Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Marzo de 2017

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe marzo 2017

En lo que va de año, la economía mundial ha experimentado una aceleración, como avala la última actualización de la previsión de crecimiento del Fondo Monetario Internacional, situándose en un 3,5% para 2017, lo que mejora en una décima la que se estableció durante el pasado mes de enero.

Entre los factores que alientan esta progresión destaca el mantenimiento de una política monetaria acomodaticia en la mayoría de países avanzados, la recuperación de carácter gradual de los precios internacionales del petróleo, o la reanimación del comercio internacional.

En Estados Unidos, el mercado laboral continúa ofreciendo muestras de fortaleza, creándose 98.000 nuevos puestos de trabajo durante el pasado mes de marzo, mientras que la solidez del consumo privado, el buen comportamiento del sector inmobiliario y la mejoría de la inversión empresarial impulsan el crecimiento de la economía norteamericana.

En esta tesitura, el FMI mantiene sus previsiones de crecimiento para Estados Unidos en un 2,3% y en un 2,5%, para 2017 y 2018, respectivamente.

No obstante, no se deben perder de vista las dosis de incertidumbre que permanecen en la economía estadounidense, en lo referente al signo de la política económica y fiscal del nuevo Ejecutivo.

Por otro lado, China se mantiene en un contexto que sigue condicionado por el cambio de estructura productiva -más orientada al consumo interno y los servicios-, y por los riesgos asociados al alto grado de endeudamiento y al elevado nivel de intervencionismo público.

El Gobierno del país asiático estableció el objetivo de crecimiento para el presente ejercicio en un 6,5%, tras cerrar el pasado 2016 con un aumento del PIB del 6,7%, por lo que se prevé que la economía china mantendrá la trayectoria de ralentización gradual que viene describiendo en los últimos años.

En el contexto de la eurozona, la incertidumbre política procedente de los próximos comicios electorales en Francia no ha sido óbice para que la buena marcha exhibida por el mercado laboral haya potenciado la expansión del consumo privado, impulsando el crecimiento del área.

En esta misma línea, el FMI prevé un incremento del PIB del conjunto de la zona del euro del 1,7% para 2017, mientras que sitúa en un 1,6% la previsión de crecimiento para el próximo ejercicio.

En cuanto al Reino Unido, el pasado 29 de marzo se llevó a cabo la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que ha dado comienzo al proceso de salida del país de la UE, al tiempo que la primera ministra británica ha anunciado el adelantamiento de las próximas elecciones generales al mes de junio de este año.

Por el momento, la menor incertidumbre generada alrededor del “Brexit” ha llevado al FMI, al igual que hicieron anteriormente otros organismos, a revisar al alza sus previsiones para la economía británica, estableciéndolas en un 2,0% para 2017 (cinco décimas más), y en un 1,5% para 2018 (una décima más).

En lo que se refiere a la evolución de la economía española, aunque el déficit sigue siendo excesivamente elevado, se ha logrado cerrar el pasado 2016 con un déficit público del 4,54%, dentro del objetivo revisado por la Unión Europea, que lo situaba en el 4,6% el PIB.

En el transcurso de los primeros meses del ejercicio, según datos del Banco de España, el PIB habría avanzado durante el primer trimestre un 0,8% intertrimestral (una décima más que el trimestre anterior), gracias, sobre todo, a la contribución de la demanda nacional y al crecimiento de la demanda exterior neta.

En este sentido, el consumo privado y la inversión en bienes de capital están siendo fundamentales para la buena marcha de la actividad económica.

Estos buenos resultados económicos se siguen traduciendo en creación de empleo, como atestiguan los últimos resultados del mercado laboral, en los que se mantiene el signo descrito durante el último mes, ya que el número de afiliaciones a la Seguridad Social se incrementó en marzo en un 0,70% mensual, lo que implica 123.926 afiliados adicionales, mientras que el paro registrado retrocedió un 1,29%, lo que supone 48.559 desempleados menos que en el mes precedente.

En términos interanuales, se apuntó en marzo un incremento en el número de afiliados a la Seguridad Social del 3,41%, lo que supone 588.861 nuevas altas con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el paro registrado se redujo un 9,58% en comparación con el mes de marzo de 2016, lo que sitúa el número de efectivos en situación desempleo en 3.702.317 personas.

En este escenario, el Gobierno mantiene en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado su previsión de crecimiento para el año en curso en el 2,5%, siendo este un avance más equilibrado con una mayor contribución del sector exterior. Se trata, sin embargo, de una estimación aparentemente conservadora, ya que el FMI elevó su previsión para 2017 al 2,6%, y el Banco de España lo hizo hasta el 2,8 por ciento.

En lo que respecta a la economía de Canarias, los resultados más recientes del mercado laboral, correspondientes al pasado mes de marzo, muestran que la afiliación a la Seguridad Social anotó una ligera caída mensual del 0,05% (388 afiliados menos), mientras que el paro registrado creció a una tasa del 0,38% mensual (879 desempleados adicionales).

Sin embargo, en términos interanuales se mantiene el crecimiento de la ocupación, ya que el número de afiliados se elevó un 5,04% con respecto al mismo mes del año precedente, lo que se traduce en 35.913 afiliaciones adicionales, de las que 30.605 proceden del sector servicios.

Por su parte, el paro registrado anotó una caída interanual del 4,99% que equivale a 12.109 demandantes menos que en marzo de 2016, alcanzando al término del mes de referencia la cantidad de 230.779 personas en situación de desempleo.

Entrando a analizar el comportamiento de los distintos sectores de actividad, se aprecia que en todos ellos se aminoró la cifra de paro en términos interanuales, aunque lo hizo de forma más destacada en el conjunto de los servicios, en el que la caída fue de 8.287 desempleados, lo que implica un descenso relativo del 4,61% si lo comparamos con el dato de marzo de 2016. A este le sigue el sector de la construcción, con 3.843 demandantes menos (-12,60%); la industria, con 1.124 efectivos menos en paro (-10,78%); y el sector agrario, con una disminución de 1.142 personas en desempleo (-18,22%) con respecto al mismo mes del año anterior. Sin embargo, el colectivo “Sin actividad económica” registró un repunte de 2.287 demandantes adicionales (+14,38%), en un escenario de mejoría de las expectativas laborales.

A pesar del resultado puntual observado en marzo, con carácter general, la evolución del mercado laboral ha venido suscribiendo la tendencia de recuperación de la economía canaria, sustentada en el dinamismo de la demanda y de la actividad económica de Canarias, sobre todo, en los buenos resultados del sector turístico.

En este sentido, durante el pasado mes de marzo, se ha mantenido la progresión del sector, dado que el número de turistas foráneos entrados a las Islas anotó un incremento del 6,1% interanual, lo que supone superar el dato del mes de marzo de 2016 en 75.051 extranjeros adicionales.

En sintonía con estos resultados, las encuestas sobre alojamientos turísticos en Canarias elaboradas por el INE, correspondientes al pasado mes de febrero, muestran que el número de viajeros alojados en los establecimientos reglados del Archipiélago se incrementó un 1,2% interanual, lo que se traduce en un total de 12.066 visitantes adicionales, mientras que el gasto turístico continúa en la senda ascendente de meses anteriores, al apuntar un ascenso interanual del 11,0%, lo que equivale a 1.400,64 millones de euros adicionales, acumulando durante los dos primeros meses del año un total de 2.816,20 millones de euros, un 11,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

En este contexto, algunos indicadores de la demanda interna observan un descenso tras un largo tránsito de continuo crecimiento, como se aprecia en el resultado del índice de comercio al por menor correspondiente al mes de febrero, que se redujo por primera vez desde mediados de 2013, en un 1,2% interanual.

Mientras, la matriculación de vehículos mantuvo la tendencia de meses anteriores, observando un crecimiento interanual en febrero del 21,6 por ciento. Dentro de esta evolución, sobresale el resultado observado por los vehículos para uso empresarial, que anotaron un avance interanual del 38,0%, además del registrado por las ventas de los vehículos de uso particular, que se elevaron un 22,9% interanual. Mientras que, por el contrario, los vehículos destinados a alquiler apreciaron una disminución del 8,1% interanual.

En materia de precios, el Índice de Precios de Consumo experimentó al término del mes de marzo un aumento mensual del 0,3% en Canarias, frente a la variación nula que anotó en el conjunto nacional. Este resultado obedece, principalmente, al efecto de la finalización de la temporada de rebajas.

En términos interanuales, los precios ascendieron un 2,1%, un repunte algo menos intenso que el registrado en el ámbito del Estado, donde se cifró en un 2,3% en comparación con el mes de marzo del pasado ejercicio, en un escenario que continúa bajo los efectos de la evolución de la cotización internacional del crudo, que alcanzó durante el mes de referencia los 51,3 dólares por barril, lo que se traduce en un incremento del 35,0% con respecto al mes de marzo del pasado 2016.

Esta progresión ha afectado, sobre todo, a los precios del grupo “Transporte”, que observa un avance del 7,2% interanual, y de “Vivienda”, con un ascenso del 3,1% interanual, condicionado de forma importante por el repunte de los precios del subgrupo “Electricidad, gas y otros combustibles”, en el que se apreció un incremento del 9,7% interanual.

Por su parte, la inflación subyacente, que descuenta el efecto sobre los precios de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, permanece relativamente estable, al registrarse una tasa del 0,7% interanual.

En síntesis, se mantiene la buena evolución de la economía canaria, resultando previsible que en el transcurso de los próximos meses pueda proseguirse por esta senda, gracias, fundamentalmente, a la solidez del sector turístico.

En este contexto, merece una valoración positiva el esfuerzo inversor comprometido por las administraciones públicas, que deberá incidir, no solo en la actividad y el empleo, sino en la mejora de la posición competitiva del Archipiélago.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing