Coyuntura Socioeconmica 2017

Especialidades preventivas

Actualmente la legislación en materia de Prevención de Riesgos Laborales ha organizado la técnicas preventivas, distinguiendo entre las especialidades siguientes:

  •      Seguridad en el trabajo.
  •      Higiene Industrial.
  •      Medicina del trabajo.
  •      Ergonomía y Psicosociología aplicada.

Seguridad en el trabajo

La seguridad en el trabajo es una técnica preventiva que actúa sobre el entorno físico en el que se encuentra el trabajador, para tratar de disminuir el riesgo de accidentes. En el caso de que no se pudiese eliminar totalmente el riesgo, las técnicas tienden a reducir las consecuencias.

Para que se considere accidente, las consecuencias deben ser inmediatas. Si la salud se ve afectada a largo plazo, no se considera accidente sino enfermedad profesional. Estos casos son estudiados por la especialidad de Higiene.

En ocasiones se producen daños difíciles de encuadrar en las técnicas preventivas. Por ejemplo, las radiaciones ionizantes se recogen por la Higiene como causantes de enfermedades profesionales, sin embargo pueden causar muerte rápida en exposiciones de alta radiación, siendo considerado en tal caso como accidente y por ello, dentro de la especialidad de Seguridad.

Higiene Industrial

La Higiene Industrial es una técnica preventiva cuyo fin es mejorar las condiciones ambientales de trabajo para reducir el riesgo de enfermedad profesional. Podría definirse como la ciencia dedicada al reconocimiento, evaluación y control de aquellos factores ambientales que surgen en un lugar de trabajo, y que pueden causar molestias, daño a la salud o notable disconfort e ineficacia a los trabajadores.

Los factores presentes en el medio ambiente, que pueden causar daños en la salud de los trabajadores, son los siguientes:

  •     Agentes biológicos.
  •     Agentes físicos
  •     Contaminantes químicos.

Por tanto, para garantizar la salud de los trabajadores, las empresas deben realizar muestreos y revisiones periódicas para verificar el nivel de agentes contaminantes en el ambiente. Para ello, normalmente la empresa deberá contratar los servicios de un laboratorio, capaz de valorar los resultados obtenidos, para garantizar que el entorno  no es perjudicial para la salud de los trabajadores expuestos.

Medicina del trabajo

“La medicina del trabajo es la especialidad médica que, actuando aislada o comunitariamente, estudia los medios preventivos para conseguir el más alto grado de bienestar físico, psíquico y social de los trabajadores en relación con la capacidad de estos, con las características y riesgos de su trabajo, el ámbito laboral y la influencia de este en su entorno, así como promueve los medios para el diagnostico, tratamiento, adaptación, rehabilitación, y calificación de la patología producida o condicionada por el trabajo (definición según la O.M.S).”

La medicina del trabajo se ocupa de la prevención de los accidentes en el trabajo y las enfermedades profesionales. Para conseguirlo se estudia  individualmente a cada trabajador para determinar lo siguiente:

  •  La adecuación de las condiciones físicas y de salud según los requerimientos del puesto de trabajo.
  •  Se evaluará si las condiciones del puesto de trabajo están afectando a la salud del trabajador.
  •  Si las condiciones del puesto de trabajo han afectado a la salud del trabajador o si este ha sufrido un accidente laboral se determinará el tratamiento más adecuado.

Es obligación del empresario garantizar a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo.

Esta vigilancia sólo podrá llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento. De este carácter voluntario sólo se exceptuarán, previo informe de los representantes de los trabajadores, los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.

Ergonomía

Según la Asociación Internacional de Ergonomía, la ergonomía es el conjunto de conocimientos científicos aplicados para que el trabajo, los sistemas, productos y ambientes se adapten a las capacidades y limitaciones físicas y mentales de la persona.

La Ergonomía trata de adecuar las condiciones del puesto de trabajo al hombre. Los puestos de trabajo se han de diseñar adaptándose a las características de la mayoría de las personas y evitar que los requerimientos del puesto sobrepasen la capacidad del trabajador, pudiendo esto dar lugar  a la aparición de factores de carga, que puedan causar fatiga, inadaptación del trabajador, etc.

Entre los principales objetivos de la Ergonomía podemos citar:

  •     Seleccionar la tecnología más adecuada al personal disponible.
  •     Controlar el entorno del puesto de trabajo.
  •     Detectar los riesgos de fatiga física y mental.
  •     Analizar los puestos de trabajo para definir los objetivos de la formación.
  •     Optimizar la interrelación de las personas disponibles y la tecnología utilizada.

 

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing