Coyuntura Socioeconmica 2017

La caída del empleo -a excepción de los servicios- junto con la incorporación de nuevos activos al mercado laboral determinan la evolución del paro en Canarias en 2011

La ocupación en las Islas cerró 2011 con un descenso del 1,0%, lo que supone la pérdida efectiva de 7.700 empleos, en comparación con el dato estimado para 2010. Cabe matizar, en cualquier caso, que esta caída de la ocupación resulta más moderada que la del conjunto del Estado, donde se ha estimado un descenso del 3,3 por ciento.

Tras este resultado se esconde el recrudecimiento de la crisis de deuda soberana durante el último trimestre de 2011, que interrumpió la tímida recuperación del empleo apreciada en Canarias durante el segundo semestre de 2010 y el primero de 2011, en los que se habían conseguido encadenar dos crecimientos consecutivos con aumentos en el número de ocupados, 12.200 efectivos más durante el primer semestre de 2010, y otros 11.700 durante la primera mitad de 2011, en un contexto influenciado por la mejoría de la demanda del sector turístico.

No obstante, concluido el verano, los efectos de la crisis de deuda soberana obligaban a revisar a la baja las previsiones de crecimiento que se habían adelantado para el año 2011, e incluso las previstas inicialmente para el año 2012, añadiendo nuevas dificultades para acceder al crédito y obligando a reforzar la política de ajuste del gasto público.

Todo ello incidió en mayores limitaciones para nuestra demanda interna, que terminaron repercutiendo sobre el mercado laboral de nuestro país, y también sobre el de Canarias, registrando, en ambos casos, caídas en la ocupación durante  el tramo final del año.

La evolución del empleo coincidió con otro fenómeno relevante, el aumento de la población activa, que crece en Canarias en un 1,8%, estos son 19.800 nuevos efectivos en comparación con el dato de 2010, y a diferencia de lo ocurrido en el contexto nacional, donde el número de activos llegó incluso a registrar un descenso, aunque moderado, del 0,1 por ciento.

De esta manera, el flujo de activos en nuestro mercado laboral retoma nuevamente la tendencia alcista que venía manteniendo durante todo el periodo de la crisis, con la única excepción de 2010, cuando se advirtió un descenso de apenas el 0,6 por ciento.

La incorporación de nuevos activos a nuestro mercado laboral se ha convertido, dada la débil capacidad para crear empleo, en un factor determinante que  influye sobre el crecimiento en el número de parados en las Islas.

Como consecuencia de los efectos conjuntos de la caída del empleo y del aumento de los activos, la población parada aumentó en las Islas en un 8,7% con respecto a 2010, hasta alcanzarse un total de 341.900 desempleados.

Por ramas de actividad, destacan las incluidas en los servicios como las únicas capaces de crear empleo durante el pasado año, contabilizando un incremento conjunto de la ocupación en este sector de 20.700 personas.

No obstante, el avance del empleo de los servicios en su conjunto no resulta un denominador común para todas y cada una de las ramas que conforman el sector terciario.

El aumento de la ocupación se ha concentrado, principalmente, en ramas como el comercio, los transportes y la hostelería que, en conjunto lograron crear 19.900 empleos, en respuesta a la reactivación que han venido mostrando los indicadores de actividad relacionados con el turismo durante 2010 y 2011.

En el mismo sentido, aunque con menor intensidad, crece la ocupación en las actividades incluidas en el epígrafe “Actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades administrativas y servicios auxiliares” (5.200 nuevos empleos), así como en las actividades financieras y de seguros (2.000 nuevos empleos) y las relacionadas con la información y las comunicaciones (1.000 ocupados más).

Sin embargo, otras ramas adscritas a los servicios minoran su número de ocupados, como es el caso del conjunto “Administración Pública y defensa, Seguridad social obligatoria; educación; actividades sanitarias y de servicios sociales”, que anota una caída de 3.800 empleados; las actividades inmobiliarias (-2.100 empleados menos), o las contenidas en el epígrafe “Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento; hogares como empleadores domésticos y como productores de bienes y servicios para uso propio; actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales; otros servicios” (-1.400 ocupados menos).

En cuanto al resto de los sectores, se aprecian sendos descensos, especialmente en el sector de la construcción, que registra una reducción al cierre de 2011 de 18.900 empleos, seguido por el sector industrial y la agricultura, con minoraciones estimadas en 5.900 y 3.600 empleos menos que en el ejercicio 2010.


La evolución de los activos vuelve a ser clave en el primer trimestre de 2012

Durante los primeros meses de 2012, el incremento de la población activa ha continuado como el principal responsable del avance registrado por el paro en Canarias. Según las estimaciones relativas al primer trimestre de 2012, los activos en las Islas se incrementaron en 17.200 efectivos, lo que supuso un avance, en comparación con los datos del último trimestre de 2011, del 1,6 por ciento.

Este aumento estuvo acompañado por un nuevo descenso en la ocupación, en este caso de 3.200 efectivos durante el primer trimestre de 2012, lo que en términos relativos se traduce en una caída intertrimestral del 0,4 por ciento.

Dichas cifras han implicado un nuevo aumento del desempleo, que se sitúa durante el primer trimestre de 2012 en los 362.300 parados, 20.400 personas más que en el último trimestre de 2011.

 

* Para más información sobre la evolución del mercado de trabajo en Canarias durante 2011, puede acceder al capítulo específico de nuestro Informe Anual de la Economía Canaria 2011: 2. Encuesta de Población Activa.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing