Coyuntura Socioecon�mica 2020

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Agosto de 2016

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe agosto 2016

Aunque los últimos datos económicos apuntan en la línea del crecimiento, lo cierto es que la economía mundial permanece muy condicionada por la existencia de altas dosis de incerti­dumbre.

Uno de los principales focos proviene del Reino Unido, que se ha convertido en el factor de mayor riesgo para el creci­miento en la zona del euro, aunque, de momento, los efectos negativos del resultado del referéndum solo parecen haberse manifestado en el ámbito doméstico.

De hecho, el BCE ha revisado al alza las previsiones de cre­cimiento de la Eurozona para 2016, desde el 1,6% anterior a un 1,7%, aunque revisa a la baja la estimación para 2017 hasta el 1,6 por ciento. En cualquier caso, el BCE insiste en que todos los países de la zona del euro deberán continuar con las reformas estructurales necesarias para favorecer el crecimiento.

Con respecto a las medidas de política monetaria, el BCE ha anunciado que va a seguir manteniendo sin variación los tipos de interés oficiales, al considerar que las condiciones de finan­ciación más favorables, junto con la mejora de las perspecti­vas de demanda y de los beneficios de las empresas, están estimulando la recuperación de la inversión en la Eurozona.

En este sentido, la Comisión Europea ha comunicado recien­temente que tiene intención de ampliar en tiempo y dotación el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), con el objetivo de proporcionar al menos 500.000 millones de euros en inversiones hasta el año 2020, e incluso llegar a los 630.000 millones en 2022.

Mientras, la situación económica en Estados Unidos revela que el ritmo de crecimiento se ha ralentizado, pero el dinamismo del consumo privado, junto con la solidez del mercado laboral, hacen que las perspectivas para el resto del año sean optimis­tas, sin perder de vista las dudas que suscitan las elecciones presidenciales de noviembre. En materia monetaria, desde la Reserva Federal se apunta que el proceso de normalización de la política monetaria continuará durante este año, por lo que no se descarta que en lo que resta de ejercicio se lleve a cabo una nueva subida de los tipos de interés.

En el caso de China, la economía sigue mostrando una desace­leración moderada mientras continúa con su proceso de cam­bio de estructura productiva, otorgando más peso al consumo y los servicios. En el resto de las economías emergentes se mantienen las expectativas, excepto en algunos casos como el de Brasil, donde las circunstancias políticas actuales generan un estado de desconfianza elevado; o Turquía, que está bajo los efectos de una situación política comprometida.

Entrando a analizar la evolución la economía española, los úl­timos datos de crecimiento y las previsiones para 2016, per­miten mantener el optimismo durante el presente ejercicio, si bien se produce en un contexto condicionado por el escenario de incertidumbre política que, de mantenerse, podría afectar al crecimiento durante 2017.

Según los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral de España, correspondientes al segundo trimestre del año, la economía española experimentó un crecimiento intertrimes­tral del 0,8%, un avance sustentado principalmente en el au­mento del consumo privado (+0,7%) y de las exportaciones (+4,3%). Resulta especialmente destacable, en este sentido, la buena evolución de las exportaciones de bienes (+4,8%), un dato que pone de relieve el esfuerzo realizado por las em­presas españolas para incrementar su presencia exterior y por mejorar la competitividad de sus producciones.

Del lado de la inversión, la formación bruta de capital repunta un 1,3% intertrimestral durante el segundo trimestre de 2016, lo que mejora el valor del periodo inmediatamente anterior, cifrado en un 0,3 por ciento.

Los buenos datos de crecimiento han conducido a los servicios de estudios del “BBVA” y de “Caixabank”, a revisar al alza las previsiones de crecimiento de la economía española para el presente año hasta el 3,1% en los dos casos, si bien, en lo que se refiere al próximo 2017, estas se actualizan a la baja hasta el 2,3% y el 2,4%, respectivamente.

Atendiendo a continuación a la evolución del mercado laboral de nuestro país, este ha conseguido mantenerse en la sen­da de meses anteriores, ya que el paro registrado apuntó en agosto una caída del orden del 9,11% interanual, alcanzando la cifra de los 3.697.496 desempleados, mientras que el nú­mero de afiliaciones a la Seguridad Social se incrementó en un 2,76% interanual, un total de 469.142 empleos más.

En lo referente a la economía de las Islas, el ISTAC ha publi­cado recientemente las cifras de la Contabilidad Trimestral de Canarias, que indican que el Archipiélago anotó durante el se­gundo trimestre de 2016 un crecimiento más dinámico que el resto del país, con un avance del 1,0% intertrimestral. Dentro de esta evolución, destaca el aumento del VAB de la industria y de los servicios, con incrementos intertrimestrales del 2,2% y del 1,1%, respectivamente. En cambio, el VAB del sector de la agricultura cayó un 0,9% intertrimestral, al igual que el correspondiente a la construcción, que se redujo levemente en un 0,1% con respecto al trimestre anterior.

En términos interanuales, el PIB de Canarias aumentó un 3,6 por ciento, bajo el liderazgo de los servicios y de la industria, que anotaron elevaciones del 3,7% y del 3,5% interanual, res­pectivamente, destacando asimismo el resultado de la cons­trucción, con un crecimiento del 2,4% interanual. En cambio, el VAB agrario se contrajo en un 3,0% interanual, durante el mismo periodo.

En cuanto a los distintos indicadores socioeconómicos disponi­bles, estos confirman que lo economía canaria sigue avanzan­do en el proceso de recuperación.

Así lo muestran los resultados más recientes del mercado de trabajo de las Islas, correspondientes al mes de agosto, que indican que el paro registrado en el Archipiélago observó una caída del 5,14% interanual, lo que se traduce, en términos absolutos, en 12.646 personas menos en situación de des­empleo que en agosto del pasado 2015. El número total de desempleados alcanzó en agosto los 230.185 efectivos.

Por sectores, se aprecia que todos ellos vieron reducidas, en términos interanuales, sus cifras de paro, aunque la disminu­ción más destacada se produjo en los servicios, con 10.217 parados menos, lo que supone, en términos relativos, una minoración del 5,62% interanual. A continuación se sitúa la construcción, que anotó un decrecimiento relativo del 11,87% interanual, lo que implica 3.792 personas menos en paro, seguido del sector industrial, con una variación negativa del orden del 10,37% interanual, que se traduce en 1.109 des­empleados menos. El sector primario también registró un des­censo en su cantidad de parados, cifrado en un 0,74%, que equivale a 36 efectivos menos en paro en comparación con el mismo mes del ejercicio precedente. En cambio, el colectivo “Sin Actividad Económica” mostró un avance del 20,11%, que supone 2.620 desempleados adicionales.

En la misma línea, los datos de afiliación a la Seguridad Social más recientes revelan que el número de altas nuevas en Ca­narias creció un 4,14% interanual durante el mes de agosto, lo que se traduce, en términos absolutos, en 28.414 afiliados más que en agosto de 2015, de los que 24.637 corresponden a los servicios.

En este contexto, las cifras del sector turístico continuaron dando muestras de especial dinamismo durante el pasado mes de agosto.

El número de extranjeros entrados al Archipiélago supera­ron en un 15,3% el dato del mismo mes del año anterior, alcanzando un crecimiento acumulado en agosto de 2016 del 14,3%, lo que equivale a 1.085.672 turistas foráneos más que en el mismo período de 2015. Mientras, los últimos resultados disponibles sobre turistas alojados por los establecimientos turísticos de Canarias, correspondientes al mes de julio, reve­lan un crecimiento del 13,2% interanual, acumulándose hasta julio una variación positiva del 11,6 por ciento.

Si profundizamos en los indicadores de la demanda interna, dentro del ámbito del consumo el índice de comercio al por menor registró en julio una elevación en su cifra de negocios del 5,9% interanual, mientras que la matriculación de vehí­culos apuntó un avance del 0,8% interanual, acumulándose hasta julio un aumento 20,0 por ciento.

En materia precios, el Índice de Precios al Consumo cerró el pasado mes de agosto con una disminución interanual del 0,2%, una décima de diferencia con respecto al conjunto del país, donde los precios cayeron un 0,1 por ciento, condiciona­dos por la cotización internacional del petróleo.

Por el contrario, la inflación subyacente, que descuenta el efecto sobre los precios de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, vuelve a registrar una variación po­sitiva, con un ascenso del 0,7% interanual, en sintonía con el proceso de recuperación del consumo en Canarias, gracias a la mejoría de la actividad y el empleo.

Si analizamos los distintos grupos de bienes, destacan las caí­das de “Vivienda” (influenciado también por los precios de la electricidad, que se aminoraron en un 12,1% interanual), con un retroceso del 3,3% interanual, y “Transporte”, que experi­menta una reducción del 2,6% en comparación con el dato de agosto de 2015. Además, se producen otras caídas de los pre­cios, aunque más moderadas, en “Menaje” (-1,4%), en “Ocio y cultura” (-0,7%) y en “Vestido y calzado” (-0,2%).

En sentido contrario, se registraron repuntes interanuales en algunos grupos como “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+5,4%), influenciado por la elevación del 7,4% interanual del subgrupo “Tabaco”, en “Comunicaciones” (+2,7%), en “Alimentos y be­bidas alcohólicas” (+1,4%) o en “Enseñanza” (1,2%).

En síntesis, los resultados de la coyuntura más reciente evi­dencian la buena marcha, en líneas generales, de la economía de las Islas, si bien este resultado se produce en un escenario de elevada incertidumbre. La falta de Gobierno y las dificul­tades para la aprobación de los presupuestos públicos supone un riesgo para la actividad económica, especialmente, en ma­teria de inversión, lo que podría condicionar el crecimiento del Archipiélago para el próximo ejercicio.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing