Coyuntura Socioeconmica 2018

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Febrero de 2018

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe febrero 2018

A tenor de los últimos indicadores disponibles, la actividad mundial continúa mostrando un ritmo sólido de crecimiento y cada vez más generalizado en la mayor parte de las economías del globo, beneficiada por unas condiciones financieras favorables, el buen comportamiento del comercio internacional, la mejoría del empleo y la fortaleza del consumo privado.

Así lo refrenda la OCDE, al situar su última previsión de crecimiento de la economía mundial para 2018 y para 2019 en el 3,9%, una tasa dos y tres décimas superior a la estimación anterior, si bien advierten de posibles focos de incertidumbre que podrían condicionar la expansión económica global. No en vano, permanecen ciertos factores de riesgo a la baja relacionados principalmente con la anunciada normalización de las políticas monetarias y la aparición de medidas proteccionistas, que pueden menoscabar el dinamismo mostrado por el comercio mundial.

En este contexto, destacan las previsiones para Estados Unidos, donde se observa un incremento de cuatro décimas sobre la estimación anterior para 2018, hasta el 2,9%, y de siete décimas para 2019, para situarse en el 2,8 por ciento. Esta revisión al alza de la OCDE se produce en coherencia con la robustez que continúa mostrando el mercado laboral estadounidense, donde se creó en el mes de febrero 313.000 nuevos puestos de trabajo, así como en el ascenso del consumo privado y la buena marcha de la inversión, debido, en buena medida, a la menor presión fiscal sobre las empresas y la renta.

Por su parte, entre las economías emergentes, la OCDE eleva en una décima sus previsiones de crecimiento para China hasta el 6,7% para 2018, si bien las mantiene invariables en el 6,4% para 2019. Mientras, en el caso de la India, estima un crecimiento del 7,2% y del 7,5% para 2018 y 2019, respectivamente.

En lo que respecta a la Eurozona, se registra un incremento del PIB del 0,6% intertrimestral durante el cuarto trimestre de 2017, situando el avance interanual durante el trimestre en el 2,7 por ciento. Este aumento se fundamenta, principalmente, en el pulso mostrado tanto por la demanda interna como por la externa, que continuaron afianzando el crecimiento de la actividad europea, en un contexto en el que el mercado laboral sigue perfilando una trayectoria positiva y en el que la expansión mundial está impulsando las exportaciones de la zona del Euro.

El escenario favorable de la economía europea se confirma en las proyecciones de marzo elaboradas por el Banco Central Europeo, que prevén un incremento del PIB del 2,4% para 2018, del 1,9% para 2019 y del 1,7% para 2020. En comparación con las previsiones de diciembre de 2017, las perspectivas de crecimiento se han revisado al alza en una décima para 2018 y se mantienen invariables para 2019 y 2020.

De entre las principales economías de la Eurozona, destaca el crecimiento de España, donde, según la Contabilidad Nacional Trimestral, se constata un incremento intertrimestral del PIB del 0,7% durante el último trimestre de 2017, que llevó a cerrar el trimestre con un crecimiento interanual del 3,1 por ciento.

Esta evolución positiva de la economía española estaría sustentada, fundamentalmente, en el buen pulso mostrado por la demanda interna, especialmente en la inversión en bienes de equipo y el consumo final de los hogares.

En materia de empleo, el mercado laboral español sigue emitiendo señales de recuperación y observa en febrero un incremento mensual del 0,6% en el número de afiliaciones, lo que implica 102.566 nuevas altas. En términos interanuales, la afiliación experimenta una elevación del 3,3%, contabilizando un total de 585.560 afiliaciones adicionales con respecto a febrero de 2017.

Mientras, el paro registra un descenso mensual del 0,2% (6.280 desempleados menos), al tiempo que con respecto a febrero de 2017 la cifra de parados se aminora un 7,5%, lo que se traduce en 280.628 demandantes menos, hasta totalizarse 3.470.248 personas en situación de desempleo al cierre del mes de febrero.

Entrando a analizar la evolución de la economía canaria, los datos de la Contabilidad Trimestral de Canarias, señalan que la actividad en las Islas se desaceleró durante el último trimestre de 2017, observando un aumento del 0,4% frente al 0,6% anotado en el trimestre anterior.

No obstante, en términos interanuales, el PIB regional anota un incremento del 3,1% en comparación al dato registrado en el cuarto trimestre de 2016, lo que es reflejo de la buena marcha de la actividad en el Archipiélago. Destaca la progresión observada por los servicios, que apreciaron un avance interanual del 2,7%, en un contexto en el que el resto de sectores también incrementó el valor de su producción, especialmente dentro del ámbito de la construcción, donde se estima un ascenso del 4,8% interanual. Asimismo, la industria registra un crecimiento del 4,1% y el sector primario un avance del 2,5% interanual.

El crecimiento de la economía canaria tiene traslado al mercado laboral, donde se observa durante el pasado mes de febrero un nuevo incremento de la afiliación a la Seguridad Social del 0,5% mensual (4.150 afiliados más), registrando, en términos interanuales, un avance del 4,3%, equivalente a 32.341 nuevas afiliaciones en marzo, de las que 23.649 se localizan en el conjunto de los servicios, dentro de los que destacan los crecimientos de la actividad comercial (4.479 nuevas afiliaciones) y en la “Hostelería” (3.806 altas adicionales).

Tras los servicios, se sitúa la construcción, con 6.504 afiliados más que en el mismo mes de 2017, seguida de la industria y el sector agrario, que registran un avance interanual de 1.676 y 512 nuevas altas, en cada caso, a lo largo del pasado mes de febrero.

En sintonía con el crecimiento del empleo, el paro registrado aprecia un retroceso mensual del 0,3%, 619 parados menos en relación con el mes anterior, al tiempo que, en términos interanuales, la cifra de paro disminuye un 6,5%, 14.818 demandantes menos que en el mismo mes de 2017. Con estos resultados, la cifra total de desempleados alcanzó al cierre del mes de febrero los 215.082 efectivos.

Analizando por sectores, el descenso mensual más significativo se registra en los servicios, con una minoración de 626 parados (-0,4%); seguido por la construcción, con una caída de 126 desempleados (-0,6%); y el colectivo “Sin Empleo Anterior”, con un retroceso de la cantidad de demandantes de 119 efectivos (-0,7%). Por el contrario, el sector agrario anota un repunte de 215 desempleados (+4,4%), mientras que en la industria el desempleo aumenta en 37 demandantes (+0,4%) en comparación con el mes anterior.

Estos resultados confirman el buen estado de salud del mercado de trabajo en Canarias, al abrigo de la situación de dinamismo en la que se encuentra inmersa la demanda interna y la actividad turística en el Archipiélago.

En el caso concreto del turismo se mantienen niveles elevados de actividad, a pesar de que comienzan a observarse ciertos síntomas de desaceleración.

Así, el número de turistas entrados a Canarias desde el extranjero a lo largo del pasado mes de febrero, supera en un 0,3% el resultado del mismo mes de 2017, lo que se traduce en la llegada de 4.021 visitantes adicionales. Con estos datos, se acumula un total de 2,4 millones de viajeros procedentes del extranjero durante los dos primeros meses del año, un 0,6% más que en el mismo periodo de 2017.

En la misma línea, el número de viajeros alojados en los establecimientos turísticos reglados de las Islas, cuyo último dato se encuentra solo disponible hasta el pasado mes de enero, anota un incremento del 0,6% interanual, un aumento de 5.928 turistas adicionales, alcanzándose un total de 1,0 millones de visitantes alojados durante el primer mes del año.

Cabe destacar que, en este contexto, el personal directo contratado por los alojamientos turísticos de Canarias avanza de forma más intensa, al registrar un avance del 3,4% interanual durante el pasado enero, contabilizándose un total de 58.648 trabajadores, 1.919 empleados más que en el mismo mes de 2017.

En cuanto al gasto turístico, también disponible solo hasta enero, este continúa situándose en terreno positivo, con un aumento interanual del 2,3%, lo que implica un desembolso de 1.448,0 millones de euros durante el mes de enero.

En lo que se refiere a los indicadores de la demanda interna, estos siguen arrojando valores positivos, sustentados en la evolución favorable del consumo.

Tomando también los últimos datos disponibles, correspondientes al mes de enero, el índice de comercio al por menor constata una elevación interanual del 2,7%, mientras que la disponibilidad de energía eléctrica se incrementa un 1,3% en comparación con la registrada durante enero de 2017. En lo referente al tráfico portuario en los puertos dependientes de la Autoridad Portuaria de las Palmas, el volumen de tráfico total experimenta un avance interanual del 1,3%, destacando, especialmente, la evolución de las mercancías en tránsito, en las que se registra un crecimiento del 7,5 por ciento.

En cuanto a la matriculación de vehículos, durante febrero se aprecia un ascenso acumulado del 15,2% en comparación con el mismo periodo de 2017, destacando los vehículos de uso empresarial, cuyas ventas ascienden un 28,5%, además de la matriculación de vehículos particulares y con destino al alquiler, que registran avances acumulados del 13,0% y del 0,8%, respectivamente.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo observa un incremento mensual del 0,4% en Canarias, (+0,1% en el total nacional), debido a la incidencia del grupo “Ocio y cultura”, cuyos precios se elevan un 1,4%, bajo la influencia del subgrupo “Paquetes turísticos” (+6,6%); así como de los grupos de “Bebidas alcohólicas y tabaco” y “Comunicaciones”, que aprecian aumentos mensuales del 2,4% y del 1,9%, respectivamente.

En términos interanuales, los precios anotan en el Archipiélago un repunte del 1,4%, que obedece, en gran parte, al incremento de los precios de “Alimentos y bebidas no alcohólicas” (+2,6%) y a la evolución de los grupos “Restaurantes y hoteles” (+2,4%) y “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” (+1,3%). También influyen al alza, aunque en menor medida, los grupos “Comunicaciones” -afectado por los mayores precios de los servicios de telefonía (+3,8%)- y “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+3,5%), que sigue condicionado por el subgrupo “Tabaco” (+4,6%).

Por su parte, la inflación subyacente anota un crecimiento del 0,9% interanual, lo que remarca la tónica de moderación en la que se han desenvuelto los precios en las Islas durante los meses anteriores.

A la luz de todos estos resultados, resulta previsible que Canarias mantenga esta trayectoria de crecimiento durante los próximos meses, en un contexto de recuperación del mercado laboral, de dinamismo de la demanda interna y, a pesar de los signos de desaceleración, de solidez en la actividad turística. Este resultado realza la necesidad de avanzar en todas las reformas pendientes para seguir avanzando en la mejora competitiva de nuestro tejido productivo, que ayude a consolidar el crecimiento sostenido a medio y largo plazo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing