Coyuntura Socioeconmica 2017

Comunicado de la Junta Directiva de la Confederación Canaria de Empresarios

En relación con las declaraciones de D. Juan Fernando López Aguilar, Eurodiputado del Grupo Socialista y Socialdemócrata, publicadas por el diario Canarias 7 en su edición del pasado 29 de enero de 2013, sobre la futura actualización del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, y de instrumentos fiscales contenidos en él, como la Reserva para Inversiones en Canarias, la Junta Directiva de la Confederación Canaria de Empresarios ha acordado, por unanimidad, trasladar a la opinión pública lo siguiente:

  1. En primer lugar, queremos manifestar la sorpresa e indignación del empresariado por las afirmaciones vertidas con relación al REF y sus instrumentos de desarrollo, al estar cargadas de demagogia y poner en tela de juicio la validez de nuestro régimen económico y fiscal en plenas negociaciones de los instrumentos fiscales para el próximo periodo 2014-2020.

Declaraciones de este tipo en nada contribuyen a mantener el necesario consenso que debe primar en el Archipiélago en la defensa de nuestro acervo, e ignoran por completo el acuerdo unánime del Parlamento de Canarias sobre la renovación del REF para el próximo periodo 2014-2020, mediante el que todos los grupos políticos representados en el Parlamento avalaron la validez del REF como instrumento básico para el desarrollo económico de Canarias al dinamizar nuestra economía y fortalecer la estructura productiva y la capitalización de las empresas canarias.

Con estos comentarios no se logra otro propósito que el de trasladar a la opinión pública una visión deformada sobre la utilidad del REF. El REF es un instrumento transversal que surge para compensar a Canarias de los sobrecostes derivados de su condición ultraperiférica, y en él se incluyen tanto medidas económicas como fiscales.

Así, mientras que el REF fiscal ha impulsado la capitalización de las empresas canarias generando el caldo de cultivo necesario para la creación de empleo en las Islas, la vertiente económica ha dado amparo a medidas de compensación imprescindibles para todos los canarios, tales como la desalinización de aguas, las subvenciones al transporte de pasajeros, las subvenciones al transporte de mercancías o la compensación de los precios de la energía, contemplando también otras medidas que no se están ejecutando o se ejecutan con deficiencia, fundamentalmente por una pobre defensa a nivel político, circunstancia en la que el Sr. López Aguilar ha tenido una responsabilidad directa. Este es el caso, por ejemplo, de la falta de equiparación de las inversiones públicas en Canarias a la media nacional o el insuficiente desarrollo de las redes de telecomunicaciones en las Islas.

  1. Rechazamos tajantemente las afirmaciones del Sr. López Aguilar en relación con la Reserva para Inversiones en Canarias, herramienta más potente del REF fiscal, desde su aprobación en 1994. La Reserva para Inversiones en Canarias, lejos de ser un privilegio para los empresarios y autónomos, supone un compromiso de inversión en las Islas. Al acogerse a la RIC, adquieren la obligación de invertir todo ese beneficio en Canarias.

Por tanto, al contrario de lo que afirma el Sr. López Aguilar, el verdadero esfuerzo lo realiza el empresario, que a cambio de acogerse a la Reserva, invierte su beneficio empresarial en la capitalización del entramado productivo de Canarias.

Esta realidad ha sido avalada por profesionales del derecho y la fiscalidad, por jueces y magistrados, que en Jornadas como las celebradas en abril de 2010, donde se debatió sobre la problemática de la RIC, han llegado a concluir que “debe cambiarse la percepción social que se tiene de la RIC. No puede ser considerada como un PRIVILEGIO o beneficio empresarial, sino como un compromiso de dotación y mantenimiento de inversiones productivas, esencial para la creación de riqueza y generación de empleo.”

Causa, por tanto, enorme estupor que el Sr. López Aguilar tache tales mecanismos de “privilegios”, cuando surgieron para atender sobrecostes estructurales que hacen inviable el normal desempeño de la actividad económica en Canarias, y sin los que el Archipiélago difícilmente habría logrado las actuales cotas de desarrollo.

  1. Entrando a valorar en términos cuantitativos el potencial de la Reserva, ésta comienza a tener efectos sobre la actividad y el empleo de Canarias a partir de 1996. Aunque la Ley de modificación del REF de 1994 aprueba la RIC, su potencial no es efectivo hasta dicho año, cuando se realizan las primeras dotaciones correspondientes a la liquidación fiscal del ejercicio 1995.

Entre ese año y 2007, se compromete gracias a la RIC una inversión empresarial directa de casi 20.000 millones de euros en las Islas, periodo en el se crearon en Canarias 382.000 empleos netos, un 55% más de los que existían hasta ese momento. El empleo es una lógica consecuencia de la mayor capitalización de las empresas canarias, ya que sin inversión productiva, no hay empleo sostenible. Y en este logro, algo habremos tenido que ver los empresarios.

Desgraciadamente, la crisis ha minado la capacidad de crear empleo y riqueza, y en ese contexto, la Reserva para Inversiones no ha podido desplegar su potencial. Pero, tal y como se desprende del acuerdo del Parlamento de Canarias del pasado 26 de julio, la falta coyuntural de beneficio derivada de la crisis no invalida esta herramienta, que en todo caso, deberá ser actualizada para dotarla de la mayor efectividad posible en el futuro.

  1. En relación con la “perversión del REF” que según el Sr. López Aguilar supone la materialización de RIC en deuda pública, vuelve a sorprendernos el desconocimiento e irresponsabilidad de sus manifestaciones, toda vez que gracias a la materialización con estos fines, que encuentra sus antecedentes en el extinto Fondo de Previsión para Inversiones, tanto la Comunidad Autónoma de Canarias como los cabildos insulares pueden lograr financiación a un tipo de interés mu y inferior a los establecidos por los mercados financieros, mientras que el destino finalista de la RIC posibilita que dicha inversión en deuda se destine a obra pública, algo esencial en un momento como el actual, de recesión y de ausencia de Fondos Europeos para este tipo de inversiones.
  2. Finalmente, los empresarios consideramos que se trata de una grave irresponsabilidad emitir declaraciones de este calado sin ningún tipo de fundamento, que descalifican sin ninguna clase de argumento a miles de canarios, emprendedores y autónomos, a los que considera “privilegiados”, poniendo en duda sus esfuerzos por consolidar sus empresas y crear cientos de miles de puestos de trabajo durante los años de mayor efectividad de la Reserva.

El Sr. López Aguilar, que no dio muestras de solvencia en la defensa de los intereses de Canarias cuando ejerció tareas de representación de nuestra Tierra, algo que todavía estamos pagando, hace ahora un flaco favor a las Islas al tratar con preocupante ligereza el futuro del REF, alineándose en sus argumentos con aquellos que, por su desconocimiento o incapacidad, pretenden interponer obstáculos a la existencia de un régimen económico y fiscal diferenciado en Canarias.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing