Coyuntura Socioeconmica 2018

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Enero de 2018

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe enero 2018

La economía mundial comienza 2018 dando señales de un crecimiento sólido, fruto de la mejoría tanto de las economías avanzadas como de las emergentes, en un escenario que se ve favorecido tanto por la continuidad del carácter acomodaticio de la política monetaria, como por el incremento de la actividad económica, lo que impulsa de forma notable el comercio internacional.

Así lo avalan las previsiones económicas más recientes del Fondo Monetario Internacional, que actualizó las expectativas de crecimiento mundial, revisando al alza sus proyecciones para 2018 y 2019 hasta situarlas en el 3,9% para los dos ejercicios, dos décimas por encima de las previsiones anteriores en ambos casos.

Dentro de esta revisión destaca la evolución de Estados Unidos, con un incremento de cuatro décimas sobre la previsión anterior para 2018, situándose en el 2,7%, y de seis décimas para 2019, hasta el 2,5 por ciento.

El buen comportamiento de la economía estadounidense obedece, al ascenso del consumo privado, a la buena marcha de la inversión y al aumento del gasto público, tal y como refrenda el incremento del PIB del cuarto trimestre de 2017, cifrado en un 2,5% interanual (0,6% trimestral). Además, hay que considerar el efecto sobre las previsiones de la reforma fiscal, principalmente, en la inversión y el consumo, dada la reducción de la fiscalidad sobre las empresas y la renta.

Por su parte, el mercado laboral norteamericano continúa ofreciendo signos de fortaleza, registrando en el mes de enero 200.000 nuevos empleos.

En cuanto a las economías emergentes, estas siguen mostrando un nivel de actividad importante, favorecidas por la entrada de capitales extranjeros, además de por la elevación de los precios de las materias primas, de las que resultan exportadoras netas.

Por su parte, la economía de China mantiene el ritmo crecimiento al anotar un ascenso del PIB del 6,9% en el balance de 2017, al abrigo de la progresión positiva del consumo y de los buenos resultados del sector exterior.

En lo que respecta a la Eurozona, al término del cuarto trimestre del pasado año se observa un repunte del PIB del 2,7% interanual (0,6% trimestral), en un contexto en el que el consumo privado y la inversión continúan reforzando el crecimiento, con un mercado laboral que sigue describiendo una tendencia positiva.

Este escenario favorable ha inducido a la Comisión Europea a elevar sus proyecciones de crecimiento para la zona del euro, situándolas en el 2,3% para 2018 (dos décimas más), y en el 2,0% para 2019 (una décima más).

Por lo que se refiere a la evolución de la economía española, según la estimación de avance de la Contabilidad Nacional Trimestral de España, publicada por el INE, el PIB habría anotado un incremento interanual del 3,1% a lo largo del cuarto trimestre de 2017, tras registrar una variación trimestral del 0,7 por ciento.

Esta evolución estaría sustentada en el resultado positivo de la demanda interna y en el comportamiento del sector exterior.

Las proyecciones de crecimiento de la economía de nuestro país continúan siendo favorables, en sintonía con el buen escenario económico, lo que se refleja en la revisión de previsiones que ha realizado recientemente la Comisión Europea, que eleva la estimación para 2018 hasta el 2,6% (una décima más), manteniendo el crecimiento previsto para 2019 en el 2,1 por ciento.

Estos resultados se extienden al mercado laboral, que observa en enero un incremento interanual del 3,5% en el número de afiliaciones, lo que implica 608.067 nuevas altas, a pesar de  la reducción de la afiliación durante el último mes, en el que se registra un descenso del 0,7%, 119.206 personas menos.

En este contexto, el paro registrado anota un ascenso mensual del 1,87% (63.747 desempleados más que en diciembre), si bien con respecto a enero de 2017 la cifra de parados se aminora un 7,54%, lo que se traduce en 283.703 demandantes menos, hasta totalizarse 3.476.528 personas en situación de desempleo al cierre del mes de enero.

Si analizamos la evolución del mercado de trabajo en Canarias, los resultados más recientes, correspondientes también al mes de enero, indican que la afiliación a la Seguridad Social disminuyó un 1,1% con respecto al mes de diciembre (8.366 afiliados menos), sobre todo en las ramas del comercio y en la “Hostelería”, debido al efecto del final de la campaña navideña, mientras que en términos interanuales se aprecia un incremento del 4,6% en el número de afiliados, lo que implica 34.161 altas adicionales en un año, de las que 25.207 se localizan en el conjunto de los servicios, especialmente en la “Hostelería” (5.102 nuevas afiliaciones) y en las actividades comerciales (5.017 afiliados más).

Tras estos, se sitúan el sector de la construcción, en el que se registran 6.196 efectivos más que en el mismo mes del pasado ejercicio; la industria, con 1.716 nuevas altas; y el sector agrario, con 1.042 inscripciones adicionales al término del mes de enero.

En cuanto a los datos relativos al paro registrado, se observa un descenso del 0,18% mensual, 386 parados menos que en el pasado diciembre. En términos interanuales, el número de parados se contrae un 6,93%, lo que equivale a 16.073 personas menos inscritas en los servicios públicos de empleo de las Islas.

Por sectores, todos observan un descenso interanual de la cantidad de demandantes, destacando especialmente el conjunto de los servicios, en el que se experimenta una caída de 10.090 parados que se traduce, en términos relativos, en un retroceso del 5,88% interanual; y el ámbito de la construcción, donde el número de desempleados se aminora en 4.392 efectivos, una caída interanual del 16,14 por ciento. Además, el sector industrial y la agricultura también aprecian un decrecimiento del paro, cifrado en 832 desempleados menos (-8,74%) en el primer caso, y en 167 parados menos (-3,27%) en el segundo.

En lo referente a los indicadores de actividad y demanda, estos mantienen la trayectoria de recuperación, gracias, principalmente, al comportamiento de la demanda interna y de la actividad turística. No obstante, hay que señalar que comienzan a observarse signos de desaceleración del sector, que, en cualquier caso, sigue desenvolviéndose con un elevado dinamismo.

En este sentido, a lo largo del pasado mes de enero, el número de turistas procedentes del extranjero entrados en Canarias supera en un 0,8% el resultado del mismo mes del año anterior, lo que se traduce en la llegada de 9.461 visitantes adicionales, contabilizando un total de 1,2 millones de viajeros provenientes del extranjero.

Por otro lado, el número de viajeros alojados en los establecimientos turísticos reglados de las Islas, sobre los que se dispone de datos únicamente hasta el mes de diciembre, registra una elevación del 1,3% interanual, que implica un aumento de 14.297 turistas. Con estos datos, se acumula un ascenso del 3,8% durante los doce meses del pasado año, 506.354 viajeros adicionales, lo que se traduce en alcanzar un total de 13,7 millones de turistas alojados al término de 2017.

En este contexto, el personal empleado en los alojamientos turísticos de Canarias apunta un crecimiento del 3,1% interanual al cierre del mes de diciembre, contabilizándose así un total de 58.899 trabajadores, 1.779 más que en el mismo mes de 2016.

Si atendemos al gasto turístico, también disponible solo hasta diciembre, como viene sucediendo desde meses anteriores, los datos continúan describiendo una tendencia positiva, con un crecimiento interanual del 4,3%, lo que supone alcanzar la cifra de 1.540,7 millones de euros en el mes de diciembre, acumulando en el global del ejercicio un total de 16.780,2 millones de euros, un 11,4% más que en el mismo periodo del año anterior.

En cuanto a los indicadores de la demanda interna, estos siguen registrando resultados positivos que se fundamentan, en gran medida, en el comportamiento favorable del consumo, tanto residente como no residente.

Durante el mes de diciembre, el índice de comercio al por menor aprecia una elevación interanual del 3,4%, al tiempo que la disponibilidad de energía eléctrica aumenta un 0,8% si la comparamos con la registrada en el mismo mes del año anterior. En lo referente al tráfico portuario en los puertos adscritos a la Autoridad Portuaria de las Palmas, el volumen de tráfico total cerró el ejercicio con un incremento acumulado del 18,0%, influido de forma notable por la evolución de las mercancías en tránsito; mientras que, por su parte, la venta al por mayor de cemento aprecia entre enero y diciembre un avance acumulado del 3,8% en comparación con el mismo periodo del pasado ejercicio.

En lo que se refiere a la matriculación de vehículos, en el transcurso del pasado mes de enero se observa un repunte interanual del 17,2% en comparación con el mismo mes de 2017, destacando los vehículos de uso empresarial, cuyas ventas ascienden un 29,8%, además de la matriculación de vehículos particulares y con destino a alquiler, que anotan sendos ascensos del 14,1% y del 11,8%, respectivamente, en términos interanuales.

En materia de precios, el Índice de Precios de Consumo apunta durante el mes de enero una disminución mensual del 0,9%, en un contexto condicionado, principalmente, por el efecto del grupo “Vestido y calzado”, que aprecia un retroceso del 15,1% mensual, debido a la temporada de rebajas; y en menor medida, por la caída del 1,3% en el grupo “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles”, dada la incidencia del descenso de los precios de la electricidad.

En términos interanuales, los precios mantienen en enero una evolución moderada, con un crecimiento del 0,8% interanual, dos décimas por encima del ascenso que se observa en el ámbito del Estado (+0,6%). Esta progresión se sustenta, fundamentalmente, en el repunte de los precios de “Alimentos y bebidas no alcohólicas” (+2,7%), y en el comportamiento de los grupos “Transporte” (+1,0%) y de “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+4,6%).

Con respecto a la inflación subyacente, que descuenta el efecto de los productos energéticos y los alimentos no elaborados sobre los precios, los resultados continúan situándose en el terreno de la estabilidad, observando un aumento del 0,6% interanual, dos décimas menos que en el conjunto nacional (+0,8%).

En virtud de estos resultados, todo parece apuntar a que la economía de Canarias mantendrá durante los próximos meses esta trayectoria de crecimiento, en un contexto de recuperación en la demanda interna y de fortaleza de la actividad del sector turístico. No obstante, en aras de consolidar esta tendencia a medio y largo plazo, será importante continuar insistiendo en todas aquellas medidas que mejoren la posición competitiva de las empresas de nuestras Islas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing