Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Noviembre de 2018

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe noviembre 2018

La economía mundial encara la recta final del ejercicio con buenas perspectivas, sin perder de vista algunos factores que podrían ralentizar el crecimiento, tales como el avance en la retirada de los estímulos excepcionalmente expansivos en la política monetaria de las economías avanzadas, la volatilidad de los mercados financieros o las tensiones comerciales globales.

Este último riesgo se ha visto rebajado con el inicio de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, lo que podría relajar la escalada proteccionista de los últimos meses.

Precisamente, esta mejora en las relaciones comerciales ha elevado los índices de confianza y actividad de cara al cuarto trimestre, en una economía estadounidense que ya venía emitiendo señales de solidez durante todo el ejercicio, tal y como indica el buen comportamiento del mercado laboral.

En lo que se refiere a Japón, los resultados del PIB del tercer trimestre del ejercicio muestran una caída trimestral del 0,3%, aunque todos los analistas apuntan a que las cifras de crecimiento volverán a ser positivas en el último periodo del año.

En cuanto a las economías emergentes, atendiendo al caso particular de China, se observa que el proceso de desacelaración del crecimiento continúa avanzando de forma gradual, con un aumento del PIB del 6,5% interanual en el tercer trimestre de 2018 (dos décimas menos que el periodo anterior), en una economía que continúa bajo los efectos de un alto nivel de endeudamiento.

Por otra parte, la Eurozona sigue describiendo un crecimiento desacelerado, dado que el PIB se elevó en el tercer trimestre un 1,7% interanual (seis décimas menos que en el trimestre previo). Dentro de esta evolución, la demanda interna continúa tirando del crecimiento económico, debido al comportamiento favorable que viene mostrando la inversión, al tiempo que el mercado de trabajo sigue ofreciendo signos de robustez.

En este contexto, el Banco Central Europeo revisó a la baja sus proyecciones para el área, situándolas en el 1,9% para 2018 y en el 1,7% para 2019, una décima menos, en ambos casos, que las estimadas anteriormente.

En materia monetaria, desde el BCE se confirmó que el programa de compra neta de activos finalizará al término del mes de diciembre, aunque los tipos de interés permanecerán sin variación, al menos hasta el verano de 2019.

En el Reino Unido, la incertidumbre generada por la situación actual del “Brexit” no termina de disiparse, debido a tensiones internas que están demorando la ratificación del acuerdo de salida con la UE por el Parlamento británico.

Si ponemos la atención en la economía española, el Banco de España, en su reciente informe de proyecciones, indica que el crecimiento económico seguirá una trayectoria moderada, debido a la progresiva desaparición del carácter acomodaticio de la política monetaria de los últimos ejercicios, así como a la mayor proporción de la renta que se estima que los hogares dedicarán al ahorro, en un escenario marcado por la incertidumbre política y económica.

Así, el BDE revisa a la baja la previsión para el año en curso y la coloca en el 2,5% (una décima menos que en la anterior revisión), manteniendo en el 2,2% la de 2019.

Estudiando ahora la evolución del mercado laboral de nuestro país, se aprecia que, al término del mes de noviembre, la afiliación a la Seguridad Social se incrementó un 0,4% mensual, 79.250 altas adicionales.

En este mismo sentido, en comparación con los datos de hace un año, la cifra de afiliados anotó un aumento interanual del 2,8%, con lo que se contabilizaron 507.149 nuevos efectivos.

Por su parte, el paro registrado observó en noviembre un descenso mensual del 0,1%, 1.836 desempleados menos que en el mes precedente, a la vez que se aminoró un 6,4% con respecto a noviembre de 2017, hasta cifrar el número de demandantes de empleo en nuestro país en un total de 3.252.867 personas.

Trasladando el análisis al ámbito de Canarias, los datos más recientes de empleo ponen de relieve que el número de afiliados a la Seguridad Social en noviembre apreció un crecimiento mensual del 0,5%, 3.631 afiliados más, la mayor parte en el conjunto de los servicios, especialmente en la actividad comercial (2.127 afiliaciones más), la “Educación” (671 altas adicionales), además de la “Hostelería” (669 nuevos efectivos).

También resulta relevante destacar el aumento de la afiliación en la industria, que suma 163 inscritos adicionales en relación con el mes inmediatamente precedente.

Por el contrario, la agricultura registró un descenso mensual de 58 trabajadores, al tiempo que el sector de la construcción vio reducido el número de afiliados en 16 efectivos.

Por su parte, la comparativa interanual muestra un repunte de la afiliación del 3,2%, 25.142 nuevas afiliaciones, principalmente en los servicios (20.384 nuevas altas).

En términos de paro registrado, si bien se apreció un ascenso mensual del 0,9%, 1.874 parados más con respecto al mes anterior, en comparación con el resultado de hace doce meses, el paro disminuyó un 4,4%, 9.723 demandantes menos que en el mismo mes de 2017. Con estos resultados, la cifra total de desempleados alcanza, al cierre del mes de noviembre, los 209.975 efectivos.

En lo relativo a la actividad turística, la entrada de turistas desde el extranjero volvió a contraerse en el mes de noviembre, con un retroceso mensual del 4,5%, 56.470 visitantes menos. En términos interanuales, la evolución también se sitúa en terreno negativo, anotando un descenso del 3,5%, lo que supone 43.812 turistas menos que en noviembre de 2017, en un contexto influido por la recuperación de otros destinos competidores.

A un mes de cerrar el año, el balance de turistas procedentes del extranjero entrados en Canarias entre los meses de enero y noviembre se cifra en 12,7 millones se pasajeros, 431.093 turistas menos (-3,3%) que en idéntico periodo de 2017.

Por lo que se refiere al gasto turístico, los últimos datos disponibles, correspondientes al pasado mes de octubre, muestran un descenso interanual del 0,4%, mientras que, en términos acumulados, se observa un incremento del 1,9% en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior, lo que se traduce en un total de 13.994,9 millones de euros en lo que va de año.

Analizando el comportamiento de otros indicadores de actividad y demanda, se aprecia que el índice de comercio al por menor anotó durante el mes de octubre una elevación del 5,8% mensual, al tiempo que, en términos acumulados, observó un incremento del 0,6% en los diez primeros meses del año.

En lo que se refiere al tráfico portuario en los puertos adscritos a la Autoridad Portuaria de Las Palmas, se observó un crecimiento mensual del 8,5%, lo que obedece, especialmente, al aumento de la descarga de mercancías, cifrado en un 14,0 por ciento.

En términos acumulados, el tráfico total anotó una minoración del 0,8% entre los meses de enero y octubre.

En lo concerniente a la matriculación de vehículos, se apreció un avance del 4,7% mensual en noviembre, destacando dentro de esta evolución la matriculación de vehículos destinados al alquiler y para particulares, con aumentos mensuales del 8,7% y del 5,4%, respectivamente, mientras que, los de uso empresarial observaron una reducción del 2,9% con respecto al mes anterior.

En lo que va de año, la matriculación de vehículos hasta el mes de noviembre anotó un repunte acumulado del 7,0 por ciento.

En materia de inflación, el IPC experimentó un incremento del 0,2% mensual en Canarias, frente a la caída del 0,1% que se observó en el conjunto del país.

Este comportamiento divergente se debe, en gran medida, a la evolución del grupo “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, que anotó una variación nula en Canarias, mientras que en el ámbito del Estado descendió un 0,5 por ciento. Además, los precios de “Transporte” cayeron de forma más intensa en el total nacional, con un descenso del 1,4% mensual, frente a la minoración del 0,6% en el Archipiélago.

El grupo más inflacionista en las Islas fue “Vestido y Calzado”, con un incremento de los precios del 3,7% mensual.

En comparación con idéntico mes del año precedente, el índice general de precios observó en Canarias un crecimiento del 1,6%, lo que obedece, sobre todo, al incremento del 4,5% en “Transporte”, condicionado por el grupo especial de “Carburantes y combustibles”, que se elevó un 13,7% interanual. En este mismo sentido, los precios de “Bebidas alcohólicas y tabaco” se elevaron un 5,7% en el último año, debido a la incidencia del subgrupo “Tabaco”, que apreció una elevación interanual del 6,6 por ciento.

La inflación subyacente, que descuenta el efecto sobre los precios de los componentes más volátiles como los productos energéticos o los alimentos no elaborados, experimentó un alza del 0,6% interanual, manteniendo, así, la trayectoria estable de los últimos meses.

A la luz de estos datos, aunque los indicadores de demanda y empleo en Canarias mantienen el tono positivo de los últimos meses, continúa siendo necesario aplicar medidas que impulsen la inversión productiva, para así garantizar avances en la productividad y mejorar la competitividad de la economía en su conjunto.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing