Coyuntura Socioecon�mica 2019

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Septiembre de 2019

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe septiembre 2019

Los últimos indicadores disponibles reflejan que la actividad económica mundial sigue condicionada por la fragilidad en el crecimiento, especialmente en el ámbito de la Eurozona y buena parte de las economías emergentes.

En este sentido, persisten importantes factores de riesgo que menoscaban el crecimiento, entre los que destaca la falta de acuerdo en el “Brexit”; el comportamiento errático de los mercados financieros por el deterioro de la confianza; las tensiones al alza en el precio del petróleo, ante la posibilidad de que se reduzca su oferta debido a los conflictos geopolíticos en Oriente Medio; y las disputas comerciales entre Estados Unidos y China; a las que se han sumado más recientemente el anuncio de nuevos aranceles por parte de EEUU a la UE, que afectarían, entre otros, a diversos productos españoles.

Ante los riesgos inherentes al empeoramiento del sentimiento económico global y las bajas presiones inflacionistas, los principales Bancos Centrales del mundo adoptaron durante septiembre un carácter más expansivo de su política monetaria, anunciando nuevas medidas de estímulo con las que esperan dotar de un mayor dinamismo a la actividad económica.

No obstante lo anterior, la amplia mayoría de los analistas y los organismos internacionales han moderado sus previsiones de crecimiento a escala global para los próximos años. Este es el caso del FMI, en cuyo último informe de octubre, ha vuelto a rebajar en 2 décimas el crecimiento esperado para 2019, hasta situarlo en el 3,0%, y en 1 décima el de 2020, hasta el 3,4 por ciento. Justifican esta revisión a la baja, sobre todo, en la incidencia negativa que sufrirá la economía mundial como consecuencia de la escalada proteccionista entre Estados Unidos y China, cuyo efecto acumulado desde sus inicios en enero de 2018, lo han cuantificado en unos 700.000 millones de dólares, aproximadamente el 0,8% del PIB mundial.

En otro ámbito, la información económica más reciente en EEUU apunta a que la gradual senda de desaceleración que atraviesa su economía tendrá continuidad durante el tercer trimestre de 2019, concentrada, en buena parte, en un menor dinamismo de la inversión y el peor comportamiento del comercio exterior y el sector manufacturero. Ello a pesar del buen pulso que mantiene el consumo privado y el mercado laboral, habiéndose creado durante septiembre 136.000 nuevos puestos de trabajo.

Por lo que se refiere a China, su PIB se desaceleró ligeramente en el segundo trimestre del año, pasando del 6,4% interanual del primer trimestre al 6,2% del segundo, siendo previsible que la guerra comercial y tecnológica que mantiene con Estados Unidos, limite en mayor medida el crecimiento de su economía durante los próximos meses.

En lo relativo a la Eurozona, tras la fuerte desaceleración económica acaecida dentro del área durante el segundo trimestre de 2019, debido, sobre todo, a la contracción de la economía alemana, los últimos indicadores adelantados apuntan a que esta tendencia se verá acentuada en los próximos meses, como consecuencia del empeoramiento del comercio global y de la industria, junto con una mayor contención de la inversión, la paulatina desaceleración del empleo, y una expansión más modesta del consumo privado.

Con respecto al Reino Unido, se ha confirmado que su PIB se contrajo un 0,2% intertrimestral entre los meses de abril y junio de este año, en un escenario marcado por las tensiones políticas internas y la constante incertidumbre asociada al Brexit, sin que termine de disiparse la posibilidad de que la hipotética salida del país de la UE se produzca sin acuerdo.

En el caso de España, el INE ha revisado a la baja el crecimiento del PIB de los tres últimos años, situando ahora el de 2018 en el 2,4%, frente al 2,6% inicialmente estimado. Del mismo modo, se ha rebajado el crecimiento intertrimestral del primer y el segundo trimestre de 2019, en 2 y 1 décima, respectivamente, cifrándolos en el 0,5% y el 0,4 por ciento.

La corrección de estos datos a la baja evidencia un menor ritmo de crecimiento de nuestra economía, en un contexto en el que el deterioro del entorno exterior parece haber incidido más de lo esperado sobre la demanda nacional, especialmente en el consumo privado y la inversión, si bien todavía a un ritmo menor que en el resto de los países del Eurogrupo, y en el que factores como la actual parálisis política y la ausencia de reformas pudieran estar afectando a las expectativas de consumidores y de empresas.

Por otro lado, dicha revisión ha llevado al Ejecutivo a actualizar su plan presupuestario para 2020, rebajando en una décima el crecimiento previsto para 2019 y para 2020, hasta el 2,1% y el 1,8%, respectivamente. Pese a ello, mantienen inalterada la senda de consolidación fiscal y su compromiso de reducción del déficit en el 2,0% para este año y el 1,7% para el próximo.

En cuanto al mercado laboral de nuestro país, las estadísticas de afiliación a último día del mes, correspondientes al mes de septiembre, han vuelto a denotar el enfriamiento de la economía y la moderación en la creación de empleo, recogiendo un retroceso del 0,2% mensual, 31.125 efectivos menos que en el mes de agosto. En términos interanuales, por su parte, la afiliación resultó un 1,4% superior que en septiembre de 2018, lo que supone 267.620 empleos adicionales.

Mientras, el paro registrado se elevó en el mes de septiembre un 0,41% mensual (13.907 desempleados más que en agosto); si bien, con respecto al mismo mes de 2018, la cifra de parados se contrajo un 3,83%, esto es, 122.798 demandantes menos, alcanzando el número de inscritos en las listas de desempleo los 3.079.711 personas.

Por lo que respecta a Canarias, la afiliación a la Seguridad Social a lo largo del mes de septiembre registró un repunte mensual del 0,7%, que implica la incorporación de 5.369 nuevos efectivos a nuestro mercado laboral durante el último mes.

Los principales responsables de este aumento fueron la ramas de la “Educación” y de los “Transportes”, que, en un contexto marcado por el inicio del curso escolar, incrementaron sus datos de afiliación en 7.884 y 1.371 trabajadores, respectivamente, así como, en menor medida, las “Actividades profesionales y científicas”, cuyo número de afiliados se elevó en septiembre en 344 personas.

Tras estas, se situó la construcción, que sumó 89 nuevas inscripciones; mientras que, por el contrario, la industria y la agricultura observaron sendos descensos de 695 y de 170 trabajadores, en cada caso.

En comparación con los datos de hace un año, el número de afiliados en las Islas mantiene aún el tono positivo, con un repunte del 1,0%, 7.955 nuevas altas, registradas en su mayoría en actividades asociadas a los servicios, donde se anotaron 7.113 nuevos afiliados, especialmente en las “Actividades sanitarias” y la “Educación”, donde se anotaron aumentos interanuales de 3.962 y 2.563 empleos, respectivamente.

Mientras, el paro registrado en las Islas se redujo durante el mes de septiembre un 0,31%, 644 desempleados menos que en el mes anterior, y en un 0,44% en comparación con el dato de hace un año, 901 efectivos menos que los inscritos en septiembre de 2018. Estos resultados sitúan la cifra total de desempleados al cierre de septiembre en los 204.529 efectivos.

No obstante, pese al dato favorable de empleo, las estadísticas de turistas extranjeros entrados a Canarias, cuyo último dato disponible se corresponde con agosto, se mantuvieron en terreno negativo, con una caída mensual del 1,2%, 12.626 visitantes menos que durante el mes anterior.

Del mismo modo, en el periodo comprendido entre los meses de enero y agosto de 2019, se habría acumulado un descenso del 4,0%, que se traduce en un retroceso en el número de visitas de 369.780 viajeros en comparación con el mismo periodo de 2018, con lo que, en lo que va de año, la llegada total de turistas procedentes de extranjero a Canarias se sitúa en los 8,8 millones de visitantes.

Atendiendo a las nacionalidades de origen, se observa que el mercado alemán sigue resultando el principal responsable de esta menor presencia de turistas, habiendo reducido su volumen de entradas un 12,5%, 261.093 turistas menos que en los ocho primeros meses de 2018; y en el conjunto de los países nórdicos, cuya afluencia de viajeros acumula una minoración del 7,8%, lo que supone 76.916 visitantes menos.

Cabe esperar que esta trayectoria bajista tenga continuidad durante los próximos meses, debido a la aparición de nuevos focos de incertidumbre sobre el sector, y que afectan, entre otros aspectos, a la conectividad aérea de nuestro territorio.

No en vano, según datos del Gobierno de Canarias, el número de plazas programadas para la temporada de invierno en las Islas podría verse reducida con respecto al año anterior en 897.877 plazas, especialmente en el mercado británico, cuya capacidad aérea regular se vería aminorada en 321.679 plazas tras los últimos acontecimientos acaecidos en el mes de septiembre, que equivale a un descenso del 13,7%, en comparación con la temporada de invierno del año anterior; además del turismo alemán y el procedente de países nórdicos donde se prevé una minoración de 283.499 y 109.072 plazas, respectivamente.

En cambio, la matriculación de vehículos durante el pasado mes de septiembre, ha anotado un aumento mensual del 1,7%, en consonancia con el repunte de las matriculaciones de vehículos destinados al alquiler, que se han elevado un 39,3%, y los de uso empresarial, que lo hicieron un 5,1%, aunque las matriculaciones de vehículos de uso doméstico disminuyeron un 11,5%, con respecto al mes anterior.

En materia de precios, el IPC registró en las Islas un moderado incremento mensual del 0,3%, mientras que en el ámbito estatal se registró una tasa de variación nula.

Dicho aumento obedeció, principalmente, al repunte experimentado por “Vestido y Calzado” (+7,5%), debido al fin de las rebajas y el inicio de la nueva temporada; como contraste a la destacada caída anotada por “Ocio y Cultura” (-2,3%), consecuencia del descenso durante el pasado mes de los “Paquetes turísticos” (-13,9%), por la coyuntura que afronta el sector.

Con respecto a hace un año, los precios permanecieron constantes, siendo a destacar el comportamiento de “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” (-4,6%) y de “Transportes” (-0,3%), afectado por los precios de los “Carburantes y combustibles”, que se redujeron un 3,6 por ciento.

Por su parte, la inflación subyacente en las Islas observó un ascenso del 0,3% mensual y del 0,9% interanual.

En lo que va de ejercicio, la inflación se mantiene en terreno negativo, acumulando hasta septiembre un descenso del 0,7% en Canarias y del 0,3% en el conjunto del país, debido en gran medida al menor pulso mostrado por la actividad y, en particular, por el consumo.

En un escenario de mayores incertidumbres económicas y políticas, tanto en el ámbito externo, como en el interno, el debilitamiento de las inversiones y del consumo, el deterioro de la confianza o la paulatina moderación en el ritmo de creación de empleo, nos advierten de la necesidad de no demorar por más tiempo importantes reformas estructurales todavía pendientes.

En el caso concreto de Canarias, la coyuntura económica actual aconseja apostar por políticas dirigidas a dotar de una mayor robustez a nuestro mercado interno y al fomento de la inversión, con el objetivo de alcanzar una mejora de la posición competitiva de nuestro tejido productivo. Por el contrario, medidas como incrementar la ya elevada presión fiscal que soportan las familias y las empresas, podría generar importantes desequilibrios a nuestra economía y menoscabar el crecimiento a medio y largo plazo.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing