Coyuntura Socioeconmica 2018

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Diciembre de 2018

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe diciembre 2018

La evolución de la economía mundial durante las primeras semanas del año continúa condicionada por las tensiones comerciales aún no resueltas entre Estados Unidos y China; el mantenimiento de la elevada volatilidad en los mercados bursátiles; el repunte de los precios de las materias primas; y por el rechazo del parlamento británico al acuerdo de retirada de la UE.

Todo ello genera un contexto en el que ya la mayoría de organismos internacionales auguran una moderación en las previsiones de crecimiento para este ejercicio.

Este es el caso del Banco Mundial que, en su último informe, ya prevé un menor crecimiento de la actividad global para 2019, que podría estimarse en el entorno del 2,9%, lo que supone rebajar en una décima el dato previsto anteriormente.

En Estados Unidos, algunos indicadores mostraron ciertos síntomas de desaceleración en el tramo final de 2018, lo que junto a una serie de malos resultados en algunas de sus empresas y el cierre parcial de la Administración, pudiera afectar al crecimiento del país. En este contexto, la Reserva Federal ha abierto la posibilidad de retrasar las dos alzas de tipos adicionales anunciadas para 2019, ante el temor de una ralentización de la economía global mayor de la esperada, y el posible impacto negativo del ajuste monetario.

No obstante, los buenos datos que siguen mostrando el mercado laboral y la demanda interna mantienen las perspectivas de crecimiento para 2019 en el tramo positivo, si bien a un ritmo más moderado, como el previsto por la FED que ha anunciado que el PIB podría aumentar un 2,3% este año, por debajo del 3,0% con el que se prevé cierre 2018.

En lo que respecta a la economía japonesa, los datos de crecimiento del tercer trimestre evidenciaron una caída del 0,6% trimestral, si bien se espera que su actividad retome la senda ascendente en el cuarto trimestre, beneficiado de la orientación acomodaticia de la política monetaria que mantiene el país.

Por su parte, el proceso de desaceleración del crecimiento en China se intensificó en el tercer trimestre, con un aumento del PIB del 6,5% interanual (dos décimas menos que en el periodo anterior).

En cuanto a la Eurozona, la información más reciente confirma una moderación de la actividad, estimándose un crecimiento para el tercer trimestre del 1,7% interanual (seis décimas menos que en el periodo previo), debido a la menor contribución de la demanda externa y la persistencia de incertidumbres derivadas del contexto económico global.

De cara al cierre del año, las previsiones apuntan a un ritmo de crecimiento que, aunque positivo, será más moderado. No en vano, la economía alemana ya ha confirmado un incremento del 1,5% en el conjunto del año 2018, siete décimas menos que en 2017, situándose así, en la tasa más baja del último lustro.

Por otro lado, y aunque fuera de la eurozona, la posibilidad en el Reino Unido de un salida brusca y desordenada ha cobrado fuerza tras el bloqueo parlamentario al acuerdo con la UE, elevando en mayor medida la incertidumbre en torno al resultado final de las negociaciones del “Brexit”, a la espera de conocerse los términos que contendrá el nuevo plan que desarrolla su Gobierno.

En lo que se refiere a España, los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral, correspondientes al tercer trimestre de 2018, apuntan a un ascenso trimestral del PIB del 0,6 por ciento.

El avance del consumo durante el último trimestre ha permitido mantener el ritmo de crecimiento que había registrado durante el periodo anterior, compensando en parte, la moderación que han experimentado la inversión y las exportaciones.

En términos interanuales, el PIB de nuestra economía ha crecido un 2,4 por ciento, medio punto por debajo del avance que había registrado la economía española en el mismo trimestre de hace un año, como consecuencia de la menor aportación de la demanda interna al crecimiento y la moderación paulatina de las ventas al exterior

En este escenario, el Ejecutivo ha presentado el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019, en donde corrigen en una décima su anterior previsión de crecimiento para este año, situándola ahora en el 2,2%, debido, según recoge el documento, al menor dinamismo del entorno internacional y a la necesidad de realizar un mayor ajuste fiscal para reducir el déficit público hasta el 1,3% del PIB.

Entrando a estudiar la trayectoria perfilada por el mercado laboral español, se aprecia que, al cierre del pasado ejercicio, la afiliación a la Seguridad Social a último días del mes se incrementó un 0,2% mensual, esto es, 42.595 altas adicionales.

En el conjunto del año, la cifra de afiliados anotó un aumento del 3,2%, con lo que se contabilizaron 583.456 nuevos efectivos, hasta alcanzar un total de 18.914.563 trabajadores en alta laboral durante 2018.

Por su parte, el paro registrado observó un descenso mensual del 1,55% (50.270 desempleados menos que en el mes de noviembre), al tiempo que, en comparación con el resultado de diciembre del ejercicio anterior, el número de parados se aminoró un 6,17%, lo que supone 210.484 demandantes menos, hasta alcanzar la cantidad total de 3.202.907 personas en situación de desempleo al cierre de 2018.

Atendiendo a la evolución de la economía canaria, las cifras de la Contabilidad Trimestral del tercer trimestre del año publicada por el ISTAC, estiman un crecimiento del 0,4% con respecto al trimestre anterior, dos décimas inferior al del conjunto nacional (+0,6%) y tres décimas menos que en el trimestre precedente (+0,7%).

En comparación con el mismo periodo de 2018, el PIB se habría incrementado un 2,4%; fruto de la trayectoria observada por la actividad agraria, que apreció un ascenso del 1,1%; por la construcción, donde se estimó un avance del 1,0%; y por los servicios, que se elevó un 0,5% interanual. Por el contrario, el valor de la producción en la industria anotó un retroceso interanual del 1,4 por ciento.

En materia de empleo, las cifras del mes de diciembre indican que la afiliación a la Seguridad Social repuntó un 0,7% mensual, 5.389 afiliados más. Destacó dentro de esta evolución el comportamiento de los servicios, que sumaron 6.589 nuevas afiliaciones, sobre todo en las actividades comerciales (1.890 altas adicionales) y en la rama de “Actividades Sanitarias y de Servicios Sociales” (1.821 nuevos efectivos).

Por su parte, la agricultura aumentó el número de afiliados en 667 trabajadores, mientras que, por el contrario, la construcción y la industria redujeron su afiliación en 1.693 y 174 personas, respectivamente.

En el conjunto del año, la afiliación creció durante 2018 un 3,5%, lo que implica 27.620 afiliados más, hasta alcanzar los 812.845 trabajadores en situación de alta laboral en Canarias, el dato de cierre de año más alto de la última década.

De manera similar, los datos de paro registrado en las Islas, correspondientes al mes de diciembre, evidencian una caída mensual del 1,41%, lo que supone una reducción de 2.960 parados en relación con el mes anterior, mientras que, con respecto a diciembre de 2017, la cifra de paro disminuyó un 4,20%, esto es, 9.072 demandantes menos que hace un año.

En lo concerniente al sector turístico, la evolución mensual de la entrada de turistas procedentes del extranjero durante diciembre arrojó un resultado positivo, anotando un ascenso del 7,0%, que implica 87.900 visitantes adicionales. No obstante, en comparación con el dato de hace un año, el turismo foráneo volvió a contraerse, con un descenso del 1,8%, 23.788 turistas menos que en diciembre de 2017, en un contexto que sigue condicionado por la recuperación de otros destinos competidores.

En términos acumulados, el balance de turistas llegados desde el extranjero a Canarias al cierre del ejercicio se cifró en 13,9 millones se pasajeros, 454.881 turistas menos (-3,16%) que los acumulados a lo largo del ejercicio anterior.

En lo relativo al gasto turístico, los últimos datos disponibles, correspondientes al mes de noviembre, apuntan a un descenso interanual del 1,2%, si bien, en términos acumulados, se estima un repunte del 1,6% con respecto al mismo mes del año anterior, que se traduce en un total de 15.487,3 millones de euros en los once primeros meses de 2018.

Por su parte, según el índice de comercio al por menor, las ventas del sector comercial en el Archipiélago se elevaron durante el pasado mes de noviembre un 4,0% mensual y un 0,4% interanual, lo que supuso acumular hasta el penúltimo mes de 2018, un incremento del 0,5 por ciento.

Mientras, el tráfico portuario en los puertos adscritos a la Autoridad Portuaria de Las Palmas, computó durante noviembre una caída interanual del 8,4%, que obedeció, en buena parte, al descenso de la descarga de mercancías, cifrado en un 7,1 por ciento. En términos acumulados, el tráfico total anotó una minoración del 1,3% entre los meses de enero y noviembre.

En cuanto a la matriculación de vehículos, el dato de diciembre refleja un descenso mensual del 8,2%, debido al retroceso observado por la matriculación de vehículos destinados al alquiler y para particulares, con caídas del 23,1% y del 6,5%, respectivamente. Por el contrario, los de uso empresarial computaron un aumento del 11,5% con respecto al mes anterior.

No obstante, en el conjunto del año, la matriculación de vehículos acumuló un repunte del 8,6 por ciento.

En materia de precios, el IPC experimentó en el Archipiélago un descenso mensual del 0,2%, por una caída del 0,4% en el ámbito nacional.

En el conjunto del año, la inflación en Canarias se saldó con un avance del 1,4%, dos décimas más que en el conjunto del Estado que cerró el año con un incremento de los precios del 1,2%.

El mayor crecimiento del IPC en las Islas se debió, en buena parte, al comportamiento de los “Carburantes y los combustibles”, que se elevaron en el conjunto del año un 10,8% en las Islas, frente al 2,8% que lo hizo a escala nacional; y su mayor afectación sobre el precio del grupo “Transporte”, que contabilizó un aumento interanual del 3,5% en las Islas, frente a un avance del 0,2% que mostró este mismo grupo en el ámbito estatal.

Si descontamos el efecto sobre los precios de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, la inflación subyacente en las Islas se habría situado en el 0,8% interanual, una décima por debajo del dato nacional.

La coyuntura económica actual remarca la importancia de seguir avanzando en la mejora competitiva de nuestro tejido productivo, no dando marcha atrás en los resultados alcanzados, a fin de garantizar la necesaria estabilidad que nos permita mantener un crecimiento sostenido de la actividad y del empleo a medio y largo plazo, en un entorno económico internacional cada vez más complejo e incierto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing