Coyuntura Socioeconmica 2017

Conclusiones del informe mensual de coyuntura socioeconómica, mayo 2013

* Puede acceder al texto íntegro del Informe, a través del siguiente enlace Informe mayo 2013

Los datos oficiales de crecimiento para las principales economías del globo, referidos al primer trimestre del año, vuelven a poner de manifiesto la disparidad con que siguen evolucionando las economías desarrolladas durante los primeros meses de 2013.

Por un lado, en Estados Unidos, la actividad económica se ha acelerado a comienzos de año, logrando registrar un avance intertrimestral del 0,6% (2,4% en tasa anualizada), y en Japón, los datos oficiales confirman que el PIB del país se ha incrementado a razón de un 1% durante el primer trimestre.

En ambos países, el efecto de las políticas de impulso que vienen emprendiendo estas economías continúan arrojando buenos resultados en términos de crecimiento, y aunque en el caso de la economía norteamericana pueda atisbarse una relativa moderación en el tono expansivo de estas políticas de cara a la segunda mitad del año, todas las previsiones apuntan a que se conseguirá mantener en el tramo positivo durante el ejercicio.

Por el contrario, la actividad económica de la Zona euro ha continuado en senda descendente y registra una disminución del 0,2%, acusando, principalmente una contracción en los niveles de formación bruta de capital fijo, tanto de la construcción como de la inversión en equipo, en un contexto en el que el consumo público también ha mostrado un ligero descenso, mientras el consumo privado lograba saldar el primer trimestre con un avance muy moderado.

La economía europea no consigue alejar los temores e incertidumbres que la llevaron a la recesión en 2012, especialmente los relacionados con la falta de coordinación en materia de política fiscal y las continuas amenazas que planean sobre el sistema financiero. Ello vuelve a poner de relieve la necesidad de avanzar de manera decidida para alcanzar acuerdos reales en materia de gobernanza europea, reducir los desequilibrios y emprender con garantías de éxito políticas expansivas que animen al crecimiento. En este ámbito, habrá que analizar con detenimiento los efectos de las medidas acordadas por el Consejo Europeo de los días 27 y 28 de junio, principalmente en materia bancaria y en el apoyo al paro juvenil.

En el plano económico nacional, y según los datos oficiales de la Contabilidad Nacional dados a conocer por el INE, el PIB de la economía española ha descendido, en términos intertrimestrales, un 0,5% durante los tres primeros meses del año, y en un 2,0% interanual. Este resultado, aunque negativo, supone una moderación con respecto al registro de cierre de 2012, cuando nuestra economía contabilizó una caída intertrimestral del 0,8 por ciento.

Todos los componentes del consumo han continuado en senda descendente, aunque con un tono menos intenso, salvo el gasto de las Administraciones públicas que aceleró la caída desde el 0,3%, registrado durante el último trimestre del pasado año, hasta el -1,2%, de comienzos del ejercicio en curso.

La caída en la inversión también se ha moderado en los primeros meses del año, apreciándose, incluso, una leve mejoría de la inversión en bienes de equipo que lograban registrar un tímido avance del 0,2 por ciento, aunque la inversión en construcción continúa en valores negativos elevados, con descensos situados en el entorno del 2,5 por ciento.

Por lo que respecta al sector exterior, y si bien la caída de la demanda de importaciones se ha moderado, las exportaciones saldan el primer trimestre del año con un descenso trimestral del 1,3% entre enero y marzo, debido al peor comportamiento que han mostrado las exportaciones de servicios en este intervalo.

No obstante, las ventas de bienes en el exterior han continuado en senda creciente y logran cerrar el primer trimestre del año con un avance intertrimestral del 1,2%, que se traduce en un incremento del 5,2% con respecto al mismo trimestre del año anterior.

Precisamente, el buen tono que mantiene el sector exterior continúa siendo el principal factor positivo que mantiene el pulso de la economía española en un contexto marcado aún por el fuerte estancamiento de su demanda interna. La evolución de la demanda exterior se mantendrá en el corto plazo, dado que los primeros indicadores referidos al segundo trimestre parecen confirmar la tendencia positiva que vienen mostrando las exportaciones españolas durante los dos últimos años.

En este sentido, las ventas al exterior durante el mes de abril experimentaron un avance destacado del 18,6% interanual, un ritmo de crecimiento que duplica al observado por las exportaciones del conjunto de la UE (8,2%), y muy superior al de potencias exportadoras como Alemania (+8,5%), Francia (+9,1%) o Italia (+4,4%).

Las exportaciones responden, de este modo, a una mejora en los niveles de competitividad de nuestra economía puesta de manifiesto a partir de la evolución de indicadores clave como son la mejora en los niveles de productividad aparente del factor trabajo o la reducción los costes laborales unitarios que, en ambos casos, muestran una evolución más favorable incluso que la media de la zona euro, todo ello en un contexto marcado por la contención de los precios de consumo.

No obstante, aún persisten factores que limitan el crecimiento en el corto plazo, derivados, de una parte, de la lentitud con la que se están materializando los objetivos de unión bancaria y de mayor coordinación fiscal en el ámbito de la Gobernanza europea; y de otro, de la necesidad de sostener una administración pública sobredimensionada que necesariamente condiciona cualquier esfuerzo por emprender políticas expansivas que puedan impulsar el crecimiento en nuestro país.

Y mientras no se avance en esta dirección, el mercado laboral no logrará corregir el deterioro al que se ha visto sometido durante el periodo de crisis.

En este sentido, los últimos datos de desempleo referidos al mes de mayo cifran un ligero descenso mensual del número de inscritos del 1,97%, hasta los 4.890.928 desempleados, debido en gran medida al comienzo de la campaña turística en el ámbito nacional, que incidió rebajando las cifras de desempleo y elevó levemente la afiliación (0,2% mensual). No obstante, las cifras de paro registrado aún superan en más de un 3,7% el dato contabilizado hace un año.

En este contexto, y a diferencia de lo sucedido en el ámbito nacional, el mercado laboral canario ha sumado un nuevo incremento mensual durante el pasado mayo, debido fundamentalmente a que los efectos estacionales sobre el mercado de trabajo evolucionan en Canarias en sentido contrario que en el contexto nacional, dado que ese mes ha resultado el mes de menor demanda dentro en el sector turístico canario.

A lo anterior se añade la mala situación en la que sigue inmersa la demanda interna regional, donde tanto el consumo como la inversión persisten bajo mínimos.

Este escenario vuelve a empujar al alza el paro en Canarias, un 1,4% mensual al cierre de mayo, hasta situar el desempleo en las Islas en los 295.824 parados; al tiempo que se reduce la afiliación a la Seguridad Social en 8.589 personas, un retroceso relativos del 1,3 por ciento.

Mientras, los resultados turísticos del pasado mayo en Canarias revelan un descenso de los visitantes extranjeros, que se reducen durante este mes en un 13,1%, si bien en términos interanuales se constata una mejoría con respecto a mayo de 2012, del 7,5%, con lo que la pérdida de turistas extranjeros que había venido acumulándose a lo largo de 2013 se aminora, hasta situarse en el -0,5 por ciento.

Idéntica evolución bajista describe la evolución del Índice de Comercio al Por Menor, un indicador estrechamente vinculado al consumo y que cifra un nuevo descenso durante mayo del 0,7% mensual.

En sentido contrario, avanza durante este mismo mes la energía disponible un 1,0% mensual, si bien observa aún un retroceso con respecto al mismo mes del año anterior del 2,7 por ciento; y mejora durante abril la matriculación de vehículos, con un leve crecimiento del 1,4% que no impide, sin embargo, que acumule desde el inicio del ejercicio una reducción del número de matriculaciones del 11,5% con respecto al primer cuatrimestre de 2012.

Dentro de este marco de debilidad generalizada, los precios siguen mostrando durante mayo una trayectoria contenida en Canarias, donde se elevan en un 0,1% mensual, la mitad que en el ámbito nacional, hasta situar la tasa interanual en el Archipiélago en el 1,3%, frente al 1,7% registrado en el conjunto del país.

Por grupos, destaca la trayectoria alcista durante este último mes de “vestido y calzado”, que observa un comportamiento estacional durante este mes una vez rebasado el periodo de rebajas y se elevan en un 1,2%; y de “Bebidas Alcohólicas y Tabaco”, por la subida de los precios del Tabaco del 6,5% durante mayo; mientras que, en el sentido contrario, desciende el grupo “Transportes” un 1,1% mensual, en un contexto de disminución del precios de los carburantes, visible en la reducción del 2,1 del grupo especial “carburantes y combustibles”.

Los precios siguen evolucionando con moderación a pesar de encontrarse aún condicionados por la aplicación de las medidas de consolidación fiscal que afectaron, principalmente, a la evolución de los precios de los grupos “enseñanza” y “medicina”, además del incremento generalizado de la fiscalidad en Canarias, tras la aprobación durante el pasado julio de la Ley autonómica de Medidas Administrativas y Fiscales.

En este contexto, la inflación acumulada, aquella que contabiliza la evolución de los precios durante los primeros cinco meses del año, estima un retroceso de los precios en las Islas del 0,4 por ciento, un proceso de desinflación que resulta previsible pueda percibirse en la tasa interanual una vez se hay rebasado un año desde la aplicación de las principales medidas de consolidación fiscal que afectaron a la evolución de los precios.

Conocemos asimismo las primeras cifras relativas al sector exportador del Archipiélago para el primer trimestre de 2013, que revelan en esta primera aproximación provisional un retroceso de las ventas canarias en el exterior. Las exportaciones de Canarias alcanzan hasta marzo de 2013 un montante de 907 millones de euros, 98,5 millones menos que en el mismo periodo que en el año anterior, en términos relativos, un descenso del 4,9 por ciento.

La caída de las exportaciones canarias durante el primer trimestre del ejercicio se concentran en los envíos hacia el resto de España (-12,9%) y al resto del Mundo (-4,9%), mientras que, en el lado positivo, las exportaciones hacia el resto de la UE mejoran durante ese mismo periodo en un 2,3 por ciento.

Se observa, en síntesis, un contexto aún dominado por la situación de debilidad de la demanda interna del Archipiélago, muy afectada tras seis ejercicios de crisis, y por la persistencia de factores que dificultan su recuperación, como la falta de crédito o la concentración de buena parte de los recortes públicos en torno a la inversión y la actividad productiva.

No obstante, las buenas perspectivas existentes en el sector turístico de cara a los próximos meses, supondrá un apoyo para la actividad económica de las Islas, en un escenario que se encuentra reforzado por la clara mejoría de la posición competitiva de Canarias tras los avances emprendidos en materia de competitividad durante los últimos ejercicios de incremento de la productividad, mayor flexibilidad laboral y corrección de los costes laborales.

En este marco, la profundidad que alcancen las reformas, principalmente las que deben afrontarse en el entorno de las administraciones públicas españolas en todos sus ámbitos competenciales, así como las medidas de impulso que puedan ir habilitándose en el marco europeo, resultarán claves para cimentar bases sólidas sobre las que asentar relanzamiento de la actividad económica de Canarias y de España durante los próximos años.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing