Coyuntura Socioeconmica 2018

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Octubre de 2018

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe octubre 2018

A comienzos del mes de octubre, la Comisión Europea presentó su Informe de previsiones económicas de otoño, en el que estimaron que el crecimiento del PIB mundial se situará en el 3,7% al cierre de 2018, y en el 3,5% en 2019, lo que supone reducir en dos y cuatro décimas, respectivamente, las previsiones que había anunciado en la primavera pasada.

Esta actualización en las proyecciones de la Comisión se muestra en la misma línea que las efectuadas por otras instituciones como el Banco Central Europeo, la OCDE o el FMI, y en sintonía con los signos de moderación que ha venido mostrando la economía internacional durante los últimos meses, en los que han aflorado riesgos bajistas como las tensiones comerciales internacionales, el encarecimiento del precio del petróleo, el proceso de normalización monetaria en algunas economías avanzadas o la elevada volatilidad de los mercados financieros.

En Estados Unidos las perspectivas económicas permanecen sólidas en el corto plazo, especialmente en lo relativo a la demanda interna, fuertemente sustentada por la política fiscal expansiva y la buena marcha del mercado laboral. No obstante, a pesar del efecto positivo que supuso el acuerdo arancelario firmado con México y Canadá, el temor de un recrudecimiento en las tensiones comerciales con China pueden afectar a la confianza empresarial, y, por extensión, al gasto en inversión.

En este contexto, la Comisión ha mantenido su previsión de crecimiento para la economía estadoudinense en el 2,9% para 2018, si bien reduce en una décima a la baja la de 2019, hasta el 2,6 por ciento.

Por lo que respecta a Japón, tras registrar una leve contracción en el primer trimestre del año, la actividad económica repuntó durante el segundo período, beneficiada de una intensa actividad inversora y la orientación acomodaticia de la política monetaria. A pesar de ello, de cara al cierre del ejercicio se continúa esperando una moderación gradual de la expansión económica, como consecuencia de la subida del precio del petróleo y las tensiones comerciales a escala global.

Las previsiones económicas efectuadas por la Comisión para este país se reducen en dos décimas para 2018 y en una décima para 2019, hasta el 1,1% y el 1,0%, respectivamente.

En cuanto a China, su economía mantuvo un ritmo de crecimiento sostenido durante el último trimestre, impulsada por la solidez del consumo y el respaldo de las políticas de estímulo de su Gobierno. Sin embargo, el elevado nivel de endeudamiento que soporta el país, la desaceleración del mercado de la vivienda y el efecto de una posible nueva subida arancelaria por parte de EEUU sobre sus exportaciones podrían lastrar el crecimiento.

En lo relativo a la Eurozona, aunque a un ritmo más moderado que durante 2017, la Comisión Europea espera que su economía siga creciendo y lo haga de manera generalizada en todos los Estados miembros, al abrigo de los buenos datos que continúa mostrando el mercado laboral, la fortaleza del consumo privado, la demanda interna y la inversión empresarial.

No obstante, el informe advierte que esta evolución está expuesta a un número creciente de riesgos derivados de la mayor incertidumbre entorno al comercio global, las dudas ante la posición del gobierno italiano de aumentar su objetivo de déficit y las negociaciones del Brexit. Estos factores, junto a una evolución algo más débil que la prevista a comienzos del año, ha llevado a la Comisión a revisar a la baja su previsión de crecimiento para la zona del euro, hasta el 2,1% para 2018 (dos décimas menos), y el 1,9% para 2019 (una décima menos).

En el caso de la economía española, las nuevas perspectivas de la Comisión sitúan el crecimiento del PIB en el 2,6% para 2018 y en el 2,2% para 2019, lo que supone una revisión de dos décimas a la baja para ambos ejercicios. Esta actualización de las previsiones para España coinciden con las previstas por el ejecutivo español para 2018, si bien difieren en una décima a la baja con las de 2019, debido a las dudas que suscita a la Comisión algunas de las medidas incluidas en el Plan Presupuestario para el próximo año enviado por el Gobierno el pasado mes de octubre, especialmente en lo relativo a la estimación de ingresos y el impacto de la subida del salario mínimo interprofesional.

Atendiendo a la evolución del empleo en nuestro país, los datos de afiliación a la Seguridad Social muestran una caída en la afiliación del 0,86%, durante el pasado mes de octubre.

No obstante, en términos interanuales, la afiliación experimentó un incremento del 2,80%, que equivale a 511.356 nuevas altas.

Por su parte, el paro registrado aumentó un 1,63% mensual, 52.194 desempleados más, mientras que con respecto a octubre de 2017, el desempleo disminuyó, en el conjunto del país, un 6,21%, lo que se traduce en 212.323 demandantes menos, hasta totalizarse 3.254.703 personas en situación de desempleo.

En el ámbito de Canarias, el empleo aumentó el pasado mes de octubre en un 0,10%, según los datos de afiliación a la Seguridad Social, lo supuso 815 nuevos trabajadores en alta.

El número de afiliados se incrementaba, especialmente en la rama de educación donde se han registrado 2.432 nuevas altas, seguida de otras ramas como el transporte o la hostelería, que también aumentaron el número de afiliados el pasado mes de octubre.

En términos interanuales, la afiliación anota un nuevo crecimiento al superar en un 3,82%, el dato registrado en octubre de 2017.

Ello implica 29.610 altas adicionales en un año, de las que 23.610 se localizan en los servicios, especialmente en las actividades sanitarias y los servicios sociales (4.100 nuevas afiliaciones) y en la “Hostelería” (2.859 afiliados más).

También ha destacado la afiliación en el sector de la construcción donde se han registrado 4.694 efectivos más que en el mismo mes del pasado ejercicio, así como la industria, con 1.285 nuevas altas, y, en menor medida, el sector agrario, con 21 inscripciones adicionales al término del mes de octubre.

En este escenario, el paro registrado en octubre observó un ascenso mensual del 1,30% (2.671 desempleados más que en septiembre), que responde, principalmente, al incremento experimentado en los servicios, y en el colectivo de “Sin empleo Anterior”, que sumó 959 nuevos demandantes de empleo (+5,46%) durante el pasado mes de octubre.

Del mismo modo, el desempleo en agricultura anotó un crecimiento de 271 personas (+6,78%), y la industria incrementó en 51 efectivos su cifra de paro (+0,64%), mientras que, por el contrario, el sector de la construcción registró una caída de 4 efectivos (-0,02%).

En cambio, en términos interanuales, el paro mantiene la tendencia y anota un nuevo descenso del 6,17%, lo que supuso reducir en 13.693 personas el número de demandantes en comparación a octubre de 2017.

Analizando por sectores, si bien todos han visto descender el número de desempleados inscritos, destaca especialmente el conjunto de los servicios, que experimentó una caída de 7.581 parados (-4,61%).

De igual manera, en la construcción se registraron 2.057 efectivos menos en situación de desempleo que hace un año (-9,11%); al tiempo que la industria y la agricultura también apreciaron una reducción del desempleo, con una disminución de 780 desempleados (-8,88%) en el primer caso, y de 251 parados (-4,80%) en el segundo.

En cuanto a la actividad turística, las estadísticas de AENA del mes de octubre apuntan a un incremento mensual del 19,3% en la entrada de turistas extranjeros a Canarias, esto es, 204.925 turistas adicionales, si bien, con respecto a las cifras de hace un año, se mantiene la tendencia descendente iniciada el pasado mes de abril, en un escenario condicionado por la recuperación de destinos competidores, como Turquía o Egipto.

De este modo, el número de visitantes llegados desde el extranjero se aminoró en Canarias un 3,8% interanual, lo que implica 48.231 visitantes menos que en octubre de 2017. Con estos datos, se acumula un total de 9,1 millones de viajeros procedentes del extranjero entre los meses de enero y octubre, 387.281 turistas menos (-3,3%) que en el mismo periodo de 2017.

En lo relativo a los indicadores de oferta y demanda, estos se mantuvieron en niveles similares a los registrados en los meses anteriores. Este es el caso del comercio, donde la cifra de negocios, medida a través del Índice del Comercio al por menor, permanece en terreno negativo, cerrando el mes de septiembre con un retroceso del 6,5% mensual y del 4,3% interanual.

Por su parte, el tráfico portuario en los puertos de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, observó durante el pasado mes de septiembre una caída interanual del 21,1%, que le llevó a acumular durante los primeros nueve meses del año un descenso del 0,6%, como consecuencia, especialmente, de la evolución de las mercancías en tránsito, que registró un retroceso acumulado del 33,7 por ciento.

De manera similar, la matriculación de vehículos apreció un aumento del 41,0% al cierre del mes de octubre, debido a la matriculación de vehículos destinados al alquiler que prácticamente se han triplicado durante el último mes.

Por otro lado, en materia de precios, el IPC registró en Canarias, a lo largo del mes de octubre, un ascenso mensual del 0,8%, una décima menos que en el total nacional, donde los precios se elevaron un 0,9 por ciento.

El aumento del IPC en las Islas respondió, fundamentalmente, a la evolución del grupo “Vestido y Calzado”, cuyos precios se incrementaron un 11,1% mensual, influido por el inicio de la nueva temporada de otoño-invierno; además de “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, donde se evidenció un ascenso del 1,2 por ciento.

En términos interanuales, el índice general de precios apuntó un crecimiento del 1,9%, debido, especialmente, al aumento de los precios del grupo “Transporte” (+5,9%), que sigue acusando el impacto del grupo especial “Carburantes y combustibles”, que apreció un repunte al alza del 15,6% interanual, en un escenario en el que la cotización internacional del crudo se situó, al cierre del mes de octubre, en los 81,6 dólares/barril, un 41,8% por encima del precio del mismo mes de 2017.

Por su parte, la inflación subyacente mantiene la tendencia de moderación de los últimos meses y anota un incremento del 0,7 por ciento.

De cara al cierre de año, cabe esperar que la economía de las Islas mantenga la tendencia observada en meses anteriores, aunque debemos apuntalar el crecimiento en el medio y largo plazo reforzando aquellas medidas que contribuyen a la mejora de la competitividad de nuestro tejido productivo y al fomento de la inversión.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing