Coyuntura Socioeconmica 2018

Gestión de accidentes de trabajo

web-encabezadoactualizado

 

La Prevención de Riesgos laborales tiene como uno de sus objetivos principales la reducción  del número de accidentes de trabajo.

En cierta manera se podría considerar cada accidente de trabajo que sufre un trabajador, como un fallo en el sistema, un error sobre un perfecto engranaje que no nos debemos poder permitir, y sobre el que tenemos que trabajar para que no se produzca. Pero, por unas causas u otras, a veces, este accidente se produce, y una vez que se ha garantizado la asistencia médica al trabajador, se han realizado las notificaciones oficiales y las consecuencias están siendo tratadas por la Mutua Colaboradora de la Seguridad Social toca analizar lo sucedido.

Gestionar adecuadamente un accidente, consiste en aprovechar la información sobre ese fallo en el sistema para aprender sobre él, es decir, en convertir el accidente en una labor preventiva, analizando lo sucedido para tomar medidas encaminadas a evitar que pueda volver a producirse. Este análisis de lo sucedido es lo que comúnmente denominamos Investigación del Accidente. En este momento es muy importante entender que la investigación se tiene que enfocar en la búsqueda de soluciones y no para buscar culpables.

En el proceso de llevar a cabo la investigación del accidente, uno de los aspectos relevantes que tenemos que determinar es la correcta identificación de las causas que han ocasionado el mismo, reconocer lo que ha perturbado el desarrollo habitual del trabajo, o dicho de otra forma,  tenemos que explicar por qué unos determinados hechos llevaron a producir el accidente.

Los factores que pueden intervenir en un accidente de trabajo pueden ser de naturaleza muy variada y frecuentemente no es posible atribuir el motivo de que éste se produzca a una causa concreta, sino que es necesario profundizar en la investigación, relacionando varios factores que nos permitan explicar correctamente lo sucedido. Estas causas pueden estar relacionadas con factores humanos, actos o comportamientos inseguros, condiciones del puesto de trabajo, materiales, equipos de trabajo, sustancias químicas, organización del trabajo, etc.

La unión de todas estas causas detectadas en la investigación, será la que nos explique con fiabilidad los errores cometidos en la gestión de la Prevención en la empresa, y nos permita enfocar las medidas preventivas correctoras necesarias para garantizar un trabajo seguro que dificulte la posibilidad de que se produzcan nuevos accidentes en la empresa.

El accidente no deja de ser la culminación de uno o varios riesgos presentes en el lugar de trabajo. Recordemos que una de las principales actividades que se tienen que realizar en la prevención de riesgos laborales es la Evaluación de Riesgos. Con ella se pretende identificar los riesgos, establecer los factores que los provocan, valorar la probabilidad de que se produzca y la severidad de los daños ocasionados, para concluir en la aplicación de medidas preventivas concretas y eficaces para evitar la materialización en un accidente de estos riesgos laborales. Por lo que ante cualquier accidente es necesario revisar y comprobar dicha Evaluación de Riesgos.

Por ello, una vez que se ha producido un accidente y se han determinado correctamente las causas que han contribuido a éste, es necesario el estudio de las medidas preventivas correctoras encaminadas a eliminar los riesgos, o en su caso, a minimizarlos en la medida de lo  posible.  Asimismo, se tendrá que valorar los medios de control periódico de las condiciones de trabajo, tratando así de evitar la repetición del accidente.

Para la adecuada gestión de las medidas y en función de los resultados obtenidos, es necesario establecer un plan de acción para adoptar las medidas preventivas establecidas, designando responsable, plazo de ejecución y presupuesto.

Por último y para terminar de una forma correcta toda la gestión del accidente, sería conveniente analizar la eficacia de todo el proceso, comprobando la validez y vigencia de las medidas aportadas y por supuesto el cumplimiento del objetivo propuesto, que no puede ser otro que el que ese accidente no se repita.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing