Coyuntura Socioeconmica 2017

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica, abril de 2014

* Puede acceder al texto íntegro del Informe a través del siguiente enlace Informe abril 2014

Una vez conocidos los resultados de crecimiento para el primer trimestre en las economías avanzadas pueden extraerse algunas conclusiones sobre la evolución económica mundial en el inicio de 2014.

En Estados Unidos, tras haberse emprendido la retirada de las políticas de estímulo monetario a finales de 2013, la economía se mantuvo 0,1% intertrimestral en el primer trimestre de 2014, en un contexto también influenciado por las malas condiciones meteorológicas que afectaron a gran parte del país durante los primeros meses del ejercicio.

No obstante, los datos sobre actividad y empleo de abril muestran un escenario más tranquilizador, al menos del lado del empleo, al crearse 288.000 puestos de trabajo en este mes, si bien la producción industrial retrocede durante ese mismo mes en un 0,6% mensual.

Por su parte, la evolución económica de China, que aporta el dato de PIB en forma de crecimiento anualizado, estima un avance durante el primer trimestre del 7,4%, menor del previsto debido a la existencia de presiones a la baja, tales como un menor dinamismo de sus exportaciones y una cierta pérdida de vigor en la inversión y en la producción industrial.

Mientras, en Europa hemos conocido las estimaciones sobre crecimiento para el primer trimestre a raíz de la reciente publicación de Eurostat, en las que se cuantifica un avance trimestral del 0,2% del PIB para el conjunto del área, que no consigue remontar el crecimiento tras haber dejado atrás la recesión.

Por países, destaca en el lado positivo los crecimientos observados por Alemania, del 0,8% trimestral en un contexto favorecido por la recuperación de su demanda interna que compensa la pérdida de dinamismo observada por las exportaciones, y por España, que estima un crecimiento del 0,4% trimestral, el doble del observado en el conjunto del área, gracias a la contribución de la demanda nacional, que compensa la menor aportación de la demanda interna.

En el otro lado de la balanza, destaca la débil situación que atraviesan algunos países del área del euro, como Francia, que observa un crecimiento nulo durante el primer trimestre condicionado por las políticas de austeridad aplicadas por el Gobierno galo; o la recaída de Italia, que vuelve a territorio ligeramente negativo al descender un 0,1% trimestral.

Mientras, Reino Unido, país que se encuentra dentro de la Unión pero fuera del euro, contabiliza un crecimiento intertrimestral del 0,8%, favorecido por el avance del sector manufacturero y por la mejoría observada en la construcción, en un contexto en el que tanto la inversión empresarial como el consumo retornan a tasas positivas de crecimiento.

Pendientes de conocer los resultados detallados sobre la evolución en el primer trimestre del año, que se publicarán el próximo 29 de mayo, todo apunta a que la economía española se encuentra ya inmersa en un proceso de recuperación. No obstante, habrá que valorar en qué medida afectará el bajo crecimiento que están observando un buen número de países dentro del marco europeo, a los que se dirige una parte considerable de nuestras exportaciones.

En el ámbito laboral, los resultados de la EPA para el primer trimestre invitan a una cierta cautela en relación con la evolución del mercado de trabajo español. Los resultados del primer trimestre en materia de empleo no resultan positivos, y se pierden 184.600 ocupados con respecto al trimestre anterior, una caída del 1,1%, aunque la salida de 187.000 activos del mercado laboral español beneficia al resultado del paro, que reduce su número de efectivos en 2.300 personas. En términos interanuales, la destrucción de empleo se ha ralentizado, aunque de forma más moderada que en trimestres anteriores, situándose la tasa interanual en el -0,5 por ciento.

En este contexto, el comportamiento del mercado laboral de Canarias resultó similar al nacional en términos intertrimestrales, si bien la caída de la ocupación resulta más moderada, destacándose incluso una creación neta de empleo con respecto al mismo trimestre del año anterior.

Según los últimos resultados de la EPA, la ocupación observa en Canarias un leve descenso intertrimestral del 0,15%, 1.100 ocupados menos durante el primer trimestre de 2014, rompiendo así con el buen dato del trimestre anterior, donde se crearon un total de 18.900 nuevos puestos de trabajo. Hay que indicar que el descenso del empleo en Canarias coincide con un periodo de menor actividad en nuestra economía, especialmente en el sector comercial tras la finalización de la temporada invernal de navidad y rebajas, así como en el sector turístico, a medida que nos acercábamos al cierre del trimestre y se daba por finalizada la temporada alta en el sector.

En este contexto, los activos se reducen en el primer trimestre un 1,0%, un total de 10.400 activos menos, debido fundamentalmente al descenso observado por el colectivo de extranjeros, que se minora en 8.500 efectivos, lo que conduce a un descenso del paro del 2,6%, 9.300 personas menos que en el trimestre anterior. La cifra total de parados estimados por la EPA se sitúa así en los 356.000 desempleados, mientras que la tasa de paro queda emplazada en el 32,55%, medio punto por debajo del nivel estimado en el último trimestre de 2013.

Con respecto al mismo trimestre del año anterior, se estima un ascenso de la ocupación en Canarias de 2.400 puestos de trabajo, un 0,33% más que en el primer trimestre de 2013, lo que supone observar por primera vez desde el último trimestre de 2011, tasas positivas de crecimiento en el empleo. En esta evolución destacan los resultados observados por los servicios, donde se crea un total de 8.200 puestos de trabajo en el periodo considerado, y por la agricultura, con 7.200 ocupados más, mientras que por el contrario reducen sus niveles de ocupación tanto la industria (-1.700 ocupados) como la construcción (-11.200 ocupados).

Conocemos asimismo resultados más recientes sobre el mercado laboral, referidos al último día del mes de abril, tanto en materia de paro registrado como de afiliación, de los que puede deducirse que el mercado laboral de Canarias podría seguir incurso en un proceso de reducción en el número de activos.

Al final de abril, el paro registrado observa una reducción de 712 personas con respecto a marzo, hasta situarse el número total de inscritos en los 276.786 demandantes, un 0,26% menos que en el mes anterior, en un contexto en el que la afiliación a la Seguridad Social se reduce también en 3.897 personas, una caída mensual del 0,6 por ciento, principalmente por el efecto de la finalización de la temporada alta en el sector turístico, visible en la reducción de 3.014 empleos observada por la rama de “Hostelería”.

No obstante, en términos interanuales, sí se observa un comportamiento positivo en el mercado laboral canario en la afiliación, al cuantificarse un crecimiento del 17.929 afiliados más que en el mismo mes del año anterior, un aumento 3,76% más, destacando el comportamiento exhibido por los servicios donde se observa un incremento 20.643 afiliados, destacándose dentro de los servicios el resultado de la hostelería, donde se contabilizan 7.472 afiliados más que en abril de 2013.

La buena evolución de la afiliación en la Hostelería resulta indicativa de la buena marcha del sector, que acumula un crecimiento en la afluencia de turistas extranjeros hasta abril de 2014 del 14,0% interanual (fuente: AENA), recibiéndose sólo durante el mes de abril un total de 967.362 extranjeros, un 23,0% más que en el mismo mes del año anterior, un muy buen resultado que estuvo también favorecido por el efecto calendario del desplazamiento de la Semana Santa de marzo a abril.

Sigue asimismo evolucionando en sentido positivo el Índice de Comercio al Por Menor (INE) en las Islas, que registra en marzo un nuevo crecimiento del 3,7%, manteniéndose con ello la senda de crecimiento iniciada al comienzo del tercer trimestre de 2013, gracias sobre todo a la contribución del consumo no residente.

La demanda regional comienza también a dar los primeros síntomas de recuperación, que son visibles en los resultados hasta marzo de la matriculación de vehículos, al acumularse en el primer trimestre de 2014 un crecimiento del 39,9% con respecto al mismo trimestre del año anterior, con avances en todos los canales de venta, del 76,9% en el segmento de alquiler, del 26,8% en el mercado de vehículos empresariales, y del 36,8% en los vehículos de uso particular.

Mientras, los precios registran durante abril un crecimiento del 0,6%, fundamentalmente por el efecto estacional de “vestido y calzado” (+10,4%) con motivo de la entrada en la nueva temporada primavera-verano, lo que conduce a situar la inflación subyacente, que muestra la evolución de los precios descontando el efecto de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, en el 0,7 por ciento.

Con este resultado, el IPC se mantiene sin variación (0,0%) en tasa interanual, cumpliéndose así con el escenario previsto de baja inflación en el que resulta previsible se mantenga durante los próximos meses, lo que contribuirá a dotar de mayores dosis competitividad a nuestros productos y servicios en el exterior, sobre todo en los mercados europeos, principal destino de los productos y servicios canarios y españoles.

El gradual afianzamiento de la recuperación económica de Canarias sigue su curso bajo el liderazgo del sector turístico, en un contexto en el que las economías europeas más afines a Canarias, como Reino Unido y Alemania, conforman la excepción más destacada al perfil de bajo crecimiento observado por la mayoría de nuestros socios europeos.

La actividad del sector turístico sigue siendo el principal valedor sobre el que asentar la recuperación económica de Canarias, no sólo por los efectos directos y de arrastre que produce sobre la actividad y el empleo de las Islas, sino también por su capacidad para reactivar otros sectores como la construcción.

La cobertura de los déficit existentes en la actividad turística, tanto de nuevos establecimientos alojativos para atender la creciente demanda existente en determinados segmentos, como en el ámbito de la rehabilitación, podría suponer, además de una mejora de la competitividad de la principal actividad económica del Archipiélago, un estímulo para un sector especialmente necesitado de políticas de impulso y muy intensivo en factor trabajo como es la construcción, contribuyendo así a aliviar la grave situación en que aún se encuentra inmerso el mercado de trabajo de Canarias.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing