioeconómica 2022

La inflación crece en Canarias un 2,3% mensual y un 8,4% interanual debido a la escalada de los precios energéticos y de los alimentos

  • El IPC observó en marzo un repunte mensual del 2,3% en las Islas, siete décimas menos que en el conjunto del territorio nacional (+3,0%).
  • En términos interanuales, la inflación computó un fuerte incremento del 8,4% en Canarias y del 9,8% en el conjunto del país, condicionada por los precios de la energía y la alimentación.
  • La inflación subyacente contabilizó un ascenso del 0,6% mensual; mientras que, en términos interanuales, aumentó un 3,3 por ciento.

Los datos publicados por el INE en la mañana de hoy indican que los precios se incrementaron en Canarias un 2,3% mensual al cierre del pasado mes de marzo, siete décimas menos que en el ámbito estatal (+3,0%).

Los grupos más inflacionistas en las Islas fueron “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles”, con un alza mensual del 8,1%, y “Transporte”, con un aumento del 5,5%, en un contexto en el que los precios de la electricidad crecieron un 24,2% y los carburantes y combustibles ascendieron un 11,2%, en relación con el mes de febrero.

En cuanto al resto de grupos que conforman el IPC, estos describieron crecimientos algo más moderados, destacando “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+1,3%) o el grupo “Alimentos y bebidas no alcohólicas” (+1,1%). En sentido opuesto, solo “Ocio y cultura” y “Otros bienes y servicios” experimentaron minoraciones mensuales, cifradas en un 0,4% en el primer caso, y en un 0,1% en el segundo.

Por su parte, la inflación subyacente, que descuenta el efecto de los alimentos no elaborados y los procutos energéticos, creció un 0,6% mensual en Canarias, lo que sugiere que los datos comienzan ya a recoger los efectos del alza de los precios energéticos derivada de la guerra entre Ucrania y Rusia, que empiezan a notarse incluso en términos mensuales.

En términos interanuales, los precios evidenciaron un notable incremento del 8,4% en las Islas, que se sitúa 1,4 puntos por debajo de la media nacional, donde el índice confirmó el alza del 9,8% que indicaba la estimación de avance.

En el Archipiélago, los precios de la energía siguen marcando la evolución de la inflación, con un avance del 28,5% anotado por el grupo “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles”, y del 16,0% en el caso de “Transporte”, fruto del aumento de los precios de la electricidad (+94,5%) y de los carburantes (+35,9%).

De igual forma, resulta preciso destacar el encarecimiento evidenciado por el grupo “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, cifrado en un 7,7% interanual, y que tiene un impacto significativo en el resultado del índice general.

Otros grupos también describieron un comportamiento alcista, sobre todo “Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar” (+4,0%), “Restaurantes y hoteles” (+3,9%) o “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+3,4%).

Por el contrario, resulta importante destacar la caída del 5,8% anotada por el grupo “Vestido y calzado”, a diferencia de lo ocurrido en el concierto nacional, donde se anotó una elevación del 3,0%, lo que podría ser indicativo de la pérdida de ventas del sector comercial en el Archipiélago.

En lo que se refiere a la inflación subyacente, se observó un aumento interanual del 3,3%, lo que refleja, no solo el efecto que vienen ejerciendo los elementos externos sobre los precios en las Islas desde el pasado año, como es el caso de la energía, sino que la parte estructural del IPC continúa incorporando efectos de segunda vuelta a la inflación.

Por ello, resulta esencial incidir en la importancia de no tomar decisiones que puedan empeorar esta situación en el medio y largo plazo, y, en cambio, acometer medidas que sirvan para contener la inflación a corto plazo en los grupos que integran la cesta de consumo, o para compensar los sobrecostes a los que se está enfrentando el tejido productivo de Canarias.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing