Coyuntura Socioeconmica 2017

La debilidad de la demanda interna continúa lastrando la economía canaria

A tenor de los últimos indicadores económicos disponibles, la actividad mundial parece continuar durante el tercer trimestre del año la débil senda de crecimiento de los meses anteriores, si bien a un ritmo más moderado y aún sujeta a una notable vulnerabilidad; debido especialmente a la elevada incertidumbre en torno a la Eurozona, cuyo crecimiento durante el segundo trimestre de 2012 se saldó con un balance negativo (-0,2%).

En este sentido, las economías avanzadas mantienen un ritmo de crecimiento marcadamente moderado, como consecuencia de la dudas que suscitan las incesantes tensiones en los mercados financieros, las dificultades de financiación o las deficiencias estructurales que aquejan a varias de sus economías. Mientras, la actividad en las economías emergentes continúa aumentando a un ritmo mayor, aunque con un menor dinamismo que en meses anteriores, debido, especialmente, al notable debilitamiento del comercio mundial.

La crisis del euro continúa siendo la principal preocupación en el escenario económico actual, tanto por lo que se refiere al evidente deterioro de la actividad de la zona, como a las tensiones en los mercados de deuda soberana de los países periféricos. La falta de una mayor determinación y concreción en las políticas económicas anunciadas por el Eurogrupo; los recientes acuerdos sobre una supervisión bancaria única; la aprobación de planes; la falta de implementación de medidas de apoyo al crecimiento; así como la desconfianza sobre la capacidad real de los gobiernos y las instituciones comunitarias para alcanzar soluciones efectivas, no han permitido, de momento, generar la confianza necesaria para que se cumplan los objetivos fijados. En este contexto, los inversores han reaccionado con distintos grados de sensibilidad, optando en general por la cautela.

A este respecto, es de destacar el anuncio efectuado en los primeros días de septiembre por el presidente del BCE, Mario Draghi, de la creación de un programa de compra de bonos en el mercado secundario de forma ilimitada, mediante las denominadas Operaciones Monetarias de Compraventa; que consistirán en la adquisición de bonos soberanos con vencimiento entre uno y tres años, sin que el BCE tenga la condición de acreedor preferente en caso de quiebra. No obstante, se exige una condicionalidad estricta a los países, que deberán solicitar formalmente la ayuda a los fondos de rescate y cumplir rigurosamente los requisitos que se les exijan como contrapartida.

El nuevo plan de actuación del BCE ha sido acogido, en principio, con entusiasmo por los mercados financieros, cuyos índices bursátiles han experimentado notables subidas en la amplia mayoría de las bolsas europeas e internacionales, sobre todo en los mercados de renta fija.

Tal es así, que, en casos como en España, el rendimiento esperado del bono español a diez años se situó por debajo del 6%, recortando nuestro diferencial con respecto al bono alemán hasta los 410 puntos básicos durante la primera semana de septiembre.

En el corto y medio plazo las previsiones apuntan a que el crecimiento económico de la zona euro permanezca débil. En este sentido, el BCE ha adelantado una revisión a la baja de los pronósticos para 2012, estimando una caída del PIB entre el -0,6% y el -0,2%, frente al -0,5% y el +0,3% anunciado en junio, mientras que para el próximo ejercicio se espera un descenso entre el -0,4% y el +1,4%, frente al 0% y el -2% anterior. En cuanto a la inflación, estima que oscilará entre el 2,4% y el 2,6% para el presente ejercicio, mientras que para 2013 probablemente se sitúe entre el 1,3% y el 2,5%, previsiones ligeramente superiores a las publicadas en junio.

Pese a ello, el Consejo de Gobierno del BCE ha decidido mantener el tipo de interés de las operaciones principales de financiación en el 0,75%, como medida complementaria para dar una mayor flexibilidad en los mercados.
En otro ámbito, la Contabilidad Nacional Trimestral del INE ha confirmado un retroceso intertrimestral de la economía española del 0,4% durante el segundo trimestre de 2012, y un crecimiento interanual negativo del 1,3 por ciento.

Este resultado responde a una mayor contracción de la demanda nacional (-3,9 puntos), que, sin embargo, se ve nuevamente amortiguada por la aportación positiva de la componente externa (+2,1 puntos), que recoge una moderada recuperación de nuestras exportaciones y un menor decrecimiento de las importaciones.

Por otro lado, cabe indicar también que el INE ha actualizado las estimaciones de la serie contable 2008-2011 de la Contabilidad Nacional de España, revisando a la baja el crecimiento real de la economía española estimada para el conjunto de  2011, desde el 0,7% al 0,4%, al tiempo que ha intensificado la contracción experimentada en 2010, desde el -0,1% al -0,3%, como consecuencia de la mayor caída del consumo de los hogares.

En materia de empleo, los datos de paro registrado publicados por los Servicios Públicos de Empleo para agosto de 2012, evidencian un incremento del 0,8% mensual en el número de desempleados registrados en el total nacional, lo que supone 38.179 parados más, hasta totalizar una cifra total de 4.625.634 inscritos en las oficinas públicas de empleo.

Por el contrario, el desempleo en Canarias ha logrado encadenar el tercer mes consecutivo con descensos, con una caída del 0,4% mensual, lo que supone una reducción de 1.119 parados, que sitúa en 288.666 las personas en situación de desempleo en el Archipiélago.

Bajo la perspectiva sectorial, se aprecia que el desempleo en Canarias se redujo en todos los sectores de actividad durante el pasado agosto, destacando los servicios, toda vez que registran un descenso del desempleo de 637 efectivos, equivalente a un 0,3 por ciento.

Del mismo modo, la construcción registra un retroceso mensual de 196 desempleados, equivalente, en términos relativos, a una minoración del 0,4%, seguida de la agricultura, donde se reduce el desempleo en 163 demandantes (-2,8% mensual), y el colectivo “sin empleo anterior” que contabilizó 113 inscritos menos, para un retroceso del 0,7 por ciento.
Por su parte, la actividad industrial mantiene prácticamente invariable su bolsa de desempleo, al registrar una minoración de apenas el 0,07 por ciento.

Sin embargo, aunque las cifras de paro para el mes de agosto pueden ser consideradas relativamente positivas, este nuevo retroceso del desempleo debe tomarse con cautela, pues las perspectivas en el corto y medio plazo no resultan tan halagüeñas, en un contexto dominado por la falta de signos evidentes que apunten a una reactivación del pulso económico en nuestro Archipiélago, en un contexto de suma debilidad de la demanda interna.

Analizando a continuación los principales indicadores de oferta y demanda en Canarias, desde el lado de la oferta y centrándonos en las entradas de turistas extranjeros, durante julio de 2012, según los datos de AENA, se reduce el número de visitas extranjeras entradas en el Archipiélago en un 3,0% interanual, situando el total de visitas foráneas en las 817.049 personas.

Este resultado supone acumular un total de 5.794.156 turistas foráneos entrados en nuestros aeropuertos durante los siete primeros meses del ejercicio, lo que implica una caída del 2,2% en comparación con el mismo periodo de 2011.

En esta misma línea se muestran las estadísticas de ocupación turística publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que cifran el total de turistas alojados en Canarias en 5.318.593 visitas hasta el mes de julio, lo que significa un retroceso acumulado del 1,9 por ciento. Este descenso obedece a la menor afluencia de turistas en los complejos hoteleros, del 3,3%, que contrarrestó el relativo sostenimiento del segmento extrahotelero (1,5%), beneficiado por el aumento de las estancias del turista local, estimada en un 7,1 por ciento.

Las perspectivas para los próximos meses no apuntan a un cambio de tendencia, tras la desaparición de las bonificaciones de las tasas aeroportuarias y el efecto negativo esperado tras el aumento de la fiscalidad indirecta recientemente aprobado, tanto en el ámbito nacional, como en el regional.

Se conocen, asimismo, otros indicadores de oferta en el Archipiélago, que constatan los bajos niveles de actividad actual en las Islas, como es el caso del Índice de Producción Industrial en Canarias, que se reduce durante el pasado julio en un 2,0% respecto a julio de 2011; o la producción bruta de energía eléctrica, que retrocedió en un 3,0% interanual, durante el pasado mes de junio de 2012.

Con un comportamiento más favorable, el tráfico total de la Autoridad Portuaria de Las Palmas acumula 15.089.058 toneladas hasta julio de 2012, lo que se traduce en un aumento del 7,8% con respecto al mismo periodo de 2011, en un contexto definido por los buenos resultados computados por los tránsitos en el Puerto de Las Palmas.

En cuanto al consumo, el Índice de Comercio al por Menor continúa su trayectoria interanual negativa iniciada en abril de 2011, contabilizando un retroceso del 7,5% interanual; mientras que la matriculación de vehículos durante julio cifra igualmente un retroceso, del 32,3% interanual, con lo que se acumula un retroceso hasta julio del 23,3%, con respecto al valor acumulado hasta julio de 2011. Destaca, en este sentido, la notable caída registrada por las matriculaciones de vehículos de alquiler, cuya flota se ve minorada, en términos interanuales, en un 31,2%, y acumula un retroceso hasta julio del 52,3 por ciento.

Finalmente, atendiendo a la trayectoria descrita por los precios durante julio, últimos dato disponible en el momento de la elaboración de este informe, a pesar de resultar un mes caracterizado por la campaña de rebajas, se observa un incremento mensual del 0,3% del IPC de Canarias, en contraste con el descenso experimentado por el territorio nacional, que observa una caída del 0,2 por ciento.

Esta evolución diferenciada de los precios en el Archipiélago respecto del ámbito nacional se produce como consecuencia de la subida generalizada de impuestos, sobre la producción y el consumo, en el ámbito autonómico, en vigor tras la aprobación de la Ley 4/2012, de 25 de junio, de medidas administrativas y fiscales.

Diferenciando por grupos, se evidencia que esta subida mensual del IPC obedeció a la evolución de los “Transportes”, que cifra un avance del 3,5% con respecto a junio, condicionado por la subida del Impuesto especial sobre combustibles derivados del petróleo; y “Medicinas” (10,9%), que absorbe el efecto de las medidas introducidas en materia farmacéutica por el Real Decreto Ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones.

Por su parte, la inflación subyacente, que elimina el efecto sobre los precios de los componentes más volátiles, como son los productos energéticos y los alimentos no elaborados, se aminora, en un 0,5% en Canarias, y en un 0,7% en el ámbito nacional.

Los resultados expuestos vuelven a poner de relieve las significativas dificultades que confronta nuestra economía, altamente condicionada por la fragilidad de la demanda interna y la baja actividad, en un escenario en donde los recortes públicos, la falta de crédito o el clima internacional incierto, no contribuyen a la mejora de la situación a corto plazo.

Puede acceder al texto íntegro del Informe, a través de Informe mensual de Coyuntura agosto 2012.

 

*Conclusiones del informe de coyuntura socioeconómica. Agosto 2012

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing