Coyuntura Socioeconmica 2017

La ocupación en Canarias se incrementa en 3.000 personas durante el último trimestre del año.

Según los últimos datos de la EPA publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en Canarias se crearon 3.000 empleos durante el último trimestre de 2012, lo que supone un incremento de la población ocupada del 0,4% en comparación con el dato del trimestre anterior, de modo que el total de ocupados en las Islas al cierre de 2012 se situó en las 749.300 personas.

Por el contrario, el empleo en el ámbito nacional registró un nuevo descenso trimestral estimado, en este caso, en un 2,1% durante el cuarto trimestre del año, lo que implica la destrucción de 363.200 empleos, en comparación con los datos estimados durante el trimestre anterior.

La mejora en la ocupación ha coincidido, en esta ocasión, con una caída de la población activa en Canarias de 6.800 personas, lo que se traduce en un descenso relativo del 0,6 por ciento, que resultó especialmente intensa en el segmento de población extranjera, que se ha visto reducido en 6.200 efectivos, frente a la disminución, más moderada, que observó la población nacional.

La creación de empleo y la caída de la población activa han permitido una disminución del desempleo en Canarias, según la EPA, del 2,5%, en comparación con el trimestre anterior, que, en términos absolutos equivale a aminorar la población parada en 9.800 personas.

De esta forma, la población parada en las Islas se modera hasta los 368.400 desempleados, y la tasa de paro se corrige a la baja en 0,6 puntos porcentuales, hasta representar el 32,96% de la población activa.

Por el contrario, en el conjunto del territorio nacional, y pese a registrarse también una caída de la población activa, incluso más intensa que la observada en Canarias, la destrucción de empleo del último trimestre ha revertido, finalmente, en un incremento del desempleo, elevándose la población parada en un 3,24%, en comparación con el trimestre anterior, hasta alcanzar los 5.965.400 desempleados.

En virtud de este incremento, la tasa de paro nacional se eleva en un punto porcentual hasta representar el 26,02% de la población activa, y de esta manera se acorta la diferencia que mantiene con el dato de Canarias.

En términos interanuales, y aunque es cierto que Canarias continúa destruyendo empleo, lo hace a un ritmo cada vez más moderado, pues, tras haber registrado un descenso interanual del 4,7% durante el tercer trimestre, el último trimestre se ha cerrado con un descenso de la población ocupada del 1,8%, en comparación con el dato de hace un año.

Por lo que respecta al desempleo, el número de parados estimados al cierre de 2012 resulta un 7,7% superior al que estimaba la EPA durante el cuarto trimestre de 2011, lo que evidencia un ritmo de crecimiento que, aunque positivo, menos intenso que el observado durante el periodo anterior, cuando el paro en las Islas experimentó un incremento interanual superior al 15 por ciento.

Según el área de actividad económica, y retomando el análisis intertrimestral, los datos oficiales muestran que el crecimiento del empleo observado durante el pasado trimestre se ha centrado principalmente en la agricultura y la construcción, donde el número de ocupados se ha incrementado en un 11,37% y un 9,30%, respectivamente, y de manera mucho más moderada, en el conjunto de los servicios donde el empleo aumentó en un tímido 0,05 por ciento.

La industria, en cambio, ha destacado como el único sector de actividad donde se ha reducido el número de ocupados, registrando un descenso del 8,76%, corrigiendo así, el fuerte incremento que se había recogido en las estimaciones de la EPA referidas al tercer trimestre, cuando se mostraba un incremento del empleo industrial superior al 11 por ciento.

No obstante, y pese a la mejora observada en el empleo y la corrección a la baja que ha experimentado el nivel de paro en Canarias al cierre de 2012, existen aún algunos elementos que impiden proyectar una recuperación del mercado laboral en el corto o medio plazo, como por ejemplo, la debilidad que ha mostrado el sector servicios en materia de empleo, en un periodo tradicionalmente marcado por repuntes de la actividad derivados de la temporada alta en el turismo y la época navideña en el comercio.

De otro lado, también conviene remarcar que, mientras la EPA muestra un aumento de 9.700 empleos en el sector público, que cuenta con escasos visos de continuidad en el futuro más inmediato, el sector privado aún se resiente, toda vez que, en comparación con el tercer trimestre, su número de asalariados se ha reducido en 1.800 efectivos.

Pese a ello, debemos destacar, como elemento positivo del análisis, el dinamismo que continúan mostrando los emprendedores en las Islas, como así lo demuestra el incremento experimentado por este colectivo de manera consecutiva, durante los dos últimos trimestres del año.

Estos resultados remarcar la necesidad de impulsar las medidas orientadas a estimular el carácter emprendedor deben ser objeto de un mayor impulso, pues resultan clave para el futuro de nuestro mercado laboral.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing