Coyuntura Socioeconmica 2017

Crece el paro en abril en 5.053 personas, hasta los 288.752 desempleados

  • Por el contrario, el desempleo a escala nacional desciende en un 0,14%, totalizando 4.744.235 parados.

Durante abril de 2012, los datos de paro registrado, publicados por los Servicios Públicos de Empleo, constatan un incremento del desempleo en Canarias de 5.053 efectivos en comparación con el mes anterior, que supone un ascenso relativo del 1,78% y sitúa el paro en las 288.752 personas.

De este incremento, 3.117 nuevos parados se corresponden con la provincia de Las Palmas, para un aumento relativo del 2,07%, mientras que en Santa Cruz de Tenerife, las cifras de paro se elevan en 1.936 individuos, es decir, un 1,45% por encima del dato de marzo.

En sentido opuesto, el conjunto del territorio nacional evidencia un ligero descenso del 0,14%, que significa  reducir el dato mensual de paro español en 6.632 individuos, para una cifra total de 4.744.235 demandantes en situación de desempleo.

Cabe indicar que el incremento del paro en el Archipiélago coincide con una minoración del número de Afiliados a la Seguridad Social durante abril, que retroceden, en términos medios, en un 0,57% (3.825 efectivos menos), situando el total de afiliados en los 662.870 efectivos, como consecuencia de la caída de la afiliación en todas su ramas de actividad. Mientras, a escala nacional la afiliación cifra un incremento del 0,10%, que en su caso se corresponde con 16.549 nuevas altas a la Seguridad Social.

Por sectores de actividad, los servicios se sitúan como el principal protagonista del aumento del desempleo, debido fundamentalmente al efecto estacional que supone la finalización de la Semana Santa y el inicio de la temporada de menor demanda turística en Canarias, elevándose en 4.566 personas su número de parados durante el último mes, un 2,32% más.

A este ascenso le siguieron, en términos absolutos, los observados por el colectivo sin empleo anterior, que contabiliza 527 parados más, esto es, un aumento del 3,45% mensual; en la agricultura, donde se registran 136 nuevos desempleados, para un avance del 2,20%; y en la industria, que cifra un incremento del 0,60%, equivalente a 81 parados nuevos.

Por su parte, el sector de la construcción resulta la única rama que reduce su número de desempleados en comparación con marzo de 2012, con una caída del 0,49%, que supone 257 parados menos, probablemente por el trasvase de empleados de larga duración al colectivo sin empleo anterior.

A diferencia d el Archipiélago, en el ámbito estatal se pone de manifiesto que la caída del desempleo responde, principalmente, al comportamiento algo más favorable del sector servicios, que minora en 8.304 personas el número de parados (-0,29%), y, en menor medida, a la construcción y a la agricultura, donde se cifran retrocesos de 1.388 y de 1.241 desempleados, que equivalen en caídas relativas del 0,17% y el 0,74%, respectivamente.

En términos interanuales, se trata del sexto mes consecutivo en que aumenta el desempleo en Canarias, registrándose durante abril un avance del 12,45%, que en términos absolutos supone elevar en 31. 979 efectivos la cifra de parados en comparación con el mismo mes de 2011.

Por sectores,  al igual que en la comparativa mensual, los servicios se configuran como el principal responsable del incremento del paro, registrando un notable aumento de 29.115 nuevos desempleados, que en, términos relativos, suponen un avance del 16,91 por ciento. Mientras, la construcción experimenta un repunte de 1.572 parados, esto es, un 3,11% superior al dato de hace un año, al igual que la industria y la agricultura, donde se contabilizan avances de 1.075 y 862 efectivos, para un aumento relativo del 8,58% y del 16,62%, respectivamente.

En el lado opuesto, tan solo el colectivo “sin empleo anterior” no incrementa su desempleo en comparación con el mismo mes de 2011, cifrando un retroceso del 3,92%, reduciendo así sus cifras en 645 personas.

Los datos de abril vuelven a poner de relieve la compleja coyuntura económica que atraviesa Canarias, muy condicionada por el evidente estado de fragilidad en el que permanece el consumo y la inversión tanto pública como privada.  En este contexto, las recientes modificaciones fiscales anunciadas por el gobierno regional no harán más que redundar en los efectos adversos derivados de la crisis, al perjudicar gravemente al consumo interno, y a la rentabilidad de nuestra principal actividad, el turismo, y con ello a su nivel de empleo. La actividad turística cuenta con estrechos márgenes que se verán reducidos durante 2012, al no poder trasladar el sobrecoste fiscal al precio. Para ejercicios posteriores, un hipotético traslado del incremento impositivo al precio del paquete, pondría en grave riesgo las futuras contrataciones del sector, en un escenario, donde el turismo canario no solamente ha de competir en calidad, sino especialmente en precio.

CONFEDERACIÓN CANARIA DE EMPRESARIOS

4 DE MAYO DE 2012

 

 

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing