Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Mayo de 2018

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe mayo 2018

El crecimiento de la economía internacional continúa mostrando la solidez de los últimos meses, en un contexto en el que los principales indicadores de actividad mantienen el tono positivo, tanto en las economías avanzadas como en las emergentes.

Así lo avalan las últimas previsiones de crecimiento que acaba de publicar la OCDE, que pronostican un avance de la economía mundial del 3,8% para 2018, y del 3,9% para 2019, aunque debemos estar pendientes de la posible reorientación hacia políticas más proteccionistas que amenazan las relaciones comerciales mundiales.

En Estados Unidos, los resultados más recientes de la actividad y la demanda, especialmente el consumo privado, indican que el crecimiento se intensificará en los próximos meses. Esto se refleja en la evolución del mercado laboral estadounidense, en el que durante el pasado mes de mayo se crearon 223.000 nuevos empleos.

En este escenario económico favorable, la OCDE ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento para Estados Unidos hasta el 2,9% para 2018 (cuatro décimas más) y el 2,8% para 2019 (siete décimas adicionales).

En materia monetaria, la Reserva Federal ha dado un paso más en el proceso de normalización monetaria con la aprobación de una nueva subida de los tipos de interés, situándolos en la horquilla del 1,75-2,00 por ciento.

Por lo que se refiere a la economía de China, prevalece la tónica favorable de la actividad económica, destacando los resultados de la producción industrial y manufacturera, de los servicios y del sector exterior, a pesar de la incertidumbre derivada de las tensiones comerciales con Estados Unidos.

En este caso, la OCDE sitúa su proyección de crecimiento del PIB de China para 2018 en el 6,7%, una décima por encima de su anterior estimación, aunque estas previsiones están condicionadas por el elevado endeudamiento del país, fundamentalmente, en el sector corporativo.

En cuanto a la Eurozona, según los datos correspondientes al primer trimestre del año, el ritmo de crecimiento se ha moderado hasta alcanzar un incremento del 2,5% interanual, si bien el carácter acomodaticio de la política monetaria, en conjunto con la buena marcha del consumo privado y el dinamismo del mercado laboral apuntan a que el crecimiento recobrará fuerza en los próximos meses.

A la luz de estos resultados, la OCDE mantiene su previsión de crecimiento del área en el 2,2% para el conjunto del año, elevando en dos décimas, hasta el 2,1%, la de 2019.

Entrando a analizar la progresión de la economía española, los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral de España, correspondientes al primer trimestre del año en curso, ponen de relieve que el PIB anota un ascenso trimestral del 0,7 por ciento. En términos interanuales, el PIB crece un 3,0%, lo que se fundamenta, en gran medida, en la fortaleza del consumo (+2,6%) y en el buen comportamiento de las exportaciones de bienes y servicios (+3,2%).

Del lado de la inversión, la formación bruta de capital fijo se incrementa durante el primer trimestre de 2018 un 3,5% interanual, destacando la inversión en construcción, que repunta un 4,7% con respecto al mismo periodo del pasado año. La inversión en bienes de equipo también aprecia un avance interanual cifrado en un 2,2 por ciento.

Esta evolución de la economía nacional se ha trasladado al mercado laboral, donde se aprecia que el número de afiliados a la Seguridad Social apunta un aumento mensual del 0,9%, que equivale a 173.240 afiliaciones adicionales. En términos interanuales, la afiliación experimenta un aumento del 3,1%, contabilizando un total de 571.044 nuevas altas con respecto al mes de mayo de 2017.

Si consideramos los datos de paro registrado, se observa un descenso mensual del 2,51% (83.738 desempleados menos que en el mes de abril), al tiempo que, en comparación con el resultado de mayo del ejercicio precedente, el número de parados se aminora un 6,04%, lo que supone 208.998 demandantes menos, hasta alcanzar la cantidad total de 3.252.130 personas en situación de desempleo al término del mes de mayo.

Atendiendo a la evolución de la economía canaria, las cifras de la Contabilidad Trimestral que acaba de publicar el ISTAC confirman la buena marcha de la actividad en las Islas, al anotarse en el transcurso del primer trimestre del año un crecimiento del 0,5% con respecto al trimestre anterior. En comparación con el mismo periodo de 2017, el PIB se incrementa un 2,5%, destacando por su relevancia la progresión observada por los servicios, que apreciaron un ascenso interanual del 1,9%, en un contexto en el que el resto de sectores también elevan el valor de su producción, especialmente dentro del ámbito de la construcción, donde se estima un notable avance interanual del 4,6 por ciento. Asimismo, la agricultura registra un crecimiento del 4,3% y el sector industrial un aumento del 2,6% interanual.

En este escenario, los resultados más recientes del mercado laboral del Archipiélago, correspondientes al mes de mayo, indican que la afiliación a la Seguridad Social anota un repunte mensual del 0,3%, lo que implica 2.014 afiliados más. En términos interanuales, la afiliación crece un 4,4%, lo que equivale a 32.924 nuevas afiliaciones, de las que 24.930 se localizan en el conjunto de los servicios, sobre todo en la “Hostelería” (5.011 altas adicionales), en la rama de “Actividades Sanitarias y de Servicios Sociales” (3.600 nuevos efectivos) y en las actividades comerciales (3.567 afiliaciones más).

Tras el conjunto de los servicios se sitúa el sector de la construcción, con 6.302 afiliados más que en el mismo mes del pasado ejercicio, además de la industria y el sector agrario, que también aumentan el número de afiliados en 1.409 y 283 trabajadores, respectivamente.

En lo que respecta al paro registrado, se aprecia un descenso mensual del 0,34%, lo que supone, en términos absolutos, una reducción de 730 parados en relación con el mes anterior. En términos interanuales, la cifra de paro también disminuye, aunque de manera más intensa, al anotar un descenso del 4,64%, 10.338 demandantes menos que en el mismo mes de 2017. Con estos resultados, la cifra total de desempleados se situó al cierre del mes de mayo los 212.411 efectivos.

En lo referente a la evolución interanual del paro registrado por sectores de actividad, se observa que el número de demandantes cae, sobre todo, en los servicios, donde se contabilizan 6.512 parados menos, lo que supone, en términos relativos, un retroceso del 3,91 por ciento. A estos les siguen la construcción, donde el número de desempleados desciende en 3.270 personas, un decrecimiento del 13,61% interanual, y el sector industrial, que apunta una disminución en su cifra de paro de 749 efectivos. Por el contrario, la agricultura observa un ascenso de 113 demandantes (+2,20%), en términos interanuales.

En relación con los indicadores de actividad y demanda, se mantiene la trayectoria de meses anteriores, aunque la entrada de viajeros procedentes del extranjero se reduce, en un escenario condicionado por la recuperación de otros mercados turísticos competidores.

En este sentido, el número de turistas llegados desde extranjero durante el mes de mayo se aminora en Canarias un 2,5%, 24.497 visitantes menos que en el mismo mes de 2017. En términos acumulados, se contabiliza una cifra total de 5,9 millones de turistas foráneos entre los meses de enero y mayo, un 1,7% menos (102.931 viajeros) que en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Este efecto comienza ya a reflejarse en los datos de alojamientos turísticos del Archipiélago, sobre los que se dispone de datos únicamente hasta el mes de abril. Así, los viajeros alojados en los establecimientos reglados de las Islas experimentan un descenso interanual del 11,7%, lo que implica 143.184 turistas menos, acumulando entre enero y abril una caída del 0,8%, 36.726 vistantes menos que en idéntico periodo de 2017.

Por el contrario, la evolución del personal empleado en los alojamientos turísticos de las Islas aumenta un 0,7% interanual, lo que se traduce en 406 trabajadores más, alcanzando la cantidad de 57.380 empleos al término del mes de abril.

El gasto turístico se sitúa en el mes de abril en terreno negativo, con una minoración interanual del 4,0%, contabilizando un montante de 1.293,8 millones de euros, aunque, en lo que va de ejercicio, acumula un total de 5.773,7 millones de euros, un 1,8% más que en el mismo periodo del año anterior.

En cuanto a los indicadores de la demanda interna estos siguen arrojando valores positivos, sustentados en la evolución favorable del consumo.

A lo largo del mes de abril, el índice de comercio al por menor aprecia una elevación interanual del 0,9%, al tiempo que el tráfico total en los puertos adscritos a la Autoridad Portuaria de Las Palmas acumula un avance del 5,2% tras los cuatro primeros meses del año, lo que se debe, especialmente, a la evolución de las mercancías en tránsito, que anotan un crecimiento acumulado del 11,0 por ciento.

En lo que concierne a la matriculación de vehículos, en el periodo comprendido entre los meses de enero y mayo se observa un aumento acumulado del 10,9%, en comparación con el mismo periodo del pasado 2017, destacando los vehículos de uso empresarial, cuyas ventas ascienden un 21,6%, además de la matriculación de vehículos particulares, que anotan un repunte acumulado del 11,9 por ciento.

En materia de precios, el IPC observa un ascenso del 0,7% mensual durante el mes de mayo, dos décimas menos que el registrado en el conjunto del Estado (+0,9%). Esta evolución es fruto, principalmente, del incremento que han experimentado los precios en el grupo “Vestido y calzado” (+2,1%), dada la llegada de la temporada de verano, y el grupo “Transporte” (+2,1%), que acusa el impacto del encarecimiento de los combustibles, en un contexto donde la cotización del crudo se mantiene al alza hasta superar los 77 dólares/barril al cierre del pasado mes de mayo.

En términos interanuales, el índice general de precios aumenta en el Archipiélago un 1,7% durante el mes de referencia, cuatro décimas menos que en el conjunto del país (+2,1%). Este comportamiento responde, en buena parte, al repunte de los precios de grupos como “Transporte” (+3,0%) o “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+4,4%).

La inflación subyacente, que descuenta el efecto sobre los precios de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, vuelve a mostrar señales de estabilidad, situándose en el 0,9% interanual, dos décimas menos que en el ámbito nacional (+1,1%).

Cabe esperar que el crecimiento de la economía canaria mantenga la tendencia positiva de los últimos meses, al abrigo de la evolución favorable del mercado laboral y de la solidez de la demanda interna. No obstante, para reforzar el crecimiento a medio y largo plazo será importante continuar insistiendo en la mejoría de la posición competitiva del tejido productivo de las Islas.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing