Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Febrero de 2017

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe febrero 2017

El transcurso del presente ejercicio está confirmando las buenas expectativas depositadas en la economía mundial, tras  cerrarse el pasado año 2016 con una tasa de crecimiento del 3,0 por ciento. Así lo refrenda la OCDE, al situar su previsión para 2017 en el 3,3%, sin perder, sin embargo, de vista los focos de incertidumbre que aún podrían condicionar estas perspectivas.

La economía estadounidense sigue emitiendo signos de mejoría bajo unas condiciones de robustez del mercado laboral que impulsan el aumento del consumo privado.

En este escenario favorable, la Reserva Federal aprobó una nueva elevación de los tipos de interés que los sitúa en el rango del 0,75-1,00%, lo que supone un nuevo avance en el proceso de normalización monetaria, mientras continúa la espera para conocer el cariz que tendrá la política económica de la nueva Administración y el grado de proteccionismo que se establecerá desde el Ejecutivo de Estados Unidos.

En lo que respecta a la economía china, se observan señales de estabilización del crecimiento, debido a las medidas de estímulo fiscal, que contribuyeron a que en el cuarto trimestre se anotara un incremento del PIB del 6,8%, una décima más que en los tres trimestres anteriores. Sin embargo, la amplia expansión del crédito y el elevado endeudamiento empresarial podrían acarrear un empeoramiento en los próximos trimestres, dentro de un contexto en el que la política económica irá más encaminada a lograr el objetivo de la estabilidad financiera que a incentivar el crecimiento.

En cuanto a la eurozona, el nivel de inflación ha crecido hasta el 2,0% durante el pasado mes de febrero, debido al aumento de los precios de la energía y de los alimentos, mientras que el impulso de la demanda interna y de la inversión fundamentan el crecimiento del conjunto del área.

En este escenario, el Banco Central Europeo ha mejorado en una décima sus previsiones de crecimiento para 2017 y 2018, situándolas en el 1,8% y el 1,7%, respectivamente.

En materia monetaria, el BCE anunció recientemente que mantendrá sin variación los tipos de interés oficiales y que se continuará con el programa de compra de activos, como mínimo, hasta el final de 2017, a razón de 80.000 millones de euros mensuales, que se reducirán hasta 60.000 millones a partir del próximo mes de abril.

En lo referente a la situación en el Reino Unido, el Parlamento británico finalmente ha dado luz verde al Gobierno para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa y comenzar el proceso de salida de la UE (“Brexit”), lo que no se descarta se inicie a finales de este mismo mes de marzo. Este proceso parece haber tenido un impacto menor del previsto, lo que ha conducido a la OCDE a actualizar al alza sus previsiones para la economía británica, situándolas en el 1,6% para 2017, y en el 1,0% para 2018.

Entrando a analizar la evolución de la economía española, según los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral de España, correspondientes al cuarto trimestre del año, el PIB experimentó un crecimiento interanual del 3,0%, cerrándose el conjunto del ejercicio con un incremento del 3,2 por ciento. El avance del último trimestre se sustenta, principalmente, en la solidez de la demanda interna (+2,2%) y en el aumento de las exportaciones de bienes y servicios (+4,4%).

Del lado de la inversión, la formación bruta de capital repuntó un 2,2% interanual, y en concreto, la inversión en construcción se elevó en un 1,9% interanual, con lo que mejora el resultado del trimestre anterior (+1,6%). La inversión en bienes de equipo, a pesar de que sigue en terreno positivo (+2,6%), continúa dando muestras de una desaceleración en su tendencia.

Atendiendo a la evolución más reciente del mercado laboral en nuestro país, este ha conseguido mantenerse en la senda de meses anteriores, ya que el número de afiliaciones a la Seguridad Social se incrementó en febrero en un 0,71% con respecto al mes anterior, lo que implica 125.073 afiliados adicionales. Por su parte, el paro registrado se redujo en un 0,25%, lo que supone 9.355 desempleados menos que en el mes precedente.

En cuanto a la evolución interanual, la cantidad de afiliados a la Seguridad Social se elevó un 3,46% interanual, un total de 592.241 nuevas altas, por encima del ritmo de crecimiento observado por el PIB, mientras que el paro registrado anotó una caída interanual del orden del 9,68%, con lo que la cifra de personas en situación de desempleo se sitúa en los 3.750.876 demandantes.

Las perspectivas para nuestro país se mantienen moderadamente optimistas, y en este sentido, la OCDE estima un avance del 2,5% para el presente ejercicio, y del 2,2% para 2018.

No obstante, hay que tener en cuenta las dosis de incertidumbre existentes, como los posibles efectos del Brexit sobre el turismo y las exportaciones, la evolución de los precios internacionales del petróleo, o la orientación de la política norteamericana.

En este contexto, en Canarias, las cifras de la Contabilidad Trimestral describen que el Archipiélago apuntó durante el cuarto trimestre de 2016 un avance del 3,8% interanual, bajo el liderazgo de los servicios, que anotaron un ascenso del 3,9% interanual, dentro de un contexto de crecimiento generalizado, al arrastre de la buena evolución turística y de la recuperación del consumo interno. Asimismo, se observó un crecimiento interanual del 4,7% en la agricultura, además de los incrementos apreciados en la construcción y la industria, cifrados en un 2,7% interanual en ambos sectores.

En cuanto a los distintos indicadores socioeconómicos disponibles, estos confirman que la economía canaria sigue avanzando en el proceso de recuperación.

Así lo muestran los resultados más recientes del mercado de trabajo de las Islas, correspondientes al mes de febrero, que indican que el número de afiliados a la Seguridad Social ascendió en un 0,80% mensual, un total de 5.970 nuevas afiliaciones. En cuanto a la evolución del paro registrado, este apreció una caída mensual del 0,81%, lo que supone 1.874 parados menos.

En términos interanuales, el número de afiliados se amplió en un 5,47% interanual, lo que se traduce, en términos absolutos, en 38.859 altas nuevas con respecto a febrero de 2016, de las que 34.174 corresponden al conjunto de los servicios. Resulta especialmente destacado este dato, que se sitúa ampliamente por encima del crecimiento del PIB regional.

Por su parte, el paro registrado en el Archipiélago apreció en febrero una disminución del 5,64% interanual, lo que se traduce, en términos absolutos, en 13.732 personas menos en situación de desempleo que hace un año. El número total de desempleados alcanzó durante el mes de referencia los 229.900 efectivos.

Por sectores, se observa que todos ellos vieron reducidas, en términos interanuales, sus cifras de paro, aunque la disminución más destacada se produjo en los servicios, con 10.348 parados menos, lo que supone, en términos relativos, una minoración del 5,72% interanual. A continuación, se sitúa la construcción, con 3.823 personas menos en paro (-12,35%), seguida del sector industrial, donde se registraron 1.114 efectivos menos en desempleo (-10,59%). Además, el sector primario también registró un descenso en su cantidad de parados de 1.036 personas (-16,89%) en comparación con el mismo mes del ejercicio precedente. Por el contrario, el colectivo “Sin Actividad Económica” mostró un avance de 2.589 desempleados adicionales, debido a la mejoría de las expectativas laborales.

Estos resultados confirman la tendencia de recuperación que viene describiéndose desde meses anteriores, y que avalan los indicadores de actividad y demanda.

En materia turística, durante el mes de febrero, el número de extranjeros entrados al Archipiélago superó en un 6,5% el dato del mismo mes del año anterior, lo que equivale a 74.062 foráneos más.

Mientras, los últimos resultados disponibles de las encuestas sobre alojamientos turísticos en Canarias, elaboradas por el INE, correspondientes al mes de enero, revelan un crecimiento del 1,2% interanual, un total de 12.492 visitantes adicionales alojados en los establecimientos turísticos canarios.

En sintonía con estos datos, el gasto turístico mantiene la tendencia creciente de meses anteriores al anotar un aumento del 11,25%, alcanzando la cifra de 1.415,56 millones de euros en enero de 2017.

En cuanto a los indicadores de demanda, estos prosiguen avanzando en su proceso de recuperación, afianzados en la solidez del consumo.

Así, durante el mes de enero, el índice de comercio al por menor experimentó un nuevo avance del 3,6% con respecto a enero de 2016, la energía eléctrica disponible creció un 2,8% interanual y la matriculación de vehículos experimentó un incremento del 15,9% en comparación con el dato del mismo mes del ejercicio precedente. Dentro de este último caso, destaca el resultado registrado por los vehículos de uso particular, que anotaron un avance interanual del 17,8%, además de los observados por los vehículos destinados a alquiler y para uso empresarial, que se elevaron en un 12,7% y en un 11,0% interanual, respectivamente.

En materia de precios, el Índice de Precios de Consumo cerró el pasado mes de febrero con un descenso mensual del 0,2%, algo menos intenso que la caída del 0,4% registrada en el ámbito nacional. Esta evolución responde, fundamentalmente, al efecto estacional de las rebajas, en un escenario de menor influencia de las restricciones a la producción energética.

En términos interanuales, los precios crecieron un 2,5%, cinco décimas por debajo del incremento registrado en el conjunto nacional, donde el aumento fue del 3,0 por ciento. El crecimiento de los precios es consecuencia, principalmente, de la evolución de la cotización internacional del petróleo, que continuó en su trayectoria de reversión parcial del descenso de años anteriores, alcanzando al cierre del mes de febrero los 54,5 dólares por barril, un incremento relativo del 70,8% en términos interanuales.

No obstante, la inflación subyacente, que descuenta el efecto sobre los precios de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, sigue dando signos de estabilidad, al mantenerse en Canarias en el 0,9% interanual.

Todo apunta a que durante los próximos meses se podrá mantener la tendencia de crecimiento en el Archipiélago, al abrigo del dinamismo del sector turístico, si bien deberán tenerse en cuenta factores que pueden atenuar el crecimiento, como una gradual moderación en el incremento de los flujos turísticos tras la reapertura de algunos mercados o la progresiva desaparición de los elementos exógenos que han venido favoreciéndolo, destacando en este sentido los bajos precios del crudo, los tipos de interés reducidos o la debilidad del euro.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing