Coyuntura Socioeconmica 2017

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, agosto de 2014

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe agosto 2014

A lo largo del verano, la actividad económica mundial ha seguido recuperándose favorecida por el impulso de economías emergentes como China y algunas latinoamericanas (Colombia, México), en un contexto en el que las economías más avanzadas, entre las que destacan Estados Unidos y Reino Unido, han seguido transitando por la senda del crecimiento.

De hecho, el mejor escenario económico en estos dos países ha conducido a sus bancos centrales a dar los primeros pasos hacia la normalización de sus políticas monetarias, que se espera conlleven una progresiva retirada de los estímulos monetarios y, probablemente una posterior subida de tipos, aunque los tempos en que se ejecutarán en su totalidad estas medidas están todavía por determinar.

En cambio, el crecimiento económico de la Eurozona durante el segundo trimestre del año ha emitido señales de estancamiento al estimarse un resultado intertrimestral del PIB del 0,0%, a pesar del crecimiento observado por algunos países como Holanda (0,5%), Portugal (0,6%) o España (0,6%), que no pudieron dotar del impulso suficiente al conjunto del área y compensar el retroceso, del 0,2% en tasa trimestral, que mostraron Alemania e Italia, o el estancamiento observado por la economía francesa.

Este difícil contexto ha impulsado al Banco Central Europeo a adoptar medidas excepcionales en materia de política monetaria y reducir nuevamente los tipos de interés de intervención hasta el mínimo histórico del 0,05%, además de anunciar la puesta en marcha de un programa de adquisición de activos financieros privados, cuya definición se encuentra aún pendiente de ultimarse en el próximo mes de octubre.

Este escenario no ha impedido, sin embargo, que la deuda europea continúe convertida en refugio de la inversión internacional en un contexto dominado por el exceso de liquidez, lo que le condujo a alcanzar tipos mínimos históricos a finales de agosto.

En el caso de España, los tipos del bono de referencia a 10 años llegaron a situarse en el 2,17% durante la última semana de agosto, sin bien ha venido observándose una inflexión de esta trayectoria en las primeras semanas de septiembre, hasta situarse en el entorno del 3,5%, debido fundamentalmente a la influencia de las incertidumbres que se ciernen sobre la economía europea, tales como el Referéndum de Escocia, las relaciones entre la UE y Rusia, el escenario de debilidad que persiste sobre la economía de la eurozona, o la necesidad de aplicar estímulos monetarios aún más vigorosos.

No obstante, la situación más desahogada de la deuda española, y en general las mejores condiciones de financiación resultan fundamentales a la hora de explicar el incremento de la actividad en nuestro país, donde el crecimiento de 0,6% intertrimestral durante el segundo periodo de 2014 confirma el afianzamiento de la economía española.

En este resultado destaca la recuperación exhibida por la demanda interna, impulsada por el consumo de los hogares, que comienza a percibir el cambio de tendencia del mercado de trabajo; y en la inversión, especialmente en la inversión productiva en bienes de equipo.

En el lado negativo, destaca una notable desaceleración de las exportaciones de bienes y servicios, debido a la influencia del menor nivel de actividad de los países centrales de la eurozona, principales clientes de las producciones españolas, así como por la fortaleza del euro frente a otras divisas como el dólar o el yen, que persiste a pesar de las medidas adoptadas por el BCE dificultando las ventas de las producciones europeas en el exterior.

En cualquiera de los casos, parece claro que la economía española se desenvuelve en un escenario general sustancialmente mejor que el de periodos anteriores.

Así lo confirma el último Informe sobre la economía española publicado recientemente por la OCDE, en el que queda constancia un cambio en la situación económica de España bajo la influencia del conjunto de reformas emprendidas tanto a escala nacional como europea.

En cualquier caso, la OCDE advierte de que la situación económica resulta aún frágil, debiendo aún enfrentarse a importantes retos que permitan lograr un crecimiento sólido y sostenido de la productividad y el empleo, así como una mayor profundización en la reducción del endeudamiento, tanto público como privado.

Algunos de los retos que todavía debe emprender la economía española han sido asimismo puestos de relieve en el reciente Informe sobre Competitividad Global 2014-2015, del Fórum Económico Mundial, donde a pesar de percibirse avances en materias relevantes como la consolidación fiscal, el fomento del emprendimiento, la flexibilidad o la robustez del sector financiero, resulta patente que resta aún un importante camino por recorrer. Este estudio pone asimismo el acento en el empeoramiento de la posición relativa de nuestro país en dos materias, la corrupción y la eficiencia del sector público.

Atendemos a continuación a los resultados más recientes referidos a la economía canaria, donde las estadísticas de coyuntura económica para el segundo trimestre ponen de manifiesto que las Islas mantienen la senda de crecimiento iniciada en el tercer trimestre de 2013, sumando en el periodo más reciente un avance intertrimestral del 0,4%. Mientras, en términos interanuales, se estima un crecimiento de la producción del 2,0%, 8 décimas por encima del avance del 1,2% estimado en el conjunto del país.

Los buenos resultados registrados por la economía canaria se producen bajo el liderazgo indiscutible de los servicios, impulsados fundamentalmente por la actividad turística, en un contexto en el que los demás sectores de actividad comienzan a percibir los efectos de los mayores niveles de confianza, del crecimiento de la actividad y la inversión productiva, y de la consecuente recuperación de la senda de crecimiento en el empleo y el consumo.

Los resultados del sector turístico en agosto confirman la trayectoria de meses anteriores marcando un crecimiento interanual de los visitantes extranjeros entrados por los aeropuertos internacionales de Canarias del 12,7%, con lo que ya se acumula un crecimiento durante los primeros ocho meses del año del 12,6%, hasta un total de 7.517.938 pasajeros.

El liderazgo del turismo resulta el principal catalizador de la recuperación observada por el empleo en Canarias. Según los datos de afiliación a la Seguridad Social a último día del mes, en agosto se registraron 6.473 afiliaciones más con respecto a julio, cuantificándose en relación con agosto de 2013 21.660 afiliados más, destacando en ambos casos la influencia de las actividades ligadas al turismo.

Por otra parte, el Índice del Comercio al por menor en las Islas vuelve a certificar un nuevo incremento interanual en el último registro disponible correspondiente al mes de julio, cifrando en esta ocasión un avance del 2,8% que contrasta con el resultado nacional, donde el sector observa un descenso de la cifra de negocios durante dicho ejercicio del 0,3% interanual.

La mejoría de la demanda interna de Canarias se pone también de manifiesto en la evolución de otros indicadores relevantes para la actividad económica como son la matriculación de vehículos, la demanda de energía eléctrica o el incremento de la actividad importadora.

A este respecto, el número de vehículos nuevos matriculados hasta julio supera en un 42,6% el dato de hace un año, apreciándose avances en todos los canales de venta, más intensos en aquellos vinculados a la inversión empresarial – del 68,7% en el segmento de alquiler y el 40,5% en el mercado de vehículos empresariales-, que entre los relacionados con el consumo duradero de las familias, donde sin embargo crece hasta julio la matriculación de vehículos particulares en un destacado 32,7 por ciento.

Mientras, con datos hasta junio, el valor de las importaciones realizadas por el Archipiélago observa un incremento nominal del 2,0%, aunque en el otro lado de la balanza se sitúa la evolución de las exportaciones, que cuantifican una reducción durante ese mismo periodo del 12,0% con respecto al resultado del ejercicio anterior.

En materia de precios, la inflación se mantuvo sin variación durante el mes de agosto, destacando en esta evolución el descenso de los precios de “Vestido y calzado” debido al segundo mes de rebajas (-2,3%), así como las bajadas en los precios de dos grupos especialmente relevantes en la conformación del IPC, “Alimentos y bebidas no alcohólicas” y “transportes”, que registran descensos del 0,2% en ambos casos.

Con este resultado, los precios en Canarias, en la comparativa interanual, mantienen el signo negativo y caen un 0,7 por ciento. Este resultado debe contextualizarse con la realidad de inflación que viene observándose tanto en nuestro país como en el ámbito de la eurozona, donde se ha registrado un descenso del 0,5% y un leve avance del 0,3%, respectivamente.

En virtud de todo lo anterior, de cara a los próximos meses, se dibujan buenas perspectivas para la economía canaria a las puertas de iniciar con la temporada invernal en el sector turístico, dentro de un escenario macroeconómico europeo de cierto estancamiento que en principio, debería condicionar los resultados del sector durante los próximos meses.

No obstante, habrá que vigilar la evolución del contexto europeo durante los próximos meses, como factor de indudable relevancia en nuestra principal actividad económica, el turismo. En Europa, a pesar de que ha mejorado la situación en cuestiones clave como las tensiones financieras que presionaban a la deuda soberana y dificultaban enormemente el crédito privado, el reto sigue siendo alcanzar un mayor grado de cohesión en el Proyecto Europeo, que debe tender hacia una verdadera armonización política, económica y fiscal, como base fundamental sobre la que asentar una senda sostenible para el crecimiento económico y social europeo.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing