Coyuntura Socioeconmica 2017

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, septiembre de 2014

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe septiembre 2014

En octubre hemos conocido la última actualización de las previsiones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional para los ejercicios 2014 y 2015, que ponen de manifiesto un deterioro en las perspectivas de crecimiento mundial, debido fundamentalmente a los flojos resultados de las economías avanzadas durante el primer semestre, lastradas por la situación de la deuda y el desempleo, a lo que se une un menor optimismo en las previsiones de parte de las economías emergentes, por el menor impulso de sus demandas internas, las tensiones geopolíticas y por la pérdida de pulso de su sector exportador.

Este contexto ha debilitado la inversión y conducido a revisar a la baja, en una y dos décimas respectivamente, el crecimiento económico mundial para 2014 y 2015, hasta el 3,3% y el 3,8% en cada uno de los casos.

Dentro de las economías avanzadas, es Estados Unidos quien muestra los mejores resultados tras haber superado con éxito las dificultades del primer trimestre del año, motivo por el que el FMI ha revisado al alza-en medio punto- su previsión de PIB para 2014, hasta situarlo en el 2,2 por ciento.

Destaca en la economía estadounidense el fuerte crecimiento observado por el empleo, que recupera los niveles anteriores a la crisis tras crear durante el último ejercicio 2,33 millones de puestos de trabajo, emplazando la tasa de paro a finales de septiembre en el 5,9%. Junto con la positiva evolución del empleo, destacan el recobro del pulso del mercado inmobiliario y la recomposición financiera de los hogares en un contexto de condiciones financieras muy favorables.

En cuanto a Japón, el FMI estima un menor crecimiento del inicialmente previsto debido al aumento de la imposición sobre el consumo en este país que reducido el potencial de crecimiento del país hasta el 0,9%, siete décimas por debajo del inicialmente estimado.

Mientras, en el entorno de las economías emergentes, las previsiones del FMI mantienen las perspectivas de crecimiento para China, que ya se ha convertido en la primera economía mundial con una producción interior de 17,632 billones de dólares (frente a los 17,416 billones estimados para Estados Unidos), previéndose un avance del PIB para 2014 del 7,4%, dentro de un marco de solidez de otras economías emergentes y en desarrollo del área asiática. Mientras, entre las demás economías emergentes, destacan las previsiones para Rusia o América Latina, que apuntan hacia un avance débil de sus tasas de crecimiento.

Tampoco resultan excesivamente optimistas las perspectivas del Fondo para Europa. Los flojos resultados de la zona euro durante la primera mitad del año vuelven a poner de relieve las fragilidades de la economía europea, y en este contexto, el FMI reduce sus previsiones de crecimiento para 2014 y 2015 en la eurozona, en tres décimas hasta el 0,8 por ciento en 2014, y en dos hasta el 1,3% en 2015, revisando asimismo a la baja las estimaciones de crecimiento del PIB de sus principales potencias, Alemania, Francia e Italia.

Por el contrario, el Fondo eleva en una décima las perspectivas de crecimiento para España, que se alinean con la última revisión del Gobierno español, al situarse en el 1,3 por ciento.

No obstante, el riesgo de un eventual estancamiento de la eurozona no parece distribuirse de una manera homogénea en todos los países del área. Así, en Alemania el sector privado ha dado muestras en septiembre de recuperación e indicadores de actividad relevantes como el índice sintético de gerentes de compras (PMI) vuelven a expandirse durante septiembre, sugiriendo que la principal economía europea de Europa podría volver a crecer en el tercer trimestre tras haberse contraído en el segundo.

En el caso de España, el Gobierno dio inicio a la tramitación en el Congreso de los Presupuestos Generales para 2015, cuyas previsiones para 2014 coinciden con las estimadas por el FMI, y de las que se desprende un moderado optimismo sobre el crecimiento del país, eso sí, dentro de un contexto de cierta cautela a la vista de la situación de estancamiento por que atraviesan nuestros socios europeos, hacia donde España dirige gran parte de sus exportaciones.

Conforme se establece en los Presupuestos del Estado, el PIB crecerá un 1,3% en 2014 y un 2% en 2015, mientras que se prevé que la tasa de paro baje desde el 24,7% este año hasta el 22,9% en 2015. Destaca asimismo la influencia de la demanda nacional en el crecimiento de 2014, dado que este aportará 1,8 puntos porcentuales al crecimiento, frente a la aportación de 0,2 punto de la demanda externa.

En materia estrictamente presupuestaria, el Gobierno estima un incremento de los ingresos tributarios para 2015 del 5,4%, 9.484 millones de euros por encima de la previsión para el cierre de 2014, recayendo el grueso de este incremento en la mayor recaudación prevista para el Impuesto de Sociedades, donde se estima un aumento de la recaudación del 20,4%, 3.988 millones de euros más que en 2014, debido fundamentalmente a la eliminación con la reforma fiscal de gran parte de las deducciones aplicables hasta la fecha, previéndose asimismo un aumento de la recaudación en materia de IVA de 4.044 millones de euros, un 7,2% más que en 2014. Mientras, se estima que la recaudación en concepto de IRPF se vea reducida en 458 millones de euros, un 0,6%, debido al efecto de la reforma fiscal.

En este escenario, el Gobierno de Canarias también ha adelantado una revisión impositiva sobre la renta de sentido contrario a la del ámbito nacional, al anunciarse una elevación de la tributación sobre un tramo de renta aún por determinar. Esta medida, de finalidad electoral, tendría eficacia nula a nivel recaudatorio.

Atendiendo a continuación a los resultados más recientes referidos a la economía canaria, lo más destacable resulta que las estadísticas de coyuntura económica para septiembre mantienen la senda de crecimiento iniciada durante el tercer trimestre de 2013.

En este escenario sigue resultando especialmente relevante el papel de los servicios turísticos. Los datos referidos al sector para septiembre reafirman la trayectoria de meses anteriores, cuantificándose un nuevo crecimiento interanual del número de visitantes extranjeros del 7,5%, con lo que se acumula un aumento en los primeros nueve meses del año del 12,1%, hasta un total de 8.361.520 pasajeros.

Este liderazgo del turismo sigue siendo fundamental para explicar la gradual senda de recuperación que ha venido observando el empleo en Canarias durante los últimos meses.

Según los datos de afiliación a la Seguridad Social a último día del mes, en septiembre se registraron 4.525 nuevas afiliaciones, sumándose así, en un periodo de doce meses, un total de 19.513 afiliados más en Canarias. Destaca en esta evolución la influencia de los servicios turísticos, dado que sólo los nuevos trabajadores adscritos a la rama de Hostelería, suponen un 27,1% de los nuevos empleos creados, creándose en el conjunto de los servicios un total de 15.938 puestos de trabajo.

En este contexto, el Índice del Comercio al por menor vuelve a registrar en las islas un aumento interanual durante la última estimación disponible, correspondiente al mes de agosto, del 3,7%, en contraposición con el descenso experimentado en el conjunto del país, donde este índice observa un retroceso del 0,9% interanual.

La gradual recuperación de la demanda interna de Canarias se pone de relieve en la trayectoria de otros indicadores relevantes para la actividad económica, tales como la matriculación de vehículos o la actividad importadora.

Así, el número de vehículos nuevos matriculados supera hasta agosto en un 42,6% el dato de hace un año, apreciándose avances en todos los canales de venta pero más intensos en aquellos relacionados con la inversión empresarial –el segmento de alquiler crece un 67,5% acumulado y los vehículos empresariales un 39,9% -, que en los destinados al consumo duradero de las familias, que, en cualquier caso, observan un destacado aumento 33,9 por ciento.

Mientras, con datos hasta julio, el valor de las importaciones realizadas por el Archipiélago observan un avance nominal del 0,5% interanual, en un contexto en el que las exportaciones se reducen durante el periodo un 6,0%.

En materia de precios, la inflación cuantificó en septiembre un ligero incremento del 0,1%, destacando en esta evolución el avance de los precios de “Vestido y Calzado” tras la finalización de las rebajas, el incremento de las tarifas eléctricas que afectaron a la evolución del grupo “Vivienda” y el aumento experimentado por “Enseñanza” debido al comienzo del curso escolar. En el sentido contrario, debe resaltarse el descenso del 0,8% experimentado por el grupo “transportes” en un contexto de menor cotización internacional del petróleo.

Sin embargo, en la comparativa interanual se mantienen los precios en Canarias con signo negativo, estimándose una caía en septiembre del 1,0 por ciento. Este resultado debe contextualizarse con la realidad de inflación que viene observándose en nuestro país y en el ámbito de la eurozona, donde se registra al cierre de septiembre un descenso del 0,2% y un leve avance del 0,3%, respectivamente.

En virtud de todo lo anterior, la evolución de los diferentes indicadores disponibles, fundamentalmente los relativos al sector turístico, permiten mantener en el corto plazo buenas perspectivas para la economía canaria, dentro de un escenario económico general no exento de riesgos en un horizonte más amplio, sobre todo a la vista de la situación de estancamiento en la eurozona.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing