Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Marzo de 2016

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe marzo 2016

Durante el mes de abril, hemos conocido las últimas estimaciones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional, en las que este organismo ha revisado, nuevamente a la baja, las previsiones de crecimiento de la economía mundial para este año.

Según las nuevas previsiones, durante 2016 la economía mundial crecerá un 3,2%, dos décimas de punto porcentual por debajo del crecimiento que había adelantado el pasado mes de enero, y cuatro décimas menos de lo que había previsto en el mes de octubre del pasado año.

No obstante, este dato de crecimiento mejoraría en una décima el registrado en 2015, cifrado en un 3,1 por ciento, y según el informe, podría continuar mejorando durante 2017 con un crecimiento del 3,5 por ciento, aunque el escenario descrito por el FMI no está exento de incertidumbre debido a la existencia de riesgos que pueden condicionar las previsiones.

El FMI advierte tanto de riesgos económicos como no económicos, y apunta, entre los primeros, a la evolución en el corto plazo de la economía china y su impacto sobre el comercio mundial. También advierte, de que las condiciones en los mercados financieros de las economías emergentes se han vuelto más restrictivas, y de la aparición de nuevos episodios de turbulencias financieras en los mercados de capital como los vividos en meses atrás, que podrían retrasar la recuperación de la confianza y acentuar la desaceleración de la economía mundial.

Por lo que se refiere a la evolución de las economías emergentes, el patrón de crecimiento dibujado por el FMI muestra un comportamiento desigual según países, aunque en todos ellos prevalece un tono poco optimista dada la debilidad que podrían acusar los exportadores de petróleo, los efectos negativos sobre el comercio internacional que podría seguir generando la desaceleración de la economía china, y el escenario poco favorable que se atisba para los países exportadores de materias primas, especialmente de América Latina por la caída de los precios internacionales.

Según los pronósticos del FMI, potencias destacadas como Brasil o Rusia continuarán en recesión durante 2016, si bien en el caso de Rusia la caída será de menor intensidad que la registrada durante 2015.

Por su parte, China e India continuarán moderando el ritmo de crecimiento en los próximos años y las previsiones apuntan avances relativos del orden del 6,5% y del 7,5% durante este ejercicio.

El informe publicado por el FMI llama también la atención sobre otros focos de incertidumbre que se ciernen sobre las economías avanzadas.

En este sentido, al FMI le preocupa el impacto que pudieran tener sobre algunos países aspectos como los resultados del referéndum programado en el Reino Unido para el mes de junio en relación con su pertenencia a la Unión Europea, los conflictos geopolíticos y la gestión de la entrada de refugiados procedentes del Oriente Medio en la zona euro, y el impacto que podría sobre la evolución económica de los próximos años los procesos de inestabilidad política en los países más desarrollados.

En este contexto, las previsiones realizadas para Estados Unidos apuntan a que la economía norteamericana podría mantener el ritmo de crecimiento del pasado año y volvería a crecer un 2,4% durante 2016, apoyándose en la mejora que observa el mercado de la vivienda y en las buenas perspectivas sobre el empleo, aunque, en el otro lado de la balanza, la atonía de la demanda exterior y la apreciación del dólar podrían impedir un crecimiento más holgado.

Por su parte, en la zona del euro, el FMI ha previsto un crecimiento del 1,5% durante 2016, una décima menos que el registrado en 2015.

Según apunta el estudio, el abaratamiento de los costes de la energía y el contexto más propicio que genera la política monetaria expansiva que viene promoviendo el Banco Central Europeo permitirán al conjunto de la eurozona salvar los efectos derivados de la debilidad que mostrarán las exportaciones durante el presente año, y mantener así el ritmo de avance del ejercicio anterior.

De manera más detallada, países como Alemania y Francia lograrán mantener el ritmo de crecimiento registrado en 2015, cifrado en un 1,5% en el caso de la economía germana, y en un 1,1% en la economía francesa, mientras que otros como Italia remontarán incluso dos décimas, y tras cerrar 2015 con un avance del 0,8%, podría crecer un 1,0% durante 2016.

En este contexto, y a juicio del FMI, la economía española podría cerrar el presente ejercicio con un avance medio del 2,6% en el conjunto del año, lo que implica una décima menos de lo que había adelantado esta propia institución en el mes de enero cuando anunció un crecimiento del 2,7% para España durante este año.

El Gobierno también ha anunciado recientemente una revisión a la baja en las previsiones de crecimiento que maneja para nuestro país.

A mediados de 2015, el Ejecutivo confiaba en que la economía española podría crecer un 3,0% durante 2016 y un 2,9% en 2017. En esta ocasión, y con motivo de la remisión a la Comisión Europea de la Actualización del Programa de Estabilidad, el Gobierno anunció una revisión del panel de previsiones que resultan más ajustadas a las previsiones que acaba de publicar el FMI. En esta ocasión, el Ejecutivo estima que el PIB en España crecerá un 2,7% durante el presente año, y un 2,4% en 2017.

Pese a la rebaja de las previsiones, y aunque cierto que podría crecer menos de lo que lo hizo en 2015, la economía española mantendrá el dinamismo de recuperación y crecerá nuevamente a un ritmo más intenso de lo que lo hará la economía de la zona euro, superando en más de un punto porcentual el avance previsto por el grupo de potencias que conforman la unión monetaria.

La desaceleración refuerza la necesidad de seguir aplicando políticas de inversión y de continuar con la senda de reformas estructurales que viene acometiendo nuestro país, en aras a reforzar la recuperación y mantener el tono expansivo de nuestro crecimiento, en un contexto que se apoya en la estabilidad de los mercados de financiación de la deuda pública y en una política monetaria propicia.

En nuestro país, los datos del mercado laboral continúan siendo positivos y mostrando un crecimiento del número de afiliados a la Seguridad Social que, durante el pasado mes de marzo, se cifró en un 0,7% con respecto al mes anterior.

Este avance supone incrementar en 127.306 afiliados la cifra de trabajadores en activo con respecto al pasado mes de febrero, y en el cómputo anual, la afiliación muestra un incremento del 2,6%, lo que supone 437.538 altas más en comparación con el mismo mes del año anterior.

En este contexto, la evolución de la afiliación a la Seguridad Social en Canarias también arroja resultados favorables, y se constata un aumento en el número de afiliados durante el mes de marzo de 2016, con respecto al mes anterior, de 2.558 personas, lo que equivale a un avance relativo del 0,4 por ciento.

También aumenta la cifra de trabajadores afiliados durante el último año, anotándose un incremento de la afiliación con respecto al mes de marzo de 2015 del 3,9%, nuevamente superior a la observada en el conjunto nacional, traduciéndose en 25.766 trabajadores más que hace un año.

En este contexto, el desempleo en las Islas continúa descendiendo, y el número de parados inscritos en las oficinas de los servicios públicos de empleo a finales de marzo se sitúa en los 242.488 efectivos.

Esto implica que la cifra de paro se ha reducido en un 0,3% (744 parados menos) durante el último mes, con lo que se mantiene la senda de descensos interanuales que se viene registrando de manera ininterrumpida desde mediados de 2013, anotando, en esta ocasión, una disminución del 5,4%, que supone un total de 13.963 desempleados menos que los registrados en marzo de 2015.

Por sectores, la caída del desempleo en Canarias durante los últimos doce meses se concentra en torno a los servicios, con 8.358 desempleados menos, un 4,4% menos; seguido de la construcción, con 5.036 parados menos que hace un año (-14,2%); por la industria, con 1.022 desempleados menos (-8,9%); e, incluso, del sector agrícola, que contabiliza un descenso en el número de parados de 122 personas, un 1,9% menos que en el ejercicio precedente.

Tan sólo el colectivo de parados sin empleo anterior cuantifica un incremento interanual del desempleo, concretamente de 575 parados, un 3,8% más que en el mismo mes del ejercicio anterior.

Los datos de creación de empleo se alinean con el dinamismo que también continúan mostrando los indicadores de actividad de las Islas, especialmente, los relacionados con la actividad turística y la demanda interna.

En este sentido, dentro del ámbito de la actividad turística, las cifras de turistas extranjeros entrados por los aeropuertos internacionales de Canarias registraron un aumento interanual del 10,9% durante el pasado mes de marzo, acumulándose durante el primer trimestre del año, una cifra total de 3.481.628 visitantes foráneos, con lo que se supera en un 10,3% el dato del mismo trimestre del año anterior.

Otros indicadores de actividad y demanda también mantienen, en términos generales, la tendencia positiva, como es el caso de la matriculación de vehículos, que vuelve a experimentar un crecimiento en Canarias durante el primer trimestre de 2016, en este caso del  21,04 por ciento. Destaca en esta trayectoria el fuerte avance observado por el canal de ventas de vehículos para uso empresarial, indicador relevante en materia de inversión en bienes de equipo, que registran un aumento durante el periodo considerado del 30,6 por ciento. Continúan asimismo registrándose crecimientos interanuales, también notorios, en los canales de venta de vehículos de uso particular (16,8%) y de alquiler (29,2%).

Por su parte, en cuanto a la evolución del consumo interno, el Índice de Comercio al Por Menor (Instituto Nacional de Estadística), según los últimos datos disponibles referidos al mes de febrero de 2016, vuelve a poner de relieve un crecimiento interanual de las ventas minoristas en Canarias del 9,1%, continuando así con una senda que viene registrando de manera ininterrumpida desde el mes de julio de 2013.

En materia de precios, la evolución de la inflación en Canarias continúa, como en el conjunto del territorio nacional, condicionada, por el impacto de los carburantes, que han motivado, junto al efecto estacional de la finalización de las rebajas, que los precios reaccionaran al alza durante el mes de marzo, en línea con la corrección experimentada por la cotización del barril Brent en los mercados internacionales, que escaló posiciones pasando desde los 28,77  euros por barril hasta 34,24 euros.

En comparación con el mes anterior, los precios observaron en Canarias un avance del 0,6 por ciento, destacando en esta evolución el grupo “Vestido y Calzado”, con un incremento mensual del 6,7 por ciento; y “Transporte”, con un aumento del 0,9 por ciento.

En términos interanuales, el IPC sigue registrando una variación negativa al alcanzar una minoración del 0,9% en las Islas, frente al descenso del 0,8% nacional, debido sobre todo a los precios del petróleo, que son muy inferiores a pesar de la subida de marzo, a los que se observaban hace un año (51,96 €/barril).

Si consideramos el comportamiento de la inflación subyacente, aquella que descuenta el efecto sobre los precios de los componentes más volátiles de la inflación, los productos energéticos y los alimentos no elaborados, observamos que se mantiene en el tramo positivo, al incrementarse en un 0,7% en términos interanuales, una señal que nos permite seguir confiando en la recuperación del consumo interno.

El contexto descrito hasta el momento nos permite esperar, a pesar de las dosis de incertidumbre existentes, que la economía canaria continúe avanzando en la recuperación actividad económica y del empleo.

No en vano, y según las últimas previsiones de crecimiento que ha elaborado el Servicio de Estudios del BBVA, Canarias podría consolidar su recuperación en 2016 y registrar un avance que la institución financiera ha estimado en torno al 2,9% para este año.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing