Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Marzo de 2015

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe marzo 2015

Durante el mes de abril, hemos conocido las últimas estimaciones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional, en las que se pronostica un crecimiento mundial para 2015 similar al de 2014 (3,4%), al estimar que el PIB mundial avance un 3,5% durante 2015.

No obstante, a pesar de la similitud que observa el crecimiento mundial, el FMI pone el acento en las divergencias existentes entre las principales economías, distinguiendo entre un avance más robusto que en 2014 de las economías avanzadas; y la mayor debilidad que mostrarán las economías emergentes y en desarrollo.

Todo apunta a que durante 2015 el crecimiento mundial contará, como soporte del crecimiento, con el repunte de las economías avanzadas, favorecidas por el descenso de los precios del petróleo, cuyo PIB se prevé evolucione desde 1,8% de 2014 hasta el 2,4% de 2015.

Mientras, las economías emergentes y en desarrollo mostrarán un peor comportamiento que en 2014, previéndose una desaceleración del 4,6% de 2014 al 4,3% en 2015, debido, fundamentalmente, al efecto del descenso de la cotización del petróleo sobre los países productores, a la desaceleración de la economía china y al debilitamiento de América Latina, condicionada por la evolución de Argentina y Venezuela, pero sobre todo, por la entrada en recesión de Brasil.

En cuanto a la evolución de las principales economías avanzadas, según datos del fondo monetario, Estados Unidos crecerá por encima del 3% en 2015 y 2016, gracias al respaldo de la demanda interna apoyada en la menor cotización del petróleo, a la moderación del ajuste fiscal y a los apoyos que están realizándose para que los cambios en la política monetaria tengan un carácter acomodaticio. Estas medidas compensarán los efectos de la subida progresiva de tipos de interés y la cierta desaceleración de las exportaciones motivadas por la apreciación del dólar.

En este contexto, en la zona del euro, el FMI ha realizado una revisión al alza de sus previsiones, al elevarlas respectivamente en tres y dos décimas con respecto a las de enero, hasta el 1,5% en 2015 y el 1,6% en 2016.

Tras los rasgos de fragilidad mostrados por las economías del euro durante la segunda mitad de 2014, comienzan a atisbarse ciertos signos de aceleración del crecimiento, en un contexto de políticas monetarias no convencionales, fuertemente expansivas, que han tenido como consecuencia más inmediata una significativa depreciación del euro, lo que contribuirá a mejorar la situación de las exportaciones europeas.

En cualquier caso, desde el FMI sigue poniéndose el acento en la persistencia del contexto de debilidad en las economías europeas, aún muy condicionadas por los problemas derivados de la debilidad bancaria y del alto endeudamiento público y privado, y por el lento proceso de desapalancamiento, que encuentra en el bajo crecimiento en el que se ha instalado la gran mayoría de los países de la eurozona su principal dificultad.

La excepción esta tónica de debilidad se localiza en la economía española, donde las previsiones de crecimiento del FMI se elevan en 5 décimas, hasta el 2,5% en 2015, la mayor revisión con respecto a las previsiones de enero de todas las economías avanzadas, mientras que se sitúan en el 2,0% el crecimiento esperado en 2016, en este caso dos décimas por encima de lo previsto por el FMI en enero. Con estos resultados, el Fondo calcula que, en esos dos años, la economía española pueda crear unos 600.000 puestos de trabajo.

Se mantiene, por tanto, el tono optimista que han venido adelantando todos los organismos nacionales e internacionales en torno a las perspectivas para nuestro país, que ha logrado cimentar su crecimiento, tras las reformas introducidas, en el empuje de una demanda interna animada por la rebaja fiscal, el incremento de la confianza de los agentes privados, el crecimiento del turismo, el cambio de tendencia del empleo y el descenso de los precios del petróleo, en un contexto en el que cabe esperar, además, que las exportaciones puedan acelerar su crecimiento apoyadas en la depreciación del euro.

Los últimos datos del mes de marzo, relativos al mercado laboral, han confirmado esta tendencia positiva, mostrando un crecimiento del número medio de afiliados a la Seguridad Social del 0,96% en el conjunto del país con respecto al mes anterior, un total de 160.579 afiliados más. Con este resultado, la cifra de afiliados crece en doce meses un 3,29%, estos son, 536.513 altas más que en el mismo mes del año anterior.

En este contexto, la evolución de la afiliación a la Seguridad Social de Canarias ha resultado también favorable, y se constata un aumento en el número medio de afiliados durante el mes de marzo de 2015, con respecto al mes anterior, de 3.422 personas, lo que equivale a un avance relativo del 0,50 por ciento.

Esta evolución se resume, en términos interanuales relativos, en un incremento de la afiliación de intensidad superior a la del resto del país, del 3,87%, estos son 25.766 afiliados más que en el mismo mes del ejercicio precedente.

El aumento en la afiliación ha llevado aparejada una nueva caída del desempleo en las Islas, que sitúa el número de parados inscritos a finales de marzo en los 256.851 tras el descenso mensual del 0,71% (1.836 parados menos), sustanciándose así, un retroceso del desempleo en un año del 7,44%, 20.647 desempleados menos que en marzo de 2014.

Por sectores, la caída del desempleo en Canarias durante los últimos doce meses se concentra en torno a los servicios, con 11.011 desempleados menos, un 5,53% menos; seguido de la construcción, con 6.576 parados menos que hace un año (-15,61%); por la industria, con 1.279 desempleados menos (-10,05%); e, incluso, del colectivo sin empleo anterior, que contabiliza un descenso en el número de parados de 2.005 personas, un 11,57% menos que en el ejercicio precedente.

Tan sólo el sector agrícola cuantifica un incremento interanual del desempleo, concretamente de 224 parados, un 3,63% más que en el mismo mes del ejercicio anterior.

En cuanto a la evolución de los principales indicadores de actividad de las Islas, las cifras de turistas extranjeros entrados por los aeropuertos internacionales de Canarias registraron durante el primer trimestre del año un acumulado de 3.156.574 visitantes, un 0,9% más que durante el mismo trimestre del año anterior. No obstante, si se analiza exclusivamente el dato de marzo, se observa una descenso en el número de pasajeros llegados a las Islas, que caen un 1,7% con respecto al mismo mes del 2014, 19.376 visitantes menos.

En relación con este último dato, debe considerase el contexto en el que se desenvuelve el sector, condicionado por el bajo crecimiento europeo, el descenso del turístico nórdico y la reapertura de algunos mercados competidores con Canarias, por lo que resulta probable una rebaja de las expectativas del sector turístico de las islas a medida que transcurra 2015, que en todo caso se desenvolverá dentro de niveles significativos de actividad, lo que le permitirán seguir manteniendo una posición de liderazgo en el crecimiento de Canarias.

En cuanto a otros indicadores de actividad y demanda, estos mantienen, en términos generales, la tendencia positiva dibujada desde, prácticamente, la segunda mitad de 2013.

Dentro de este ámbito, la matriculación de vehículos observa un crecimiento en Canarias durante el primer trimestre de 2015 del 25,6%, destacando en esta trayectoria el fuerte crecimiento observado por el canal de ventas de vehículos para uso empresarial, indicador relevante en materia de inversión en bienes de equipo, que registran un avance en el periodo considerado del 30,7 por ciento. Continúan asimismo registrándose crecimientos interanuales notorios, si bien de menor intensidad, en los canales de venta  de vehículos de uso particular (25,1%) y de alquiler (15,3%).

Otro indicador que contribuye a tomar el pulso a la actividad es el movimiento de mercancías en los recintos portuarios. A este respecto, los datos publicados por la Autoridad Portuaria de Las Palmas muestran un crecimiento acumulado hasta febrero del 11,7%, si bien destaca en esta evolución el resultado de las mercancías en tránsito, que se elevan durante los dos primeros meses del año en un 29,3% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, en cuanto a la evolución del consumo interno, el Índice de Comercio al Por Menor (Instituto Nacional de Estadística) de febrero de 2015, último  dato disponible, vuelve a poner de relieve un crecimiento interanual de las ventas minoristas en Canarias del 3,5%, continuando así con una senda que ya se prolonga durante 20 meses consecutivos.

En materia de precios, la evolución de la inflación en Canarias continúa, como en el conjunto del territorio nacional, condicionada, además de por el efecto estacional de la finalización de las rebajas, por el impacto de los carburantes que han motivado que durante el pasado mes de marzo los precios reaccionaron al alza en línea con la corrección experimentada por la cotización del barril Brent en los mercados internacionales.

En comparación con el mes anterior, los precios observaron en Canarias un avance del 0,6 por ciento, destacando en esta evolución el grupo “Vestido y Calzado”, con un incremento mensual del 6,5 por ciento; y “Transporte”, con un aumento del 1,8 por ciento.

En el sentido contrario, destacan los descensos observados por “Vivienda” y “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, con bajadas respectivas del 0,4% y el 0,2 por ciento, debidas, en uno y otro caso, a la caída de la factura de suministro eléctrico y los precios de los alimentos frescos.

Los datos expuestos hasta el momento confirman que la recuperación de la economía canaria sigue tomando forma. Resulta previsible que esta vaya ganando en robustez conforme transcurra el ejercicio y la consolidación de los efectos del crecimiento vaya trasladándose sobre el empleo y el consumo, en un contexto favorecido por las cada vez mejores perspectivas macroeconómicas, que han ido ganando solidez en nuestro país y en Canarias con el paso de los meses, lo que ha afianzado  la confianza empresarial de las Islas, cada vez más restaurada, como muestran los resultados de abril de 2015 del Índice de Confianza Empresarial que elabora el ISTAC, en el que se pone de manifiesto un cambio de tendencia en las expectativas empresariales, por primera vez favorables desde enero de 2013, fecha en la que se inicia la publicación de este indicador.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing