Coyuntura Socioeconmica 2017

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, diciembre de 2013

 * Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe diciembre 2013

Durante la última parte del año, el escenario económico internacional se ha desenvuelto entre la ligera mejoría de las perspectivas económicas de los países desarrollados y la atemperación en el crecimiento de los emergentes, produciéndose el efecto conjunto de una leve corrección a la baja de las perspectivas de crecimiento mundial.

Según el BCE, que revisó sus estimaciones durante diciembre, el crecimiento mundial rondará el 3,3% para 2013, para fortalecerse gradualmente en ejercicios posteriores, en los que se prevé un crecimiento del 3,9% para 2014 y del 4,1% durante 2015.

En este contexto, en Estados Unidos, el dato final sobre el PIB del tercer trimestre cerró con un crecimiento en tasa trimestral anualizada del 4,1%, notablemente por encima de la estimación de avance del 2,8%, lo que revela, con carácter general, la existencia de un mayor dinamismo del esperado en la economía estadounidense, a pesar del efecto del cierre parcial de la Administración Federal durante octubre. Estos buenos resultados han animado a una reducción de las adquisición de activos por parte de la Reserva Federal norteamericana, que sin embargo mantendrá de momento su política acomodaticia.

No obstante, deberá descontarse de cara al cuarto trimestre el lastre fiscal que suponen las medidas adoptadas para la reapertura de la Administración, una circunstancia que, a pesar de condicionar el crecimiento, no ha impedido continuar creando empleo, aunque sea de manera leve, durante diciembre de 2013, cuando se añaden 74.000 nuevos empleos, cuantificándose en el último tramo del año creación neta de empleo hasta cerrarse 2013 con 2,2 millones de nuevos ocupados.

En cuanto a Japón, los indicadores del cuarto trimestre manifiestan un comportamiento contrapuesto, y mientras el consumo, los salarios y la producción industrial dieron síntomas de debilidad, otros indicadores como el empleo o la confianza empresarial mantuvieron una tendencia más favorable, destacando, por primera vez desde 2008, el emplazamiento en terreno positivo de la inflación subyacente a partir de octubre.

No obstante, el gobierno de ese país mantiene vivos programas de estímulo, tanto monetarios como fiscales, y en un entorno de depreciación su moneda, estos contribuirán a mantener el ritmo de crecimiento durante la primera parte de 2014.

Por su parte, el ejercicio culmina en China con el anuncio del valor total de sus importaciones y exportaciones al cierre de 2013, que, según su Gobierno, ascienden a 4.160 billones de dólares, un 7,6% más que el año anterior, que le conducen a situarse como el primer país del mundo en términos de comercio mundial, por delante de Estados Unidos. La economía china prosigue asimismo avanzando en la introducción de medidas liberalizadoras, las últimas en el ámbito financiero, donde se ha abierto al mercado la negociación de los certificados de depósitos.

Mientras, en el área del euro, tras el tenue avance relativo del 0,1% registrado durante el tercer trimestre, se prevé un cierto impulso en el crecimiento durante el cuarto periodo del año, bajo condiciones de menor incertidumbre que beneficiarán a la demanda interna, a lo que se une una política monetaria más acomodaticia tras la reciente bajada de tipos oficiales de intervención, así como una política fiscal para el conjunto de la eurozona menos restrictiva en términos generales, y una posible relajación de las condiciones de la oferta de crédito.

No obstante, como advierte el propio Banco Central Europeo en sus proyecciones macroeconómicas de diciembre, a pesar de las mejorías observadas por los países en problemas, entre ellos España, las perspectivas en el medio plazo estarán aún condicionadas por nuevas necesidades de ajuste, tanto en el lado público como en el privado, así como por el problema del desempleo.

En este contexto, las proyecciones sobre el balance de 2013 estiman una caída del PIB del área del euro del 0,4%, que tornará gradualmente hacia tasas de crecimiento positivas, del 1,1% en 2014 y del 1,5% en 2015.

En el caso de España, según datos adelantados por el Ministro de Economía, se prevé un crecimiento del PIB para el cuarto trimestre del 0,3% que confirmaría el cambio de tendencia iniciado en el tercer trimestre (0,1%). No obstante, esta evolución no encuentra correspondencia clara en la evolución de los indicadores disponibles de actividad, entre los que resalta la mejoría del comercio minorista y la inversión en bienes de equipo, así como una evolución más acompasada del mercado de trabajo, que parece haber contenido su proceso de degradación.

En relación con este último aspecto, en materia de desempleo se registra durante diciembre un descenso del 2,24% mensual, equivalente a una disminución absoluta de 107.570 inscritos, aunque la afiliación a último día del mes registra un descenso del 0,32%, un total de 53.551 afiliados menos que en el mes inmediatamente anterior. Estos resultados suponen culminar el ejercicio con un descenso del paro de 147.385 inscritos y con la pérdida de 74.446 afiliados.

En el plano financiero, mejora por segundo trimestre consecutivo la capacidad de financiación de nuestro país, confirmando el cambio de tendencia de la economía española en esta materia, que acumula un saldo acreedor en el conjunto de 2013 de 8.026 millones de euros, el 1,1% del PIB, frente a la necesidad de financiación de 13.134 millones de 2012. Al mismo tiempo, comienza a observarse una gradual apertura de los flujos de crédito empresarial durante el último trimestre de 2013.

En este contexto, en Canarias, los indicadores de empleo, oferta y demanda más recientes confirman, a rasgos generales, la tendencia positiva que ha venido describiendo la actividad económica del Archipiélago durante los últimos meses.

Así, en el mercado de trabajo se observa un significativo descenso del paro registrado del 3,29% mensual, que han conducido a situar el número de inscritos en Canarias en los 274.053 demandantes. Dicho resultado supone una reducción absoluta del paro de 9.325 personas en comparación con el dato del pasado noviembre, con lo que se cierra el balance del ejercicio con un descenso del desempleo del 3,81% con respecto a diciembre de 2012, estos son, 10.862 parados menos.

Mientras, aunque empeora ligeramente la afiliación a último día del mes durante diciembre, en 700 personas con respecto al mes anterior, el balance del año se cierra con un crecimiento de la afiliación en Canarias, al contabilizarse al cierre del ejercicio un total 8.124 afiliados más que en diciembre de 2012, un 1,23% más.

Este crecimiento de la afiliación durante el último año se concentra en las ramas de hostelería, con 6.621 afiliados más; y en comercio, que añade 2.122 nuevos afiliados, en coherencia con los buenos resultados observados durante todo el año en la actividad turística, y durante el segundo semestre en el comercio minorista.

En diciembre, el sector turístico vuelve a refrendar los resultados que ha venido registrando durante todo el año, que conduce al Archipiélago a cerrar con el mayor volumen de turistas foráneos de su historia. Canarias recibió 1.063.844 pasajeros extranjeros durante el último mes, 124.239 pasajeros más que en diciembre de 2012 (un 13,2% más), con lo que culmina el ejercicio con un total de 10.591.260 pasajeros extranjeros, un 4,85% más que el año anterior, 489.767 pasajeros más en términos absolutos.

La evolución positiva del número de visitantes extranjeros coincide con un crecimiento de su gasto turístico. Según la Encuesta de Gasto Turístico (EGATUR), el gasto turístico crece entre enero y noviembre un 10,1% con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzarse los 10.469 millones de euros, un 18,7% del gasto total realizado por los turistas extranjeros en nuestro país. Mientras, el gasto diario por turista en Canarias se sitúa en los 113 euros, un 4,6% superior al estimado al cierre de 2012.

La buena marcha del sector turístico tiene reflejo en otros indicadores de actividad, como sucede con la matriculación de vehículos. Empujado por la buena evolución del segmento de vehículos de alquiler, la matriculación vuelve a confirmar la trayectoria creciente iniciada en marzo, acumulando hasta noviembre un ascenso con respecto al mismo periodo del año anterior del 8,3 por ciento.

En materia de comercio, el Índice de Comercio al por menor cuantifica un nuevo resultado positivo en noviembre, con un crecimiento interanual del 4,0%, confirmando así la trayectoria ascendente que mantiene el comercio minorista en Canarias desde el inicio del segundo semestre de 2013.

Los buenos resultados turísticos y la recuperación del pulso en el comercio han influido en una mejoría de la confianza empresarial en el Archipiélago, que crece de cara al primer trimestre de 2014 un 2,0%, por encima de la media nacional, cuyo valor se sitúa en el 0,8 por ciento.

Mientras, en materia de precios, se cierra el ejercicio con un descenso de la inflación en Canarias del -0,4% interanual, frente al ligero aumento del 0,3% experimentado a escala nacional. Esta evolución en Canarias obedece a una reducción de los precios en un nutrido grupo de productos, entre los que destacan los alimentos frescos, los carburantes, el alquiler de la vivienda y demás bienes y servicios afectos a esta, o los servicios y soportes relativos a las comunicaciones.

Esta reducción coyuntural de los precios está afectada fundamentalmente por factores de carácter volátil, como la cotización del petróleo o el precios de los alimentos frescos, así como por el mayor grado de competencia en determinados sectores como el de las comunicaciones, como demuestra la evolución de la inflación subyacente – aquella que descuenta los efectos volátiles de la inflación y aporta una visión más estructural de esta- que registra un leve crecimiento interanual a diciembre de 2013 del 0,1 por ciento. Por tanto, es probable que los precios retornen en breve a una senda ligeramente positiva en Canarias, resultando previsible que se desenvuelvan a medio y largo plazo dentro de un entorno de relativa moderación.

La situación general en que se desenvuelve la economía canaria parece refrendar los resultados positivos que han venido observándose durante los meses anteriores, especialmente desde el sector exterior del lado de los servicios turísticos, así como desde el comercio, todo ello siempre dentro del contexto de debilidad que aún persiste en la demanda interna del Archipiélago.

Este escenario más favorable viene acompañado de un marco institucional y financiero que ha ido ganando solidez gracias a las reformas acometidas tanto por nuestro país como por la UE, y a pesar de las dudas que siguen suscitando las cuentas públicas, el proceso reformista permite mirar hacia el futuro con un moderado optimismo.

En este contexto de reforma, resultará esencial para Canarias la futura configuración de los incentivos del REF, dado que un REF sólido que potencie las fortalezas de la economía canaria, facilite nuevas oportunidades y compense sus debilidades, coadyuvará a asentar la recuperación de la actividad económica en el Archipiélago, y a impulsar la ansiada creación de empleo.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing