Coyuntura Socioeconmica 2017

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, agosto de 2013

* Puede acceder al texto íntegro del Informe, a través del siguiente enlace Informe agosto 2013

Durante los últimos meses los datos de coyuntura más recientes relativos a las principales economías del Globo han comenzado a vislumbrar los primeros signos claros de recuperación.

Por un lado, los indicadores relativos a la economía europea permiten corroborar, después de seis trimestres en recesión, los primeros rasgos positivos de crecimiento en el área del euro, mientras que economías avanzadas como Estados Unidos o Japón mantienen un significativo dinamismo durante los últimos meses, confirmando así los buenos resultados obtenidos durante el segundo trimestre de 2013.

En Estados Unidos, el crecimiento económico ha podido incluso traducirse en creación de empleo, que aunque pierde ritmo durante el último mes, logra dotar de cierto pulso a la demanda interna norteamericana. No obstante, la primera economía del mundo no se encuentra libre de riesgos, especialmente de aquellos provenientes de sus propias cuentas públicas y del mecanismo automático para el control de la deuda, que podría perjudicar a partir de octubre su incipiente recuperación. El Gobierno norteamericano deberá enfrentarse, una vez más, al reto de nuevos recortes del gasto público, pero sobre todo, a la oposición republicana a una nueva subida de los impuestos.

Mientras, en Europa, los datos de crecimiento referidos al segundo trimestre del año sirven para confirmar la salida de la recesión de la eurozona, donde una primera estimación calcula un avance trimestral del PIB del 0,3 por ciento. Este resultado positivo parece gozar de continuidad en lo transcurrido del tercer trimestre, a la vista de la evolución de los indicadores de actividad más recientes.

Desde el lado de la oferta, se observa como los márgenes empresariales mejoran gracias a la evolución de las exportaciones y a la reducción de los costes de producción, mientras que los índices de producción industrial comienzan a aproximarse a niveles expansivos.

Mientras, en el ámbito financiero, la elevación de tipos del bono de referencia alemán ha favorecido la reducción de asimetrías en el marco europeo, produciendo una mejora relativa de las condiciones de financiación en países como España, donde la prima de riesgo logra situarse en el entorno de los 247 puntos básicos.

No obstante, la aparición de estos resultados positivos en el contexto europeo no implica que los riesgos se hayan disipado. Todavía sobrevuela sobre Europa la amenaza de la austeridad excesiva, y del escenario de persistente crecimiento del endeudamiento público que pretende ser atajado más por la vía del ingreso que mediante la contención del gasto, minando en consecuencia la renta disponible de las familias y manteniendo deprimido el consumo.

En este contexto, se observan determinados indicadores referidos a la economía española con un comportamiento positivo, especialmente desde el lado de la oferta, y más concretamente, desde la industria manufacturera y los servicios, lo que ha dotado de mayor impulso a las exportaciones, tanto de bienes como de servicios. En esta evolución ha resultado clave las mejorías observadas en materia de competitividad, un aspecto sobre el que aún se cuenta con margen para la mejora.

Junto con la buena evolución de los principales sectores de exportación de la economía española, comienzan asimismo a vislumbrarse ciertas mejorías del lado de la inversión en bienes de equipo, que según las últimas estimaciones de la CEOE, pueden convertirse en la única componente de la demanda nacional que cierre el ejercicio en positivo.

Las nuevas estimaciones de la CEOE también mejoran en dos décimas sus previsiones de crecimiento para 2013, pronosticándose en consecuencia un menor retroceso del previsto en el PIB, hasta situarlo en el -1,2%, mientras que se estima un leve crecimiento para 2014 del 0,8%, en torno al valor de consenso de las principales instituciones nacionales e internacionales para ese año.

No obstante, la evolución relativamente esperanzadora de la oferta que vaticina un leve crecimiento durante 2014, no va a traducirse en una recuperación clara en el empleo y el consumo, cuya recomposición resultará un proceso lento y gradual. Atendiendo a las estimaciones de la CEOE, la creación de empleo en nuestro país se retrasará hasta la segunda mitad de 2014.

Mientras, en lo que respecta a 2013, la evolución del empleo en nuestro país mantendrá aún una cadencia negativa, y aunque se contiene la pérdida de empleo, resulta probable que este siga cayendo. En este sentido, los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social a último día del mes, a agosto de 2013, confirman esta trayectoria al cuantificarse la pérdida mensual de 13.280 afiliados en nuestro país, esto es, una caída de apenas el 0,1 por ciento.

En este contexto, en materia presupuestaria, continúa el rápido crecimiento del déficit público en nuestro país, hasta contabilizarse los 54.293 millones durante los siete primeros meses del año, que sitúan el déficit en el 5,27% del PIB frente al objetivo de 6,5% fijado para el conjunto del ejercicio. Por administraciones, la administración central acumula un déficit del 4,55 % del PIB, por un 0,77 % del PIB de las comunidades autónomas.

Entre las comunidades autónomas, Canarias, con un déficit acumulado en el ejercicio del 0,40%, ha visto ampliar recientemente su objetivo de déficit, desde el 0,7 hasta el 1,2 por ciento, lo que otorga al gobierno autonómico una capacidad financiera adicional por valor de unos 206 millones de euros.

Los resultados en el Archipiélago en materia de empleo revelan asimismo un mejor comportamiento del mercado laboral canario durante agosto, al certificarse al cierre de este mes la incorporación de 7.685 afiliados más a la Seguridad Social, en términos relativos un 1,2% más que en el mes anterior. Este resultado ha permitido incluso mejorar en 1.917 trabajadores, un 0,3% más, el dato de afiliación en Canarias con respecto a agosto de 2012.

En este resultado vuelve a confirmarse la importante participación de los servicios, y más concretamente del sector turístico, que se erige como el principal elemento sobre el que se apoya el empleo creado por la actividad productiva de las Islas durante el pasado mes de agosto.

El dinamismo del sector turístico sigue tirando de la actividad económica de las Islas, gracias al fuerte crecimiento de la afluencia de visitantes extranjeros tras los recientes acontecimientos del norte de África y Oriente Medio. Según los datos de AENA, el número de turistas extranjeros en Canarias cifra un incremento interanual del 6,6% durante el mes de agosto, acumulándose en lo que va de año un total de 6.674.381 turistas extranjeros, 92.932 más de los contabilizados entre enero y agosto de 2012.

Los visitantes extranjeros mantienen también elevados los niveles de ocupación, en un contexto en el que tanto el turismo nacional como el residente continúa resintiendo la mala situación de la actividad y el empleo en nuestro país.

Asimismo, en correlación con la mayor demanda turística, se observa como el crecimiento registrado por las ventas de vehículos hasta julio (5,6%) se fundamenta sobre el crecimiento de las matriculaciones de vehículos de alquiler, que avanza en términos acumulados durante los primeros siete meses del año en un 41,4%, y en menor medida por el efecto de los planes de incentivo del Gobierno, que influyen sobre el leve ascenso de la matriculación privada del 2,5%, un contexto en el que las matriculaciones vinculadas a la actividad empresarial siguen cayendo, hasta acumular pérdidas en términos de volumen hasta julio de 2013 del 25,8 por ciento.

No obstante, y al margen de los buenos resultados turísticos, los indicadores de demanda interna continúan dando muestras de debilidad en el consumo de las Islas, que no se recuperará hasta que no se revitalice de manera clara la actividad y se reactive el empleo.

Resulta indicativo de la evolución del consumo el resultado del IPC en Canarias, que a pesar de cerrar agosto con la misma tasa mensual de inflación que el resto del concierto nacional (0,3%), advierten una evolución interanual sustantivamente más moderada, con una tasa interanual en el Archipiélago del 0,3% que contrasta con la subida del 1,5% en el conjunto del país.

Si bien es cierto que el bajo nivel de inflación en Canarias se produce en un escenario de mayor descenso interanual de los precios de los carburantes, visible en la evolución del grupo “Transportes” (del -1,0% por una caída de este mismo grupo a escala nacional del 0,4%), resulta aún más relevante la falta de pulso en el consumo, que ha venido induciendo a un bajo crecimiento de los precios en las Islas a lo largo de toda la crisis.

A pesar de la baja inflación, todavía se recoge en el IPC de agosto el efecto sobre los precios finales derivado de aumentos influidos por las medidas de consolidación fiscal, que han venido afectando a la evolución de los bienes y servicios de consumo en el pasado más reciente, y que podría acercarnos en los próximos meses, tras rebasar su efecto, a tasas incluso menores de inflación en Canarias.

Entre los grupos afectados por la consolidación fiscal, destacan “Enseñanza”, que continúa observando un avance interanual del 13,0% en Canarias debido al aumento que experimentaron las tasas universitarias; “Medicina” (5,4%), influido por los cambios normativos introducidos en materia farmacéutica; así como el grupo “Bebidas Alcohólicas y Tabaco” (4,8%), que observa el efecto de la elevación en enero de 2013 del Impuesto que grava las labores del tabaco en Canarias.

Mientras, el dato relativo al Índice de comercio al Por Menor, a pesar de registrar un significativo avance mensual del 13,4% durante julio, este se encuentra influido por el periodo de rebajas, siendo la tasa interanual del 1,9 por ciento.

También permanece en terreno negativo el tráfico de mercancías en los recintos portuarios adscritos a la Autoridad Portuaria de Las Palmas, donde se certifica un descenso acumulado hasta agosto del tráfico total del 13,4%, en un contexto en el que las mercancías en tránsito retroceden 24,0%, y las descargas vinculadas a la demanda interna caen en torno al 4,6 por ciento.

En conclusión, la actividad productiva de las Islas permanece a pesar de contrastarse los primeros signos claros de recuperación tanto en España como en Europa, en condiciones muy similares a meses anteriores, que se han venido caracterizando por la extrema debilidad de la demanda interna y por la falta de crédito, con la única contribución positiva de la demanda externa derivada de los buenos resultados turísticos.

En este contexto, las perspectivas quedarán supeditas al devenir del escenario económico español y europeo, y a la evolución de la actividad turística, a lo que se añade, en el más corto plazo, el grado de afectación que pueda tener sobre la actividad productiva el mayor margen de maniobra concedido al gobierno autonómico en materia de gasto público, de cara al cierre presupuestario de 2013.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing