Coyuntura Socioeconmica 2017

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, junio de 2014

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe junio 2014

Según el avance que ha publicado recientemente el Banco de España en su último informe económico del mes de julio, la economía española podría haber crecido un 0,5% durante el segundo trimestre del año.

El análisis de los datos disponibles que ha presentado el Banco de España apunta a que la economía española habría acelerado el crecimiento que ya había experimentado en los primeros meses del año en una décima de punto porcentual y, de este modo, habría encadenado cuatro trimestres consecutivos registrando avances trimestrales, confirmando así, el cambio de tendencia que viene describiendo el PIB de España en los últimos periodos.

En su informe, la institución financiera apunta al crecimiento del consumo privado y el repunte de la inversión como principales factores sobre los que se ha apoyado el avance de la economía nacional entre los meses de abril y junio, en un contexto marcado por la normalización de las condiciones financieras, la mejoría del empleo y la consolidación de la fase de recuperación que está mostrando la zona del euro.

Según ese informe, el consumo privado podría haber mantenido el ritmo de avance que había experimentado en el primer trimestre, con un crecimiento trimestral del 0,4% mientras, la inversión habría logrado incrementarse en un 1,3% durante este segundo periodo, compensando así la caída del 0,6% que había registrado a comienzos de año.

El comportamiento agregado de los indicadores adelantados que utilizan los servicios de estudios del Banco de España apuntan a que la aportación de la demanda interna continúa siendo positiva, aunque más moderada que en el trimestre anterior, y también destacan el impulso que han mostrado las exportaciones durante este segundo trimestre, que lograron aumentar en un 1,7%, permitiendo que la aportación de la demanda externa volviera a ser positiva durante el segundo trimestre del año, y ello a pesar del avance que aún mantienen las importaciones.

El dato de crecimiento del segundo trimestre justifica, a su vez, que el Banco de España revise al alza las previsiones de crecimiento para el conjunto del año, en línea con lo que ya hicieran otros organismos de referencia como son FUNCAS o el FMI que también han elevado, recientemente, sus previsiones para este año.

El Banco de España ahora prevé que la economía de nuestro país cierre 2014 con un  avance del PIB del 1,3%, una décima de punto por encima de lo que había anunciado en sus últimas previsiones publicadas en el mes de marzo, y confía que en 2015 nuestro país cierre el ejercicio con un avance del 2,0 por ciento.

En materia de empleo, y en línea con la mejora de la actividad económica que comentamos, la Encuesta de Población Activa referida al segundo trimestre del año que acaba de publicarse, también muestra una recuperación del empleo en nuestro país.

Según la EPA, entre los meses de abril y junio, la población ocupada aumentó en un 2,4%, y ello supuso la creación de 402.400 nuevos puestos de trabajo, permitiendo además, pese al ligero avance de la población activa (+0,4%), disminuir el dato de paro en 310.400 personas.

De este modo, la tasa de paro en nuestro país se ha situado en el 24,5% de la población activa, y aunque es 1,4 puntos inferior al dato que se estimaba a comienzos de año, lo cierto es que continúa siendo elevada en comparación con el contexto europeo, donde la tasa de paro continúa en el entorno del 11 por ciento.

En el caso de Canarias, en cambio, la EPA ha estimado una caída de la población ocupada del 0,34% durante el segundo trimestre del año, lo que implica 2.500 ocupados menos que los estimados a comienzos del ejercicio.

Pese a ello, estos datos de ocupación merecen una lectura positiva, tanto porque la caída trimestral resulta significativamente inferior a la que había mostrado el empleo en el mismo periodo de 2013, como porque, en comparación con los datos de hace un año, el número de ocupados continúa registrando avances positivos.

No en vano, entre los meses de abril y junio del pasado año, en Canarias se llegaron a destruir 10.200 empleos, y si comparamos la población ocupada que estima la EPA en las Islas durante el segundo trimestre de 2014 con la que había estimado hace un año, observamos que el número de ocupados en Canarias se ha incrementado en un 1,4%, en tasa interanual, lo que implica un ritmo de creación de empleo superior, incluso, al que ha experimentado el conjunto del país, donde la población ocupada se ha incrementado en un 1,1% en el último año.

Los datos de la EPA ponen también de manifiesto que la caída que ha experimentado el empleo en Canarias durante el segundo trimestre se ha concentrado, principalmente, entre el colectivo de extranjeros, donde la población ocupada se ha aminorado en 6.100 personas, mientras que, por el contrario, el dato de ocupación entre residentes de nacionalidad española experimentó un avance positivo, reflejando un aumento de 3.600 nuevos empleos durante el pasado trimestre.

En este contexto, la población activa en Canarias ha anotado un nuevo descenso trimestral cifrado, en esta ocasión, en un 0,16%, tras aminorar el número de activos en 1.700 efectivos, aunque, tal y como sucedía en el trimestre anterior, este descenso responde a la menor población extranjera, y más concretamente, la población extacomunitaria, donde el número de activos se ha visto reducido, en comparación con el primer trimestre del año, en 13.100 efectivos.

Debido a la caída en el empleo, el número de parados en las Islas repuntaba ligeramente al alza, sumando 900 nuevos desempleados, de modo que la población en paro alcanzó un total de 356.900 desempleados durante el segundo trimestre del año.

En consecuencia, la tasa de paro se situó en el 32,69% de la población activa en Canarias, lo que supone un leve repunte de 0,13 puntos porcentuales respecto del dato estimado durante el primer trimestre del año, cuando la EPA había situado la tasa de paro en el 32,55 por ciento.

Pese a los datos de empleo, lo cierto es que las perspectivas a corto y medio plazo para la economía canaria en su conjunto apuntan a una mejora relativa de la actividad productiva, habida cuenta de los buenos resultados que continúan arrojando indicadores clave como son la demanda turística y la cifra de negocios del comercio al por menor en las Islas.

En este contexto, el número de turistas extranjeros que han visitado Canarias durante el pasado mes de junio alcanzó los 785.023 visitantes, lo que supuso un incremento del 9,3% en comparación con los datos de hace un año.

Por otra parte, el Índice del Comercio al por menor en el las Islas vuelve a registrar un nuevo incremento interanual durante el mes de junio, cifrando en esta ocasión, un avance del 4,4% que supera ampliamente la media nacional, donde el sector ha mantenido sin variación la cifra de negocios del año anterior.

Esta mejora de la demanda también se ha puesto de manifiesto en la evolución de otros indicadores relevantes para la actividad económica de Canarias como son la matriculación de vehículos, la demanda de energía eléctrica o el tráfico portuario.

A este respecto, el número de vehículos nuevos matriculados durante el pasado mes de junio superó en un 42,6% el dato de hace un año, apreciándose avances en todos los canales de venta, del orden del 67,48% en el segmento de alquiler, del 63,38% en el mercado de vehículos empresariales, y del 21,41% en los vehículos de uso particular.

La demanda de energía eléctrica disponible en Canarias anota un nuevo crecimiento interanual al superar en un 0,48% el dato registrado en junio de 2013, al tiempo que el volumen de tráfico que ha transitado por el conjunto de puertos de titularidad estatal de la provincia de Las Palmas lograba registrar el primero avance interanual (11,05%) después de casi dos años.

En materia de precios, la inflación se mantuvo sin variación durante el mes de junio, al igual que sucedía en el conjunto del territorio nacional, habida cuenta de que las presiones al alza que infringían, principalmente, los carburantes y los bienes y servicios relacionados con el “ocio y cultura” y los “hoteles, cafés y restaurantes”, lograban compensarse con la caída que experimentaron los precios en el resto de los grupos, principalmente, en el campo de los alimentos y el “vestido y calzado”.

Con este resultado, los precios en Canarias, en la comparativa interanual, mantienen el signo negativo al mostrar un descenso del 0,3% que, nuevamente, debe entenderse en un contexto de baja inflación tanto en España como en el ámbito europeo, donde se han registrado avances aunque muy moderados, de apenas un 0,2% y un 0,5%, respectivamente.

Ciertamente, la evolución de la economía canaria durante el primer semestre del año parece estar respondiendo a las expectativas, y en ello ha influido el fortalecimiento de las condiciones financieras y de la confianza en la Zona euro, la evolución más favorable del mercado de trabajo, el buen comportamiento de la balanza comercial y las primeras señales de mejora que se ciernen sobre la inversión.

En este sentido, cabe esperar que, a medida que transcurra la segunda mitad del año en curso, las señales de mejora continúen consolidándose en el panorama económico de nuestro país, y también en Canarias, donde los buenos resultados del sector turístico continuarán impulsando la actividad y el empleo de las Islas.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing