Coyuntura Socioeconmica 2017

Formación y búsqueda de empleo I. Introducción.

En artículos anteriores de nuestra serie monográfica dedicada a la búsqueda de empleo explicamos cómo debemos usar las herramientas para la búsqueda de empleo (curriculum vitae, carta de presentación y agenda de búsqueda), además de abordar la entrevista de trabajo, dónde y cómo buscar empleo. En varios de ellos se puso de manifiesto la importancia que tiene la formación para mejorar nuestra empleabilidad y aproximarnos a nuestro objetivo profesional.

 

Formación y búsqueda de empleo.

Actualmente nos encontramos con un mercado laboral cambiante, marcado por una profunda crisis económica, en el que existe más demanda de empleo que oferta, y en el que aparecen nuevas ocupaciones y se exige más especialización en los puestos de trabajo.

Por eso, es necesario conocer el mercado de trabajo, poseer la formación adecuada a las necesidades del entorno laboral y tener motivación e iniciativa para continuar mejorando nuestra cualificación.

A través de la formación, podremos adaptarnos  a los cambios del mercado laboral y descubrir nuevos conocimientos e intereses profesionales que desconocíamos y que nos pueden facilitar la búsqueda de empleo. Nos puede permitir mejorar nuestros conocimientos en idiomas o dominio de la informática, adquirir y desarrollar habilidades para mejorar en nuestro puesto de trabajo, o reciclar determinadas capacidades para desempeñar nuevas ocupaciones.

 La formación nos permitirá tener un perfil profesional actualizado.

Si tenemos un buen nivel de formación y cualificación podremos ser más competitivos, permitiéndonos adquirir conocimientos técnicos y  desarrollar competencias laborales como: la capacidad de aprendizaje, el trabajo en equipo, la toma de decisiones, las habilidades comunicativas, la gestión del tiempo, etc… que facilitarán nuestra adaptación al mercado laboral y nos ayudarán a crecer en el ámbito personal y profesional.

Por otro lado, nos ayudará a mantenernos activos, a establecer relaciones sociales con  el resto de participantes de la acción formativa que estemos realizando. Así aumentaremos las posibilidades de intercambiar conocimientos y experiencias con todos ellos, información sobre ofertas y recursos de empleo. En resumen, ampliaremos nuestra red de contactos.

 Elaboración de nuestro propio itinerario formativo

A la hora de seleccionar la formación que más se adecue a nuestras necesidades e intereses profesionales es conveniente diseñar nuestro propio itinerario formativo reflexionando previamente sobre los pasos que vamos a dar:

  • Hemos de analizar nuestra formación, nuestra experiencia laboral  y las competencias que poseemos en función del objetivo profesional que nos hemos planteado.
  • Debemos estudiar detenidamente cuáles son los conocimientos, habilidades y actitudes que requiere el mercado laboral para desempeñar la ocupación que nos interesa y compararlos con nuestro perfil profesional de forma realista y constructiva.

De esta forma, conoceremos nuestro potencial a nivel profesional, sabremos qué tipo de carencias presentamos a nivel formativo y si podemos cubrirlas con alguna determinada acción formativa que nos aproxime a nuestro proyecto profesional.

Eso sí, será importante elegir aquella formación que nos motive e interese, que tenga buenas perspectivas profesionales y completar como mínimo la formación básica que luego nos facilite la realización de otros estudios que nos puedan interesar más adelante.

También debemos tener en cuenta a la hora de elegir un curso los criterios siguientes: los contenidos que se van a impartir, la duración del curso de formación, que tipo de reconocimiento se va a recibir, el presupuesto que podemos destinar a esa formación, si es un curso gratuito o no, si el curso es presencial o formación online, etc.

 Si es necesario, solicita ayuda

Si necesitas asesoramiento al elaborar tu itinerario formativo puedes contar con la ayuda de orientadores laborales que pueden asesorarte en la toma de decisiones para cumplir con tus objetivos profesionales y seleccionar la formación que más se ajuste a tus necesidades.

 

Podemos utilizar diferentes recursos formativos, complementarios entre sí, según las vías de formación que elijamos. Así tenemos la formación reglada y la formación no reglada, las cuales desarrollaremos en siguiente artículo de esta serie.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing