Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Junio de 2016

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe Junio 2016

Las últimas semanas han estado marcadas por la fuerte incertidumbre que han provocado los recientes acontecimientos en el Reino Unido tras los resultados de la votación a favor de la salida de la Unión Europea.

Los mercados financieros internacionales se han visto afectados tras el inesperado resultado del referéndum, en un contexto en el que la confianza inversora se venía desenvolviendo en la senda de la recuperación. Se han registrado fuertes caídas en las bolsas y en los activos de riesgo, y se ha depreciado la libra esterlina. La volatilidad y la aversión al riesgo estarán presentes hasta que se concrete el panorama político europeo.

El impacto en la economía global dependerá de la gestión política de este nuevo escenario. El cariz de la negociación de las condiciones de salida de este país de la Unión Europea influirá en el equilibro de la economía comunitaria. En este sentido, según “CaixaBank Research”, el crecimiento en el Reino Unido registrará una tendencia de desaceleración (1,1% en 2016 y 0,0% en 2017) en las próximas fechas, dentro de un contexto de incertidumbre que no comenzará a disiparse hasta que no se avance en las negociaciones con la Unión Europea y se clarifique la situación política interna. Los países de la Eurozona notarán una leve desaceleración en su crecimiento y el resto de economías internacionales apenas se verán afectadas.

Durante el segundo trimestre del año la Eurozona ha vuelto a crecer debido, en gran medida, a la fortaleza de la demanda interna, sobre todo del consumo privado, y también a la inversión, que también ha contribuido en esta tendencia. Sin embargo, según los últimos datos publicados por el Fondo Monetario Internacional, las previsiones de crecimiento para el área del euro han sido revisadas a la baja, y han pasado del 1,7% que se estimaba, tanto para 2016 como para 2017, hasta el 1,6% para 2016 y el 1,4% para 2017.

Fuera de Europa, los países emergentes tuvieron un buen comportamiento durante el mes de junio. A pesar de ello, hay que poner atención en el caso de China, donde el elevado nivel de endeudamiento (sobre todo de las empresas) puede comprometer el crecimiento de esta economía. En este sentido, desde el FMI, se insta al país asiático a actuar con celeridad para resolver favorablemente esta situación.

Con respecto a los Estados Unidos, la FED descartó una subida de los tipos de interés en junio, debido a la incertidumbre existente sobre las perspectivas de algunos indicadores económicos como la inflación o el crecimiento de la productividad, las próximas elecciones presidenciales o la situación del Reino Unido. A pesar de esto, la economía estadounidense permanece en la senda del crecimiento gracias, entre otras cosas, al comportamiento del consumo privado.

En cuanto a la economía española, las previsiones más recientes mantienen el tono optimista para el próximo ejercicio, aunque se reducen las previsiones de crecimiento para 2017. En este sentido, FUNCAS publica unas previsiones del 2,7% en 2016 y del 2,3% para 2017, mientras que “CaixaBank Research” mantiene su previsión para 2016 en el 2,8% y revisa a la baja la de 2017 hasta el 2,2 por ciento.

Si analizamos los factores de demanda, el consumo privado sigue manteniendo su fortaleza gracias a las buenas condiciones de financiación y a la capacidad de ahorro de las familias. La inversión empresarial muestra, en términos generales, un buen comportamiento, dado que, tanto el PMI de las manufacturas como el de los servicios observan en el mes de junio un resultado que mejora el de los últimos meses.

En cuanto al mercado laboral, este ha seguido manteniendo en junio la tendencia de meses anteriores y ha experimentado una reducción del paro registrado del 8,57% interanual hasta los 3.767.054 parados, lo que confirma y mejora el resultado del mes de mayo, en el que la cifra de paro se situaba ya por debajo de los 4 millones de desempleados. En términos de afiliación a la Seguridad Social, el dato de junio revela un incremento del 2,89% interanual.

Estos resultados positivos permiten mantener expectativas optimistas para la economía de nuestro país, pero no debemos perder de vista la influencia de varios frentes que podrían condicionar el crecimiento de España durante los próximos meses. Por un lado, las consecuencias que pueda generar el Brexit por la vía directa, debido a nuestras relaciones comerciales con el Reino Unido (incluido el turismo, sector en el que el país británico tiene gran presencia), o de forma indirecta, a través del efecto que pueda tener sobre el conjunto de la Unión Europea.

Por otro lado, es importante mantener la atención en la decisión que tome la Comisión Europea con respecto al procedimiento sancionador contra España al entender que no se han llevado cabo los esfuerzos necesarios para alcanzar los objetivos de déficit presupuestario, llegando incluso a aumentar en 2015 el gasto público. La resolución que adopte la Comisión podría ir desde una cuantiosa multa que tendría un gran impacto en los presupuestos del Estado, hasta una sanción simbólica o nula.

Por último, el mapa político resultante de las elecciones generales del pasado 26 de junio determinará los próximos acontecimientos. Deberá desarrollarse un proceso de negociaciones adecuado que resulte en la constitución de un Gobierno que pueda impulsar y culminar el proceso de reformas que sigue necesitando la economía.

En lo referente a la evolución económica de Canarias, los datos muestran un mantenimiento del dinamismo en el proceso de recuperación.

Los resultados más recientes del mercado de trabajo, correspondientes al mes de junio, revelan que el paro registrado anota un descenso del 4,57% interanual, lo que supone, en términos absolutos, 11.347 desempleados menos que en junio de 2015. La cantidad total de parados al cierre del mes de junio alcanza los 236.876 efectivos.

Si profundizamos entre los distintos sectores de actividad, se observa que todos los sectores, salvo el primario, ven reducidas sus cifras de paro en términos interanuales.

Los servicios ven descender su cantidad de parados en 9.300 efectivos, lo que supone un descenso relativo del 5,01 por ciento. A este le siguen la construcción y la industria, con reducciones del paro registrado del 11,39% (3.690 desempleados menos) y del 10,01% interanual (1.095 efectivos). En cambio, el sector agrario registra un incremento del número de parados del 3,02% interanual, que implica 170 personas adicionales en paro, mientras que el colectivo “Sin Actividad Económica” también muestra un avance del paro registrado del 18,99% interanual (2.568 desempleados más).

Los datos de afiliación a la Seguridad Social muestran que, en términos interanuales, se experimenta una variación positiva del 4,28%, lo que equivale a 29.145 afiliaciones más que en junio de 2015.

Los datos de empleo vuelven a evidenciar que las Islas se mantienen en la senda de la recuperación, sustentada en la actividad turística y en la demanda interna.

Dentro de los principales indicadores de actividad del Archipiélago canario, los datos turísticos revelan que durante el pasado mes de junio el número de extranjeros entrados a Canarias superaron en un 19,3% el dato del mismo mes del año precedente, acumulándose hasta junio un crecimiento en el ejercicio con respecto al año precedente del 13,1%, un total de 741.540 turistas más que en el primer semestre del año anterior.

En términos de alojamiento, los datos más recientes, correspondientes al mes de mayo, muestran que la cantidad de viajeros alojados en los establecimientos turísticos de Canarias avanza un 10,0% interanual, acumulándose hasta mayo un crecimiento del 10,6 por ciento. En este avance destaca por su significatividad el crecimiento estimado dentro del ámbito hotelero, donde se observa un crecimiento acumulado, en términos relativos, del 10,1% en comparación con el mismo mes del pasado 2015, un total de 345.964 turistas más.

Si profundizamos en los indicadores de la demanda interna,  dentro del ámbito del consumo podemos apreciar que el índice de comercio al por menor registra un incremento en su cifra de negocios del 5,8%, en comparación con el mismo mes del ejercicio precedente.

Mientras, la matriculación de vehículos apunta un aumento del 35,8% interanual durante el pasado mayo, destacando en esta evolución los avances de la matriculación para uso empresarial, ya que los vehículos destinados a alquiler se incrementan en un 60,9%, mientras que los vehículos para empresas anotan un repunte del 51,9%, frente a la elevación del 25,1% del segmento de vehículos particulares, con respecto a mayo de 2015.

En el ámbito de los precios, el Índice de Precios al Consumo cerró el pasado mes de junio con una caída interanual del 0,7 por ciento, una décima menos que en el conjunto nacional, donde la minoración es del 0,8%, una vez más condicionados por la evolución de los precios del crudo.

Los menores precios del petróleo (42,59 €/barril) en comparación con los datos de hace un año (53,97€/barril), siguen teniendo efecto sobre el nivel de precios de Canarias.

Por grupos de bienes, los más vinculados a los precios del crudo son los que experimentan un descenso mayor en términos interanuales. Estos son “Transporte” y “Vivienda”, que registran sendas reducciones del 3,9% interanual. Además, este último está muy influenciado por la variación negativa del subgrupo “Electricidad, gas y otros combustibles”, cifrada en el 13,7% interanual. Adicionalmente, se apuntan otros descensos, aunque más moderados en los grupos “Ocio y cultura” (-2,4%) y “Menaje” (-1,3%).

En sentido contrario, se experimentan crecimientos interanuales del IPC en algunos grupos, siendo los más destacados los anotados en “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+6,1%), afectado por la elevación de los precios del subgrupo “Tabaco” (+7,8%), en “Hoteles, cafés y restaurantes” (+1,8%), en “Comunicaciones” (+1,8%) o en “Enseñanza” (+1,2%).

La inflación subyacente, que descuenta el efecto sobre los precios de los componentes más volátiles de la inflación, los productos energéticos y los alimentos no elaborados, vuelve a registrar una variación positiva, con un incremento del 0,5% interanual, lo que evidencia que se mantiene el proceso de recuperación del consumo de Canarias, debido a la mejoría en la actividad y el empleo.

Todos estos datos permiten realizar una valoración favorable sobre la evolución de la economía canaria y mantener perspectivas optimistas a corto y medio plazo, aunque el crecimiento podría verse lastrado por el contexto de incertidumbre que no termina de despejarse y por la falta de estabilidad política, necesaria para continuar con el proceso de reformas requeridas que permitan seguir avanzando en la senda de la recuperación.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing