Coyuntura Socioeconmica 2017

¿Cómo promover el empleo de los jóvenes?

Los jóvenes, hoy en día tienen que hacer frente a numerosos desafíos como las elevadas tasas de desempleo que les afectan o unas condiciones de trabajo vulnerables, así como la marginación en los procesos de adopción de decisiones. Para cambiar esta situación, desde Naciones Unidas han hecho un llamamiento a países, organizaciones y entidades para que se asocien con los jóvenes y que puedan ponerse en marcha proyectos que redunden en su beneficio

 

Una relación entre la sociedad y la juventud que debe pasar por establecer asociaciones que cuenten con la participación de los jóvenes, como el apoyo empresarial para los jóvenes emprendedores o las iniciativas gubernamentales para entablar un diálogo sobre temas políticos, entre otras opciones.

En el mundo hay alrededor de 75 millones de jóvenes que no encuentran un empleo. Una situación que se ha visto favorecida por la crisis económica y que desde Naciones Unidas se aboga por cambiar y por potenciar el papel de los jóvenes dentro de la sociedad haciendo un llamamiento a todos los agentes para que se asocien con los jóvenes y pongan en marcha medidas para favorecer su integración. Algunos países como Francia, Alemania, Argentina o China trabajan en esta dirección.

En el caso de Finlandia, durante los tres primeros meses de desempleo los jóvenes inscritos en el programa para acceder a un  empleo reciben una oferta laboral, educación académica, formación profesional u otras medidas para mejorar sus perspectivas de trabajo, mientras que en otros países como Nueva Zelanda se trabaja para facilitar la transición entre la escuela y la educación superior y el trabajo, facilitando el acceso al estudio a jóvenes de 16 y 17 años que no siguen programas formativos.

Otras líneas de acción se centran en la educación y la formación profesional. En este campo, cabe destacar iniciativas como la de China que dispone de más de 3.000 escuelas para trabajadores capacitados en las que se ofrecen cursos de formación profesional básica, contribuyendo de esta manera a que el 95% de los estudiantes que terminan los estudios encuentren un empleo.

Y otras iniciativas son la de Vietnam que está diversificando su sistema de formación profesional para incorporar programas formativos a tiempo completo y periódicos, programas itinerantes y programas de formación en empresas y aldeas en las que se practican oficios tradicionales, o las de Alemania, Austria, Dinamarca y Suecia con sistemas de formación dual que combinan el aprendizaje académico con el de la empresa, sistema que recientemente se ha implantado en otros países como Noruega.

También cabe destacar otra serie de medidas desarrolladas por los países en materia de juventud como la del Reino Unido, país en el que la Comisión para el Empleo y las Competencias Laborales asesora al gobierno en materia de cualificaciones, o la República de Corea, cuyo gobierno ha desarrollado una estrategia de desarrollo de competencias que ha permitido que la industria encuentre la mano de obra que necesita. Por su parte, en Sudáfrica, se ha optado por el Programa Ampliado de Obras Públicas para apoyar el ingreso de las personas mediante el trabajo temporal.

En otros países se han introducido otras medidas como Francia e Italia en los que se conceden incentivos fiscales a los empleadores por contratar y dar formación a los jóvenes, o Argentina que redujo las cotizaciones a la seguridad social durante los primeros 12 meses para el personal recién contratado, entre otras actuaciones.

En  las actuaciones descritas por los países señalados la formación juega un papel determinante para  el acceso al empleo, España puede utilizar estas actuaciones para conseguir reducir la tasa de empleo actual de los jóvenes.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing