Coyuntura Socioeconmica 2017

¿Cuánto cuesta ser emprendedor? II. (Gastos derivados del establecimiento de un negocio).

Entre los gastos derivados de la gestión de un negocio, y continuando con la línea trazada tras la publicación del primer artículo de esta serie titulado 1. ¿Cuánto cuesta ser emprendedor?. Medidas de apoyo en los gastos laborales del trabajador autónomo,nos adentramos ahora en los que surgen en torno a crear un entorno físico en el que ubicar nuestra empresa y a las costas que ello conlleva

Inicialmente debemos empezar por preguntarnos cuáles son las necesidades reales de nuestra idea. Plantearnos desde a quién va dirigido nuestro producto/servicio hasta la visibilidad que este requiere.

De hecho, existen múltiples actividades comerciales en las que no es necesario poseer un lugar físico para poder trabajar. Negocios relacionados con entornos en los que se venden productos o servicios o incluso, o bien este lugar físico puede llegar a ser nuestro propio domicilio, lo que supone importantes ahorros en materia de alquileres, instalaciones, luz, o agua. Ejemplo de ello resultan actividades tales como servicios sanitarios de atención a domicilio, reparaciones varias (fontanería, informática, albañilería, mantenimiento en general, jardineros…), o transporte/envío de productos

Existen asimismo múltiples actividades que tan solo requieren de una pequeña inversión inicial, como pueden ser los trabajos informáticos, diseñadores, arquitectos, arreglos varios comunitarios (costureros o esteticista), por citar algunos. De hecho, este tipo de actividades, por lo general, no precisan indispensablemente de una visibilidad en calles comerciales y transitadas, por lo que podrían incluso estar ubicados en locales comerciales poco transitados, o en calles y barrios periféricos, donde se reducen notablemente los costes vinculados a la instalación en la se desarrolla la actividad.

 

La importancia de la inversión inicial. El local comercial

Si ya tenemos clara la necesidad de contar con un local comercial para llevar a cabo nuestra actividad, debemos tener en cuenta algunos condicionantes.

En este sentido, un factor especialmente relevante sería el grado de preparación previa con que cuenta el local en el que vamos a desarrollar nuestro proyecto. Así, por ejemplo, la apertura de un negocio de hostelería en un local en el que anteriormente no lo había requerirá de mayor inversión al deber adecuarlo para cumplir con la legislación vigente para negocios de esta naturaleza. En este caso se deben contemplar gastos derivados de las obras y acondicionamiento del local: extracción de humos, baños adaptados o la instalación de maquinaria industrial.

 

 

Gastos legales vinculados al local comercial:

Licencia de apertura (municipales) Se trata del gasto derivado de la tramitación para la apertura de un negocio. En el momento de buscar un local, nave u oficina para tu proyecto, debes tener presente su adecuación a los requisitos exigidos para el tipo de actividad que vas a desarrollar. Es muy importante que averigües esos requisitos antes de empezar la búsqueda para poder utilizarlos a modo de guía.

Conviene asegurarse de que el local cumple todas nuestras necesidades antes de cerrar la compra o alquiler. Compruébalo incluso si en el local ya se ejercía esa actividad. La normativa en ocasiones ha cambiado con respecto a locales con licencias de apertura antiguas y muchas veces no cumplen con la actual.

La licencia de apertura se divide esencialmente en dos tipos de gasto:

  • Las tasas impuestas por el Ayuntamiento: Actualmente exentas -de momento hasta 2015- en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.  Si su ubicación no se encuentra en este municipio, la tasa se aplicará en función de criterios como la relevancia comercial de la zona/calle, el tamaño del local y el tipo de actividad. Las tasas son mayores para actividades calificadas y cuanto más relevante sea una calle y más grande el local.
  • Proyecto técnico: el coste del proyecto dependerá de la complejidad que tenga y la minuta que estime el profesional que elijamos, pudiendo oscilar desde un mínimo de 400 hasta 1.500 euros para actividades inocuas. La cantidad puede ser notablemente superior si la actividad que desarrollemos sea clasificada.

Licencias de apertura clasificadas: son aquellas actividades cuyo desarrollo normal puede ocasionar molestias o riesgos a terceros. Estas actividades se encuentran incluidas o son susceptibles de inclusión en el reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas.

 

Gastos inherentes a nuestro establecimiento

En esta etapa inicial del proyecto, conviene ser previsor y realizar una estimación previa de otros desembolsos que podríamos tener que acometer y ahorrarnos así sorpresas. Entre otros, ha de tenerse una estimación de los gastos derivados de nuestra actividad directamente relacionados con el local, como podrían ser luz, agua y teléfono, impuestos municipales o gastos de mantenimiento, entre otros.

Asimismo, debemos planificar la posibilidad de tener que desembolsar una fianza (acordada previamente en el contrato de arrendamiento). Esta suele suponer, como mínimo, el mismo importe de una mensualidad de alquiler, pero tampoco resulta extraño que alcance las tres o cuatro mensualidades, dependiendo del riesgo y magnitud del negocio.

 

Viveros de empresa

Existen opciones para reducir en el comienzo de tu actividad los costes fijos. Una manera de abaratarlos puede ser ubicando nuestra actividad empresarial en un vivero de empresa. A través de la red de viveros de la isla, el emprendedor podrá optar a un espacio físico, así como acceder a una serie de servicios adicionales que potencien el desarrollo de su proyecto.

Existen múltiples formas y modelos, pero en esencia, lo que se busca con esto es facilitar la consolidación de nuevos proyectos empresariales facilitando un alquiler a un precio inferior al de mercado y con unas condiciones óptimas para nuestra etapa más complicada: la implantación de nuestra marca.

En general, suelen estar destinados a despachos profesionales, aunque también hay viveros que dan opción a otro tipo de proyectos, como pueden ser talleres, almacenes o empresas relacionadas con mecánica y reparaciones.

Desarrollado por WordPress | Ironika Keyword Marketing