Coyuntura Socioeconmica 2017

IPC Septiembre 2011

El IPC en Canarias se incrementa en un 0,1% mensual durante el pasado mes de septiembre.

De acuerdo a los datos de inflación en Canarias, hechos públicos durante la mañana de hoy por el Instituto Nacional de Estadística, los precios de consumo aumentaron un 0,1% mensual, una décima menos que en el ámbito nacional, donde se registró un avance del 0,2 por ciento.

 

En un análisis por grupos, se aprecia que la evolución de los precios en las Islas en comparación con el mes anterior, se desenvuelve en un contexto definido por el efecto estacional de los grupos “Vestido y calzado” y “Hoteles, cafés y restaurantes”.

En este sentido, “Vestido y calzado” contabiliza un incremento del 4,7%, resultado que se muestra en concordancia con la finalización del periodo de rebajas y el inicio de la temporada de invierno, destacando asimismo un comportamiento estacional en “Hoteles, cafés y restaurantes”, donde se cifra un recorte del 0,9%, en sintonía con el descenso de los precios de su subgrupo “Hoteles y otros alojamientos”, del 16,6% por la finalización de la temporada estival.

Por su parte, “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, grupo con mayor peso relativo en la cesta de consumo canaria, registra un repunte del 0,2%, siendo la “papas y sus preparados” (incremento del 3,8%) y el “pan” (avance del 1,3%) las rúbricas con mayor inflación dentro de este grupo. Asimismo, contribuyeron a este aumento mensual las trayectorias descritas por los grupos “Menaje”, con un avance del 0,5%, y “Bebidas alcohólicas y tabaco”, que eleva sus precios en un 0,4 por ciento.

En el lado opuesto, el resto de los grupos que componen la cesta de consumo en Canarias permanecen prácticamente invariables con respecto al mes anterior, destacando el leve retroceso mensual de “Ocio y cultura”, que observa un descenso del 1,9 por ciento.

Por otro lado, el grupo “Transporte” se mantiene invariable con respecto al pasado mes de agosto, si bien en términos interanuales continúa siendo el principal foco de inflación en Canarias, al contabilizar un avance del 8,5% en comparación con el dato de hace un año.

En términos generales, la inflación interanual en Canarias acelera en una décima su tasa de crecimiento, y alcanza el 2,6%, situándose aún por debajo de la media nacional, donde se registró una variación del 3,1 por ciento.

Por grupos, “Bebidas alcohólicas y tabaco” y “Vivienda” mantienen su tendencia alcista de los últimos meses, al cerrar el mes de septiembre con incrementos interanuales del 6,8% y del 4,9%, respectivamente. Ambos aumentos se reproducen en concordancia con los ascensos de sus respectivas rúbricas, donde en el caso del primer grupo destaca el “Tabaco”, que eleva sus precios en un 9,8%, mientras que en el segundo, la rúbrica “Calefacción, alumbrado y distribución de agua” contabiliza un repunte del 10,3 por ciento.

Por el contrario, y al igual que en agosto, los precios de los bienes y servicios relacionados con la “Medicina” y las “Comunicaciones” han experimentado las disminuciones interanuales de mayor intensidad, estimadas en torno al 1,9% y al 1,2%, respectivamente. Asimismo, cabe mencionar, que a pesar del aumento de carácter estacional del grupo “Vestido y calzado” antes mencionado, éste no ha encontrado correspondencia con un avance de los precios en términos interanuales, toda vez que la inflación de este grupo se ha reducido con respecto a septiembre de 2010 en un 0,9 por ciento.

En lo que respecta a la inflación subyacente, que es aquella que resulta de eliminar el efecto en los precios de los componentes considerados más volátiles, como son los productos energéticos y los alimentos no elaborados, también acelera su ritmo de crecimiento interanual en una décima, fijándose, al cierre del pasado mes de septiembre, en el 1,2%, hasta situarse medio punto porcentual por debajo de la media nacional, que se estableció en un 1,7 por ciento.

En virtud de los resultados expuestos, se confirma la elevada influencia que ejercen sobre el IPC general los grupos relacionados con los transportes y los alimentos. De estos dos grupos dependerá la evolución de los precios en lo que resta del año, en un escenario en el que el consumo continúa mostrando síntomas de fragilidad, por la precaria situación que continúa lastrando a la componente doméstica, a pesar del mayor dinamismo que ha venido experimentado el consumo no residente gracias a la recuperación turística.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing