Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Diciembre de 2017

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe diciembre 2017

Las últimas estadísticas vuelven a confirmar la solidez del crecimiento mantenido por la economía mundial durante el segundo semestre de 2017, de manera generalizada en la mayor parte de las economías del globo. Este mayor dinamismo ha venido acompañado de un notable fortalecimiento del comercio internacional, así como de la continuidad de políticas monetarias acomodaticias, mejores condiciones financieras y una política fiscal menos restrictiva en las principales áreas geográficas.

No obstante, existen aún sustanciales riesgos a la baja ante la posibilidad de nuevas tensiones financieras o un aumento del proteccionismo, conjuntamente con el notable incremento del precio del Brent, que durante las primeras semanas de enero ha alcanzado los 69,79 dólares el barril, debido a la extensión del recorte de suministros acordado por la OPEP hasta finales de 2018 y a las tensiones geopolíticas en países como Irán o Arabia Saudí.

Entre las economías avanzadas, la mejora de la confianza, el repunte de la inversión y la robustez del mercado laboral han respaldado el impulso del crecimiento del PIB de Estados Unidos durante el cuarto trimestre, al tiempo que la actividad económica japonesa mantiene el dinamismo de los últimos meses, beneficiada de la recuperación tanto de su consumo interno, como de la demanda externa.

En este sentido se ha pronunciado el Banco Mundial en su reciente informe de Proyecciones Económicas Globales, revisando al alza las estimaciones de crecimiento para estos países, situando en el 2,3% el avance esperado en EEUU y en el 1,7% el de Japón, dos décimas superior, en ambos casos, al previsto por esta institución en su informe de junio.

Por su parte, la actividad económica de las economías emergentes continúa mostrando resultados positivos, favorecida por la evolución observada especialmente en la India y en China, si bien en este último caso la significativa entrada de capitales financieros procedentes del extranjero se ha ralentizado durante el último trimestre de 2017.

En cuanto a la Eurozona, los indicadores de actividad apuntan a que el ritmo de crecimiento del producto ha mantenido su robustez, en un escenario de recuperación cada vez más intensa, en el que el mercado de trabajo continúa registrando resultados positivos y un significativo fortalecimiento del consumo privado y la inversión.

Aunque con una contribución más moderada, otro factor de crecimiento ha sido el incremento de las exportaciones de la zona del euro, beneficiado de la mejoría acontecida en el comercio mundial, que ha posibilitado compensar los efectos adversos sobre la demanda externa asociados a la apreciación del euro, cuyo tipo de cambio frente al dólar se sitúa en enero en los 1,20 €/$.

Cabe destacar que esta consolidación de la actividad económica en el área del euro se produce en un contexto de perspectivas moderadas en la inflación subyacente, esto es, aquella que excluye el efecto de la energía y los alimentos sobre los precios, lo que ha llevado al BCE a ratificar la prolongación de sus políticas de estímulo monetario.

De este modo, el BCE mantuvo en su Consejo de Gobierno de diciembre la decisión de dar continuidad al programa de adquisiciones de activos acordado el pasado octubre, a un ritmo mensual de 30 mm hasta septiembre de 2018 o hasta que la inflación retome el objetivo de precios establecido por la autoridad monetaria en torno al 2,0%, así como la de mantener invariables los tipos de interés para la zona.

Centrando nuestro análisis en la progresión de la economía española, la demanda interna continúa contribuyendo de manera positiva al avance del PIB, por lo que se espera un crecimiento para el último trimestre del año en torno al 0,8%, idéntico al registrado el trimestre anterior, lo que supondría cerrar el ejercicio con un crecimiento interanual del 3,1 por ciento.

La buena evolución de la economía nacional ha tenido reflejo en el mercado laboral, pues, si bien se observa que la afiliación a la Seguridad Social a último día del mes, anota un leve retroceso mensual del 0,2% mensual (33.712 afiliados menos), en términos interanuales se aprecia un incremento del 3,3% en el número de afiliados, lo que implica 589.210 afiliaciones adicionales.

En este contexto, los datos de paro registrado evidencian un descenso mensual del 1,7% (61.500 desempleados menos que en noviembre), al tiempo que, en comparación con el resultado de diciembre del ejercicio anterior, el número de parados se aminoró un 7,8%, lo que supone 290.193 demandantes menos, hasta alcanzar la cantidad total de 3.412.781 personas en situación de desempleo al término del mes de diciembre.

En cuanto al mercado laboral de Canarias, las cifras correspondientes a diciembre constatan un nuevo crecimiento del empleo, tanto en términos mensuales, del 0,4% (2.553 nuevas altas), como en términos interanuales, al registrar un avance del 4,0% (30.424 altas adicionales). Cabe destacar que la mejoría de la afiliación se concentra en los servicios, donde desempeñan un papel destacado las ramas de la “Hostelería”, con 5.469 afiliados más durante el último año; y del comercio, con 5.038 nuevas altas, lo que remarca el grado de dinamismo de la demanda interna y la actividad turística en el Archipiélago.

De manera similar, los datos de paro registrado en las Islas, correspondientes a diciembre, evidencian un retroceso mensual del 1,6%, lo que supone, en términos absolutos, una reducción de 3.611 parados en relación con el mes anterior, al tiempo que, en términos interanuales, la cifra de paro disminuye un 5,7%, 13.146 demandantes menos que en el mismo mes de 2016. Con estos resultados, la cifra total de desempleados alcanzó al cierre del mes de diciembre los 216.087 efectivos.

Diferenciando por sectores de actividad, se observa que el paro registrado retrocede de forma destacada en los servicios, anotando 7.237 desempleados menos que en diciembre del pasado año (-4,3%). A este descenso le siguen los registrados en la construcción, con 4.539 parados menos (-16,5%); en la industria, en la que se registran 874 efectivos menos en situación de desempleo (-9,1%); y en la agricultura, donde se observa una contracción interanual de 509 demandantes (-10,2%). El colectivo “Sin Empleo Anterior”, por el contrario, experimenta un ligero repunte interanual de 13 parados (+0,1%).

Cabe destacar que la caída interanual del desempleo en Canarias (-5,7%) resulta menos intensa que en el resto del ámbito nacional (-7,8%), a pesar de que el empleo crece de forma más acelerada en las Islas (+4,1%) que en el conjunto del país (+3,4%). Este resultado esconde, probablemente, un mayor crecimiento del número de incorporaciones al mercado laboral de las Islas, dato que podremos valorar en mayor profundidad con la publicación de la EPA para el último trimestre de 2017.

Atendiendo a continuación a los indicadores de actividad turística durante el pasado mes de diciembre, el número de turistas entrados desde el extranjero en Canarias supera en un 1,7% la cantidad observada durante el mismo mes del ejercicio anterior, lo que equivale a la llegada de 22.428 turistas adicionales. De este modo, a cierre del ejercicio se acumula un crecimiento en la cantidad de viajeros procedentes del extranjero de 998.580 turistas, un 7,4% más que en el mismo periodo de 2016, hasta contabilizarse un total de 14,4 millones de visitantes.

Por otro lado, el número de viajeros alojados en los establecimientos turísticos reglados del Archipiélago, sobre los que se dispone de datos únicamente hasta el mes de noviembre,  este también se desenvuelve en clave ascendente al experimentar un incremento interanual del 3,1%, lo que supone 32.843 viajeros más, contabilizándose entre enero y noviembre un ascenso acumulado del 4,1%, 493.199 turistas adicionales.

Los buenos resultados turísticos tienen repercursión directa sobre el nivel de empleo del sector, como atestigua el personal empleado por los alojamientos turísticos de Canarias, donde se constata una elevación del 4,8% interanual, lo que se traduce en 2.697 trabajadores más, hasta un total de 58.503 empleos al término del mes de noviembre.

En lo referente al gasto turístico, como viene sucediendo desde meses anteriores, este continúa situándose en terreno positivo, con un crecimiento interanual del 14,8%, lo que equivale a alcanzar la cantidad de 1.509,0 millones de euros en el mes de noviembre, acumulando un total de 15.239,5 millones de euros durante los primeros once meses del año, un 12,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

Asimismo, los indicadores de la demanda interna siguen arrojando valores positivos, sustentados en la evolución favorable del consumo.

A lo largo del mes de noviembre, el índice de comercio al por menor anota una elevación interanual del 3,4%, mientras que la disponibilidad de energía eléctrica se incrementa un 3,1% en comparación con la registrada durante el mismo mes de 2016. En lo referente al tráfico portuario en los puertos dependientes de la Autoridad Portuaria de las Palmas, el volumen de tráfico total experimenta un avance acumulado del 19,2% tras los once primeros meses del año, destacando, especialmente, la evolución de las mercancías en tránsito.

En lo que respecta a la matriculación de vehículos, durante el último mes de 2017 se observa un ascenso acumulado del 8,4% en comparación con el mismo periodo del pasado 2016, destacando los vehículos particulares, cuyas ventas ascienden un 12,5%, además de la matriculación de vehículos de uso empresarial y con destino a alquiler, que anotan sendos avances del 5,3% y del 2,4%, respectivamente, en términos acumulados.

Por su parte, el nivel de precios medido sobre la base del Índice de Precios de Consumo, permanecieron constantes -al igual que en el contexto nacional- durante diciembre, en un escenario de moderación generalizada, pero que se ha visto también afectado por el adelantamiento parcial del periodo de rebajas, que ha supuesto que el grupo “Vestido y Calzado” anotara un descenso mensual del 1,8 por ciento.

Con este resultado, se cierra el ejercicio con un ascenso interanual del 1,1% en Canarias, destacando, por su repercusión en la conformación de los precios, las elevaciones de los grupos “Vivienda” (+1,4%) y “Transporte” (+0,7%), y, en menor medida, en “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+4,9%).

Por su parte, la inflación subyacente cierra el ejercicio con un crecimiento del 0,4% interanual, lo que remarca este contexto de moderación en el que se han desenvuelto los precios en las Islas durante el pasado ejercicio.

Sobre la base de todo lo anterior, de cara a los próximos meses, resulta previsible que Canarias siga avanzando por la senda del crecimiento, en un contexto de recuperación del mercado laboral, de dinamismo de la demanda interna y de solidez en la actividad turística. Este resultado debe animarnos a seguir avanzando en la mejora competitiva de nuestro tejido productivo, a fin de garantizar el crecimiento sostenido  a medio y largo plazo.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing