Coyuntura Socioeconmica 2017

El IPC desciende en Canarias un 0,7% durante el mes del julio.

Durante julio de 2013, el Índice de Precios de Consumo en Canarias, de acuerdo con los datos publicados durante la mañana de hoy por el Instituto Nacional de Estadística, disminuyó un 0,7% mensual, denotando así, un descenso relativo más intenso que el observado en el ámbito nacional, donde se registró un descenso del 0,5 por ciento.

Como cabía esperar, el descenso intermensual de los precios ha venido definido, principalmente, por el efecto estacional de las rebajas en el grupo “Vestido y calzado”, y, en menor medida, sobre el “Menaje”, cuyos precios se redujeron en un 12,9% y un 1,3%, respectivamente.

Por lo que respecta al resto de los grupos que conforman el índice, los precios han descendido también en los servicios de comunicaciones, donde se apreció una minoración del 1,2%, y en el grupo relacionado con la “medicina” y “bebidas alcohólicas y tabaco”, que cerraron el mes registrando descensos relativos del 0,6% y del 0,2%, respectivamente.

El resto de los grupos experimentaron un encarecimiento de los precios en comparación con el dato del mes de junio anterior, resultando especialmente intenso en el caso de los servicios relacionados con el “Ocio y cultura”, donde los precios aumentaron un 1,4 por ciento.

También aumentaron los precios de bienes y servicios relacionados con el “Transporte”, donde se advirtió un incremento del 0,7%, así como en “hoteles, cafés y restaurantes”, donde aumentaron los precios en un 0,4%, seguido de “Alimentos y bebidas no alcohólicas” y “vivienda”, donde los precios se incrementaron en un 0,2 por ciento.

En este contexto, la inflación subyacente, que muestra la evolución de los precios descontando el efecto de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, anota un descenso mensual en Canarias cifrado en un 1,0%, de modo que, en lo que va de año, acumula ya un descenso del 0,7 por ciento.

En términos interanuales, la inflación en Canarias se desacelera en casi un punto porcentual con respecto al mes anterior, y se sitúa en el 0,6%, aún por debajo de la media del Estado, donde el IPC interanual aumenta en un 1,8 por ciento.

Pese a ello, lo cierto es que este dato todavía recoge algunos efectos sobre los precios finales derivados del aumento de tipos impositivos que gravan los bienes y servicios de consumo, y especialmente, el aumento que experimentaron las tasas públicas en la “Enseñanza” y el impuesto que grava las labores del tabaco durante el pasado año.

No en vano, estos grupos han sido los más inflacionistas al registrar tasas de variación del 13,0% y del 4,7%, respectivamente.

A ellos le han seguido el grupo de “medicina”, donde los precios se han incrementado en un 4,6%, y los “alimentos y bebidas no alcohólicas”, donde los precios han aumentado en un 1,3%, en comparación con el dato de hace un año, seguidos de los incrementos más moderados que han experimentado los grupos de “ocio y cultura” y “transportes”, donde se apreciaron tasas de variación positivas del 0,9% y del 0,3%, respectivamente.

En este contexto, la inflación subyacente en las Islas ha apreciado un incremento interanual de apenas siete décimas (+0,7%), muy por debajo del 1,7% que se observó en el conjunto del Estado, lo que denota claramente cómo el consumo en las Islas permanece estancado.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing