Coyuntura Socioecon�mica 2020

Canarias recupera tímidamente el empleo en el último trimestre del año, pero aun así destaca como la región donde más empleo se ha destruido durante 2020

  • La ocupación en las Islas aumentó en 8.100 personas (+0,99%) en el cuarto trimestre del año.
  • El empleo autónomo tiró de la ocupación en Canarias durante el último periodo del ejercicio.
  • En términos interanuales, Canarias es la región que acusa la mayor caída de la ocupación, con 112.900 trabajadores menos, un descenso relativo del 12,01 por ciento.
  • La tasa de paro alcanza el 25,22%, 6,44 puntos más que en el cuarto trimestre de 2019, y supera la media del Estado en más de nueve puntos.

Los últimos datos publicados por la Encuesta de Población Activa, referidos al cuarto trimestre de 2020, indican que Canarias cerró el año 2020 como la región donde se destruyó más empleo, y ello a pesar de la tímida recuperación que experimentó la ocupación en el cuarto trimestre del año.

El número de ocupados en las Islas aumentó un 0,99% entre los meses de octubre y diciembre de 2020, lo que supuso la creación de 8.100 nuevos empleos en Canarias. De este modo, las Islas mejoraban levemente el aumento del empleo que también experimentó el conjunto del territorio nacional, cifrado en un 0,87 por ciento.

No obstante, y a pesar de la tímida recuperación del cuarto trimestre del año, el número de ocupados en Canarias en el conjunto del año se ha reducido en un 12,01%, lo que supone casi cuadruplicar la caída que mostraba el empleo en el conjunto del país, cifrada en un 3,12 por ciento.

De los datos trimestrales, cabe también destacar que el número de activos en las Islas aumentó en 13.500 efectivos en comparación con el trimestre anterior, lo que supone un avance del 1,24 por ciento.

Con este dato, la población activa aumentaba a un ritmo superior al que lo hacía la creación de empleo, y ello deriva en un nuevo repunte del desempleo que en las Islas aumentó en un 1,94%, en el último trimestre del año, lo que supone 5.300 desempleados más.

La población parada alcanzaba de esta manera los 279.000 desempleados al cierre de 2020, lo que supone una tasa de paro del 25,22%, 6,44 puntos más que en el cuarto trimestre de 2019, y 9 puntos por encima de la media nacional, que se ha situado en el 16,13 por ciento.

Si analizamos en detalle el comportamiento del empleo del cuarto trimestre del año, podemos apreciar que la mejora que ha registrado la ocupación en las Islas obedece, principalmente al buen comportamiento que ha mostrado el empleo autónomo.

No en vano, el número de trabajadores por cuenta propia en Canarias aumentó en 12.100 ocupados en el cuarto trimestre del año, lo que supone un avance del 9,81 por ciento, mientras que, por el contrario, el empleo asalariado en las Islas disminuía en 4.200 efectivos, todos en la actividad privada, donde el empleo ha descendido en un 1,39 por ciento.

Si analizamos el comportamiento del cada sector de actividad, observamos que el aumento del empleo durante el pasado año se concentró principalmente en el sector industrial, donde se contabilizaron 4.800 nuevos ocupados, seguidos del sector servicios, donde la ocupación ascendía en 1.700 empleos, principalmente ligados a actividades altamente vinculadas a la administración pública, como sanidad, educación y servicios sociales, donde el número de ocupados aumentó en 4.100 nuevos empleos.

Haciendo balance de la evolución del mercado laboral de Canarias en el conjunto del año 2020, los datos de la EPA muestran que el número de ocupados ha descendido en las Islas en 112.900 personas, lo que supone perder el 12% del empleo que se estimaba en Canarias al cierre de 2019.

La caída, como decimos, es la de mayor intensidad que han registrado todas las comunidades autónomas, y se ha concentrado principalmente en el conjunto de los servicios, donde se han destruido 121.200 empleos, lo que supone un descenso del 14,69 por ciento.

Prácticamente todas las ramas que conforman el sector servicios en las Islas han acusado una fuerte destrucción de empleo, a excepción de las ramas vinculadas a la Administración pública, sanidad y educación, donde el número de ocupados al cierre del año superaba en 2.200 efectivos el dato del año anterior, además de las actividades relacionadas con la Información y las comunicaciones, donde el empleo ha aumentado en 3.900 efectivos.

En cambio, ramas clave para la economía como la hostelería, el comercio y el transporte han perdido 81.500 empleos durante 2020, lo que supone el 72% del total del empleo que se ha destruido en Canarias.

También ha caído el empleo en la actividad agrícola, donde se han perdido 600 ocupados, mientras, que por el contrario, la ocupación ha aumentado en la industria, donde se aprecia un avance del 13,07 por ciento, y en la construcción, donde se registró un crecimiento del empleo del 8,32 por ciento.

Estos datos ponen de manifiesto el mayor impacto que está teniendo la pandemia sobre el sistema productivo de Canarias, y ello a pesar de que el dato de empleo que recoge la EPA incluye como ocupado a los trabajadores en situación de suspensión por estar acogido a algún expediente de regulación temporal de empleo.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing