Coyuntura Socioeconmica 2017

Acerca

La Confederación Canaria de Empresarios, constituida el 12 de junio de 1978 al amparo de la Ley 19/1977, reguladora del Derecho de Asociación Sindical, está domiciliada en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en la Calle León y Castillo nº 54 2º, debidamente inscrita en el Libro de Registro del antiguamente denominado Ministerio de Relaciones Sindicales, en donde depositó sus Estatutos con fecha 13 de Junio de 1978, siendo la última modificación estatutaria aprobada por la Asamblea General, en sesión ordinaria, celebrada el día 28 de Junio de 2012, debidamente inscrita, con fecha 6 de julio de 2012, en el Libro de Registros de la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias.

Se trata, por tanto, de una asociación empresarial, de naturaleza privada y de participación íntegramente privada que integra, con carácter voluntario, a asociaciones empresariales y empresas privadas, de todos los sectores de actividad y tamaño, ha conseguido representar, al cumplir los criterios de audiencia establecidos en la Disposición Adicional Sexta del Estatuto de los Trabajadores, los intereses generales de los empresarios en el ámbito territorial de Canarias.

Recibe la protección constitucional para garantizar su independencia respecto de la administración pública y lleva a cabo la defensa y promoción de los intereses económicos que les son propios (Art. 7 de la Constitución Española y art. 1.3 de la Ley 19/1977 reguladora del Derecho de Asociación Sindical).

Así, la CCE destaca por ser una organización empresarial de carácter intersectorial de afiliación libre y voluntaria que actúa siempre, bajo los criterios propios de la representatividad que ostenta.

La CCE, por tanto, tiene su razón de ser en el ejercicio del derecho a constituirse como organización que representa, defiende y promociona los intereses económicos y sociales, y en tal sentido:

  1. Asume los problemas comunes del empresariado.
  2. Defiende y fomenta el sistema de economía de mercado y la iniciativa privada.
  3. Promueve y defiende la unidad y la integración empresarial.
  4. Propicia un desarrollo económico y social estable para el Archipiélago.
  5. Gestiona los intereses empresariales cuando le son confiados o cuando éstos son propios de su ámbito representativo.
  6. Estudia las cuestiones o asuntos que planteen las empresas u organizaciones integradas para proponer los criterios o soluciones pertinentes y establecer las líneas de actuación comunes de las organizaciones miembro integradas.
  7. Elabora recomendaciones de actuación en materia socioeconómica y, especialmente, en lo referente a intereses o problemas empresariales de política económica, planificación, coyuntura y relaciones regionales, nacionales internacionales.
  8. Establece y facilita los servicios de interés común o específico que demandan las organizaciones confederadas.
  9. Promueve el avance de los métodos y técnicas de empresa, particularmente desde la realización y difusión de medios de formación e información.
  10. Establece, fomenta y mantiene relaciones con entes locales, regionales, nacionales e internacionales que convengan o beneficien al objeto y fines de la Confederación Canaria de Empresarios.
  11. Es sensible a todas las iniciativas o actuaciones de cualquier orden o naturaleza que tienen relación con el concepto de calidad empresarial, en el que tienen cabida valores como la defensa de la naturaleza y el medio ambiente, la defensa de los valores autóctonos y tradicionales o el desarrollo artístico y cultural.
  12. Promueve actuaciones que permitan la prevención y eliminación de cualquier discriminación por razón de raza, sexo, o por cualquier otra condición o circunstancia personal o social, facilitando la integración de desempleados, mujeres y otros colectivos sociales con dificultades de inserción, además de realizar tareas de sensibilización de la sociedad, y ofrecimiento de servicios de interés empresarial, social y general, que demanden las empresas e instituciones.

El órgano supremo de la CCE es la Asamblea General, donde están representadas todas las organizaciones y empresas integradas. Cada cuatro años, la Asamblea General elige al Presidente y a la Junta Directiva que, a su vez, nombra a los miembros del Comité Ejecutivo. De la Junta Directiva dependen las comisiones que actúan, temporal o permanentemente, como órganos de estudio y consulta de la Confederación. Por otro lado, la Secretaría General representa la línea ejecutiva de la Confederación y es el órgano que aglutina las actividades que se desarrollan en todos y cada uno de los órganos colegiados que integran esta organización empresarial. De igual forma, es competencia de la Secretaría General la gestión administrativa interna de la Confederación Canaria de Empresarios, su gerencia y la materialización y coordinación de todas las actividades preparando y organizando los trabajos.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing