Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Julio de 2015

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe julio 2015

Dentro del contexto internacional, la situación de incertidumbre en que se encuentran los mercados financieros en China ha continuado centrando gran parte de las miradas puestas sobre la evolución de la coyuntura económica mundial.

Las fuertes caídas de las bolsas chinas se han sustanciado durante el mes de julio en pérdidas superiores al 30% sobre el valor total de capitalización, unos 3 billones de euros, lo que ha avivado temores sobre una brusca desaceleración de la principal economía emergente.

En un intento de contener esta trayectoria, el Gobierno chino ha intervenido sobre el mercado bursátil y adoptado medidas no convencionales con el fin de estimular la inversión y mantener el crecimiento del país, lo que no ha impedido de momento la pérdida de dinamismo de la economía china, que junto con el proceso de abaratamiento de las materias primas, están conduciendo a una nueva desaceleración de las economías emergentes.

Dada la dimensión de la economía china, este particular contexto está afectando no solo a los principales países del área de influencia, sino dentro del ámbito de las economías avanzadas.

Así, en Estados Unidos está previsto que la Reserva Federal pueda comenzar a elevar los tipos de interés a corto plazo tras haber cumplido con sus objetivos internos en materia laboral, si bien esta subida se encontrará en todo caso condicionada por la evolución económica internacional, así como por algunos factores de carácter interno.

Por otro lado, en Europa, las intensas negociaciones entre los socios europeos y Grecia condujeron a alcanzar un acuerdo para iniciar el tercer rescate, pero al mismo tiempo han puesto en evidencia sobre la necesidad de contar con protocolos internos de actuación en el marco de la UE para la resolución de este tipo de situaciones.

Es cierto que los socios europeos han avanzado de forma significativa en materias como la unión bancaria, y que se han emprendido notables reformas estructurales en muchos de los países del área del euro, así como que todas estas medidas han contribuido en su conjunto a reducir el contagio de la crisis griega con respecto a lo sucedido en los rescates anteriores, sobre todo en 2012. No obstante, estos buenos resultados no deben más que suponer un acicate para seguir profundizando en los procesos de reforma de integración europea, sobre todo en ámbitos como el bancario o el fiscal.

En términos de crecimiento económico, Europa ha seguido acelerando su actividad durante 2015, si bien con un dinamismo que resulta menor del esperado inicialmente.

El viento de cola proveniente de la caída de las cotizaciones internacionales de las materias primas, sobre todo del petróleo, junto con las medidas excepcionales del BCE han resultado claves para acelerar el crecimiento europeo, si bien, en el otro lado de la balanza, han lastrado el crecimiento circunstancias como las dificultades para ultimar el acuerdo con Grecia, o la debilidad de las economías emergentes, especialmente debido al enfriamiento de la economía china.

En este contexto, la excepción más destacada dentro de esta evolución por debajo de las expectativas de la economía europea resulte la observada por la economía española, que cierra el primer semestre del año describiendo una progresión superior a la estimada a inicios del ejercicio.

En materia de PIB, las primeras estimaciones de crecimiento de la economía española para el segundo trimestre de 2015, El Producto Interior Bruto registra una variación trimestral del 1,0% en el segundo trimestre de 2015, acelerándose la tasa anual hasta el 3,1% en el trimestre (frente al 2,7% del trimestre anterior), que conduce a pronosticar un crecimiento en el balance del ejercicio 2015 superior al 3 por ciento.

Esta mejoría en la actividad ha ido trasladándose al empleo y la demanda interna, como revelan los indicadores disponibles de empleo, inversión y consumo.

En materia de empleo, según la EPA la ocupación acelera su crecimiento durante el segundo trimestre del año hasta el 2,4% trimestral, estimándose un total 411.700 ocupados más que en el primer periodo de 2015, reduciéndose la tasa de paro en casi punto y medio, hasta el 22,37 por ciento.

Dentro de este último resultado, debe tenerse en consideración la influencia estacional del comienzo de la temporada estival dentro del sector turístico español, si bien la creación de empleo en nuestro país con respecto al mismo trimestre del año anterior se sitúa en los 513.000 puestos de trabajo.

La coyuntura favorable en el empleo revierte sobre el crecimiento de la demanda interna, que continúa resultando el principal factor sobre el que se apoya la recuperación de la economía española, en un escenario en el que se observa asimismo un repunte de las exportaciones bajo condiciones de mayor competitividad de las empresas de nuestro país.

Descendiendo en el análisis hasta el ámbito de las comunidades autónomas, en Canarias, las estimaciones de crecimiento para el segundo trimestre de 2015 se situaron 3 décimas por encima de la nacional, al alcanzarse un avance del PIB del 3,4% en las islas, según cálculos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

Este dinamismo de la actividad tiene reflejo en la evolución del empleo.

Según los resultados de la Encuesta de Población Activa para el segundo trimestre de 2015, crece la ocupación en Canarias en 2.700 personas con respecto al trimestre anterior, creándose un total de 39.100 empleos en la comparativa con el mismo trimestre del ejercicio anterior.

Dicha evolución contribuye a reducir la tasa de paro de Canarias, que se contrae en medio punto durante el segundo trimestre de 2015, si bien se mantiene muy elevada, por encima del 30 por ciento.

El crecimiento del empleo durante el último ejercicio se sustenta en la evolución de los servicios, donde han sido creados un total de 39.500 empleos, destacando dentro de esta trayectoria el resultado obtenido por las ramas del “comercio, los transportes y la hostelería”, donde se generan un total de 32.100 empleos.

En cuanto a los demás sectores de actividad, resalta el avance mostrado por la construcción, que crece con respecto al segundo trimestre de 2014 en 3.000 ocupados, así como por la industria, donde se añaden 1.400 ocupados más. Por el contrario, se reduce según la EPA la ocupación la agricultura en 4.700 personas.

Resulta asimismo destacable que la mejoría del empleo se concentra exclusivamente dentro del sector privado, llegándose a contabilizar un total de 48.900 ocupados más en un año, de los que 20.400 resultaron asalariados privados y 28.500 a trabajadores por cuenta propia, dentro de estos últimos, 11.500 nuevos empleadores.

En conclusión, los resultados de la EPA confirman la continuidad en la trayectoria de recuperación del empleo en Canarias, gracias al liderazgo de la actividad privada y al emprendimiento, que donde se observa una cuota relevante de nuevos empleadores que ponen de manifiesto la consolidación del proceso de recuperación económica en el Archipiélago.

En línea con los datos del mercado laboral, el balance de la evolución de los principales indicadores de actividad y demanda correspondientes al primer semestre del ejercicio confirman la aceleración del proceso de recuperación en que se encuentra inmersa la economía de Canarias.

Desde el punto de vista de la demanda, la evolución de las ventas comerciales mantienen la trayectoria creciente iniciada en el segundo semestre de 2013, observándose en Canarias el avance más intenso de todas las comunidades autónomas españolas del Índice de Comercio al por Menor con un nuevo ascenso interanual del 7,4%, según el último dato de junio.

Esta misma progresión se mantiene dentro de la matriculación de vehículos, que acumula hasta el mes de junio un crecimiento del 21,8%, ocupando un papel destacado dentro de esta trayectoria el canal de ventas de vehículos de uso empresarial, que puede considerarse como un indicador de inversión en bienes de equipo, y cuyo aumento en el periodo de referencia alcanza el 36,3 por ciento.

Atendiendo a la evolución de las matriculaciones de los vehículos de uso particular, que resultaría en este caso un indicador sobre el consumo de bienes duraderos, se acumula durante el primer semestre del año un alza del 25,2 por ciento.

En lo que se refiere a las estadísticas de tráfico portuario, el tráfico total de mercancías en el conjunto de los puertos estatales de la provincia de Las Palmas, principal infraestructura portuaria de Canarias, observan hasta junio un crecimiento acumulado de 11,3%, destacando en esta evolución el crecimiento de las descargas de mercancías (+10,4%) así como la recuperación de los tráficos internacionales de mercancías en tránsito (+17,6%).

En cuanto a la trayectoria de la principal actividad del Archipiélago, el sector turístico, la evolución de los indicadores disponibles continúa resultando positiva, y tanto el número de visitantes extranjeros entrados por los aeropuertos de Canarias (+1,3%) como la cifra de visitantes alojados por los establecimientos turísticos de Canarias (+1,2%) registran crecimientos interanuales durante junio.

Con estos resultados, los resultados del sector para el primer semestre de 2015 prácticamente no varían de los observados durante el mismo periodo del ejercicio anterior, tanto en términos de extranjeros entrados (+0,3
%) como de número de visitantes alojados (-0,1%), si bien sí se estimaría un descenso dentro del número total de pernoctaciones(-2,5%), sobre todo por el menor volumen de noches vendidas dentro del segmento extrahotelero, debido al descenso experimentado por los visitantes extranjeros dentro de este tipo de alojamientos.

No obstante, debe destacarse, como contrapunto de esta evolución, el repunte que ha observado los visitantes residentes en Canarias, cuyo crecimiento acumulado durante el primer semestre del año alcanza el 7,2%, en clara coherencia con el proceso de recuperación en que se encuentra inmersa la demanda regional.
Por lo que se refiere a la evolución de los precios en Canarias, estos han seguido definidos en su evolución por la cotización del petróleo.

La última estimación disponible para el Archipiélago, correspondiente a junio, atestigua un avance mensual de los precios en las Islas del 0,3%, aunque en términos interanuales se mantienen en terreno negativo con un descenso del 0,3 por ciento.

No obstante, si descontamos el efecto de los productos con mayor volatilidad analizando la inflación subyacente, esta se sitúa durante junio en positivo, en el 0,3% interanual.

En síntesis, los resultados obtenidos por la economía canaria durante el primer de semestre sirven para confirmar el proceso de recuperación en que se encuentra incurso el Archipiélago desde el tercer trimestre de 2013, siendo previsible una consolidación de esta trayectoria conforme nos acerquemos al final del ejercicio y se inicie la temporada alta dentro del sector turístico.

Este contexto favorable debe animarnos a profundizar en las reformas estructurales pendientes, dado que resultan imprescindibles para mejorar la competitividad de las Islas y garantizar un crecimiento económico sostenido en el largo plazo.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing