Coyuntura Socioeconmica 2019

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, Agosto de 2019

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe agosto 2019

La economía global continúa bajo el influjo de un foco de incertidumbre que, lejos de disiparse, se ha intensificado en los últimos meses, en un contexto marcado por el recrudecimiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, por la falta de definición en la que se encuentra el “Brexit” y por los riesgos bajistas que afectan al crecimiento a medio y largo plazo.

En el escenario actual de desaceleración y pérdida de confianza en los mercados financieros, los precios de las materias primas han descendido, destacando la evolución de la cotización internacional del petróleo, que cerró el pasado mes de agosto con un descenso interanual del 18,2%, situándose en los 59 dólares/barril, un nivel que no se alcanzaba desde enero.

En cualquier caso, resulta complejo prever cómo evolucionará el mercado del crudo en los próximos meses, debido a la incertidumbre generada por los últimos conflictos en algunas de las zonas productoras de petróleo.

En lo que se refiere a la economía de Estados Unidos, la ralentización económica ya se está manifestando en los principales indicadores de crecimiento, tal como indica el incremento trimestral del 0,5% que observó el PIB al término del segundo trimestre, tres décimas menos que el trimestre previo. Los resultados del consumo privado y las menores tasas de creación de empleo sugieren una desaceleración gradual del crecimiento de esta economía.

En cuanto a la economías emergentes, los conflictos comerciales han perjudicado la evolución de este grupo de países, sobre todo en el caso de China, donde los efectos de la guerra arancelaria con Estados Unidos pueden intensificar la ralentización de la economía.

Por lo que se refiere a la Eurozona, según Eurostat, el PIB del segundo trimestre habría crecido un 0,2% trimestral, dos décimas menos que en el primer periodo del año, lo que refrenda la situación de desaceleración económica del área.

Dentro de esta evolución, destaca el empeoramiento del sector exterior, debido a la ralentización de las exportaciones, en un contexto en el que la contracción de la actividad industrial y los conflictos comerciales, están afectando al crecimiento económico, especialmente, en el caso de Alemania.

Así, el Banco Central Europeo ha recortado sus previsiones de crecimiento para la Zona del Euro, situándolas en el 1,1% para 2019 (una décima menos que la anterior proyección) y en el 1,2% para 2020 (dos décimas inferior).

En esta tesitura, tal y como se esperaba, el Banco Central Europeo ha ampliado el carácter acomodaticio de su política monetaria, anunciando la reducción del tipo de interés aplicable a la facilidad de crédito hasta el -0,5% (hasta ahora se mantenía en el -0,4%). En cuanto a los tipo de interés aplicables a las operaciones principales de financiación y a la facilidad marginal de crédito, estos permanecerán sin variación (0,00% y 0,25%, respectivamente).

Por otro lado, el BCE también acordó la recuperación del programa de compra neta de activos, que se reanudará a partir del próximo 1 de noviembre y se extenderá durante el tiempo que se considere necesario, a un ritmo de 20 MM de euros mensuales.

En lo que concierne al Reino Unido, las tensiones políticas están alcanzando cotas máximas. Las posibilidades de un “Brexit” sin acuerdo podrían haberse congelado, al menos de forma parcial, tras las últimas actuaciones del Parlamento británico, que instan al Gobierno a solicitar una nueva prórroga a la Comisión Europea, si no se ratifica un acuerdo de salida antes del 19 de octubre.

En lo que respecta a la economía española, los principales indicadores de actividad señalan una ligera mejoría, si bien, la industria manufacturera continúa mostrando dificultades.

En este escenario, el servicio de estudios de FUNCAS ha mantenido sin variación su panel de previsiones tras su última revisión, estimando que nuestra economía crecerá un 2,2% en 2019 y 2,0%, al término de 2020.

La desaceleración económica vuelve a manifestarse en el mercado laboral de nuestro país, en el que se observó durante el mes de agosto un descenso mensual de la afiliación a la Seguridad Social del 0,2%, 35.580 efectivos menos que en el pasado mes de julio.

Sin embargo, en términos interanuales, el número de afiliados resultó un 3,9% mayor que el dato observado en el mismo mes del año anterior, lo que supone 719.341 empleos adicionales.

Si entramos a analizar los datos referentes al paro registrado, en el transcurso de agosto se apreció un ascenso mensual del 1,81% (54.371 desempleados más que en julio); mientras que, por el contrario, en relación con el mes de agosto de 2018, la cifra de parados se contrajo un 3,65%, lo que se traduce en 116.264 demandantes menos, situándose, por tanto, en un total de 3.065.804 personas inscritas en las listas de desempleo.

En lo concerniente a la evolución del empleo en Canarias, a diferencia del dato nacional, al cierre de agosto se registró un incremento mensual del número de afiliados a la Seguridad Social del orden del 0,7%, lo que se traduce en la incorporación de 5.220 nuevos efectivos, en relación con el resultado del mes previo.

Dentro de este comportamiento destacó especialmente la actividad de la “Hostelería” que, a pesar de la desaceleración económica, continúa creando empleo, sumando, durante agosto 2.027 afiliados adicionales.

También aumentó la afiliación en otras ramas como las “Actividades administrativas y servicios auxiliares” o las actividades relacionadas con la sanidad y los servicios sociales, en las que el número de afiliados se elevó en 1.895 y 1.286 personas, respectivamente.

En cambio, resulta destacable la caída mensual de 771 afiliados experimentada por el sector de la construcción, durante el pasado mes de agosto.

Si analizamos los datos de afiliación en términos interanuales, se aprecia que en el Archipiélago se anotó un repunte del 3,8%, lo que equivale a sumar 29.771 altas adicionales, en comparación con el dato de idéntico mes del ejercicio precedente. La mayor parte de este incremento se localizó en el conjunto de los servicios (+26.939 trabajadores), sobre todo, en “Educación” (+8.692 efectivos), “Actividades sanitarias y de servicios sociales” (+5.407 afiliados) y “Hostelería” (+2.985 inscripciones).

Sin embargo, en lo referente a los datos de paro registrado, en las Islas se observó un ligero aumento mensual del 0,25%, 511 desempleados más que en el mes inmediatamente anterior; mientras que, por el contrario, si comparamos el resultado del mes de agosto con el apuntado doce meses antes, la cifra de desempleo se ha aminorado un 0,89%, lo que supone, en términos absolutos, un decrecimiento interanual de 1.844 personas.

A la luz de estos resultados, el número de parados en Canarias se situó, al término del mes de agosto, en un total de 205.173 personas.

Por otra parte, en cuanto a la actividad turística, las estadísticas correspondientes al mes de agosto, referidas a la llegada a Canarias de turistas procedentes del extranjero, evidencian una disminución del 1,2% mensual, 12.626 visitantes menos que a lo largo del pasado mes de julio.

De forma similar, el balance del periodo comprendido entre los meses de enero y agosto del año en curso, indica un descenso acumulado del 4,0%, lo que supone la entrada en el Archipiélago de 369.780 viajeros menos que en el mismo periodo de 2018, con lo que, en lo que va de año, se ha registrado la llegada de un total de 8,8 millones de turistas provenientes del extranjero. Esta tendencia se observa, especialmente, en el mercado alemán, que redujo su volumen de entradas un 12,5%, 261.093 turistas menos que en los 8 primeros meses de 2018; y en el conjunto de los países nórdicos, cuya afluencia de viajeros acumula una minoración del 7,8%, lo que supone 76.916 visitantes menos.

Este contexto de ligero enfriamiento de la economía, también se ha extendido al comportamiento de otros indicadores en las Islas, como la matriculación de vehículos, que en el transcurso del mes de agosto se redujo a razón de un 31,6% mensual, fruto, principalmente, de la caída anotada por los vehículos con destino a alquiler, que descendieron un 62,8%, con respecto al mes de julio. Por su parte, la matriculación de vehículos para uso particular y para empresas también apuntó sendas disminuciones del 16,3% y del 6,3%, en cada caso.

En cuanto a los datos de inflación, la contención que han mostrado los precios de consumo en Canarias durante el pasado mes de agosto obedece a las señales de ralentización que ya acusa el consumo interno en las Islas.

Según los datos publicados por el INE, el valor del IPC en Canarias se mantuvo sin variación en el mes de agosto, y en el conjunto del país descendió un 0,1% mensual.

Tal como se esperaba, el grupo “Vestido y Calzado” continuó acusando los efectos de las rebajas del periodo estival, anotando un descenso del 2,1% mensual en el Archipiélago.

Los precios también descendieron en el grupo de bienes y servicios relacionados con la vivienda, anotando una caída del 0,9%, debido, en gran medida, al abaratamiento que viene mostrando la factura de la luz; y en el grupo de “Sanidad”, donde cayeron un 0,3 por ciento.

El resto de grupos que componen el Índice, en cambio, anotaron incrementos durante el último mes, aunque en términos muy moderados, con avances como el registrado por “Ocio y cultura” (+0,8%) o “Muebles y artículos para el Hogar” (+0,4%).

En términos interanuales, el IPC observó también una tasa de variación nula en las Islas, frente al aumento del 0,3% en el conjunto del país, en un contexto en el que los precios del grupo “Transporte” descendieron en Canarias un 0,5%, mientras que en el ámbito del Estado crecieron un 0,2 por ciento. Este comportamiento diferenciado se debe a que los carburantes apuntaron una caída de mayor intensidad en el Archipiélago (-2,4%) que en el total nacional (-1,1%).

De esta manera, los precios en lo que va de año, acumulan un descenso del 0,9%, y la inflación subyacente, que descuenta el efecto sobre los precios de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, también se sitúa en términos negativos, con un descenso acumulado del 0,3 por ciento.

A falta de cuatro meses para el cierre del año, se prevé que la tendencia de los precios se mantenga, salvo ajustes bruscos que puedan afectar al mercado de las materias primas energéticas.

El panorama económico de las Islas atraviesa actualmente un momento clave, en el que deben reforzarse las medidas que fomenten la mejora competitiva de las empresas canarias y la creación de empleo. Para alcanzar estas metas, resulta de vital importancia garantizar el desarrollo de políticas y proyectos encaminados a impulsar el crecimiento, en un escenario de desaceleración global de la economía.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing